Espectáculos
Ver día anteriorMiércoles 29 de mayo de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La muestra, de 15 piezas, es la primera que se monta en España sobre el mexicano

Exhiben la fotografía del pensamiento de Armando Salas Portugal; obra inédita

Se verifica con frecuencia el maravilloso fenómeno de obtener una imagen sin la luz, sustituida por una concentración mental en plena oscuridad y ante o en contacto corpóreo con una película sensible y virgen, que se revela en el cuarto oscuro, decía el artista y alquimista acerca de su teoría

Foto
Foto
Foto
Foto
Las imágenes de estas páginas son parte de la exposición que se abrió en MadridFoto Armando Salas Portugal
Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 29 de mayo de 2013, p. 8

Madrid, 28 de mayo.

El fotógrafo mexicano Armando Salas Portugal fue un visionario, un alquimista de la imagen que en una parte de su obra, quizá la más desconocida, mezcló sus conocimientos de química con el poder evocador de la meditación. El resultado fue una especie de subgénero que llamó La fotografía del pensamiento o fotografía numinal, que son imágenes abstractas que una vez reveladas exponen los misterios del cerebro y el enigmático sinfín de sus recovecos.

La galería española Freijo Fine Arte, en Madrid, expone desde hoy una serie de fotografías inéditas y que nunca habían sido impresas, además de que supondrá la primera muestra de Salas Portugal en España y que se hará en el contexto del prestigioso festival PhotoEspaña.

Salas Portugal nació en la ciudad de México en 1916 y desde muy joven se interesó por lo que en aquellos años era un invento reciente: la fotografía, que evolucionaba a un ritmo trepidante. Él, primero desde México y después desde la Universidad de California, siguió con interés las novedades que se iban incorporando a la fotografía.

Pero también fue un científico –estudió química– y un alquimista que se especializó como perfumista. Así que después de recorrer el país con su cámara a cuestas, con su mirada singular, desarrolló un método y unas técnicas propias de revelado, así como su particular aportación a los elementos químicos en el proceso de creación de una fotografía; desde el momento de captar la instantánea hasta el proceso final, en el que se imprime en papel.

Fue en plena década de los años 60 del siglo pasado, cuando estaban en marcha otros movimientos de fotografía síquica o paranormal, como el que enarbolaba el japonés Tomobichi Fukurai, el momento en el que se adentró más en este tipo de trabajo. Él reflexionó y escribió mucho sobre esa fotografía del pensamiento, en un texto que escribió en 1968, en el que desveló algunos detalles de su trabajo: En la fotografía numinal, si así puede llamársele, se verifica con frecuencia el maravilloso fenómeno de poder obtener una imagen fotográfica sin el importante elemento luz, que es sustituida mediante una concentración mental efectuada en plena oscuridad y ante o en contacto corpóreo con una película sensible y virgen, que a continuación se revela en el cuarto oscuro.

Un proceso enigmático que concentró una buena parte de su obra y que de hecho es la menos conocida de su amplío bagaje, que ha trascendido más por sus fotografías de paisajes o de arquitectura. De hecho, las 15 fotografías que se imprimieron para la exposición desde los negativos originales van acompañadas de cinco más vintage o impresiones de la época de otros negativos también pertenecientes al archivo de la fotografía del pensamiento.

Es una obra que además define con lenguaje poético: Pensamiento que busca huellas y símbolos en el eco Luminoso (sic) que se desplaza y bulle entre nosotros. Pensamiento que circunda y capta fuerzas y esencias que giran en el tiempo, y llegan las imágenes en la corriente de los ríos siderales y en las luces que solamente se adivinan en la soledad del infinito. Pensamiento que penetra las remotas raíces donde nacen las formas y los sueños.

La galerista española Angustias Freijo, especializada en buscar y exponer a artistas originales y en ocasiones poco conocidos, sobre todo mexicanos, dijo a La Jornada: Lo que me interesó más, después de enamorarme de su obra, fue su fotografía del pensamiento. Es una faceta casi desconocida y creo que es importante darla a conocer. De hecho la exposición se relaciona mucho con todos los inventos que se hicieron o se trataron de hacer para llevar a cabo la radiología y la fotografía por telepatía. Este es el verdadero origen de su fotografía del pensamiento. De hecho el profesor Chancellor, que era un científico francés muy excéntrico, se puso en contacto con Salas, quien para entonces ya era un fotógrafo reconocido por su paisajes, y le propuso hacer este trabajo. Para ello viajaron a Oxford.

Freijo se refiere al doctor Philipp M. Chancellor, un millonario excéntrico y médico francés que le descubrió en 1958 los laboratorios DeLaWar, en Oxford, en los que había la cámara Mark 1, con la que se habían realizado las primeras fotografías del pensamiento y él mismo llegó a desarrollar una técnica con la que fue capaz de producir patrones de energía sobre una placa fotográfica.

Salas Portugal adquirió el aprendizaje de Chancellor y, con su singular visión y sus propios conocimientos químicos, se volcó en un trabajo que lo llevó a reflexionar y a intentar hacer una teoría sobre él, consciente de la dificultad de explicar algo tan intangible y abstracto. Así lo reconocía en un escrito: Es difícil aceptar que una meditación, llevada a la intensidad de concentración, pueda imprimir una imagen latente en una película fotográfica. Pero es factible admitir que a través de un ciclo de concentración, el individuo llegue en su mecanismo interno a un estado emotivo determinado, por el cual se genere un tipo de energía con cualidades actínicas semejantes a las de la luz.

Freijo explicó que la muestra de esa fotografía del pensamiento que se expone en su galería es sólo una parte, pequeña, del enorme acervo que hay en el archivo de la Fundación Armando Salas Portugal, que está a cargo de su hijo, Armando. Mi objetivo para el futuro es hacer una gran exposición de este artista en España y otros países de Europa, donde podamos mostrar lo más representativo de su obra, que es de una enorme importancia y de una riqueza artística extraordinaria.

La exposición, resultado de 10 años de investigación de ese archivo, permanecerá abierta en Madrid hasta el próximo septiembre.

Añadir un comentario