Mundo
Ver día anteriorLunes 17 de junio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El presidente confía en hallar un equilibrio seguridad-libertades, dice el jefe de gabinete

Obama no cree que se haya violado el derecho a la privacidad en EU

Le debemos al pueblo estadunidense un debate sobre los programas de inteligencia: senador

Cheney defiende el trabajo de la NSA; “no se obtuvo la información de la tía Fanny”, dice

Foto
Denis McDonough, jefe de gabinete de la Casa Blanca, ayer durante el programa Face The Nation de la cadena CBSFoto Ap
Reuters, Notimex y Afp
 
Periódico La Jornada
Lunes 17 de junio de 2013, p. 21

Washington, 16 de junio.

El presidente estadunidense, Barack Obama, no cree que el recientemente revelado programa secreto de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) para vigilar registros telefónicos y datos de Internet haya violado los derechos a la privacidad de los estadunidenses, afirmó hoy Denis McDonough, su jefe de gabinete.

En declaraciones al programa Face The Nation de la cadena CBS, McDonough también señaló que no conoce el paradero de Edward Snowden, el ex contratista de la NSA y ex agente de la CIA (Agencia Central de Inteligencia) quien dijo ser la fuente de reportes del diario británico The Guardian y del Washington Post sobre el programa de la agencia conocido como PRISM.

Cuando se le preguntó si Obama siente que ha violado la privacidad de los estadunidenses, McDonough declaró: No, él no lo siente así.

Si bien defendió el plan de vigilancia, McDonough dijo que la existencia de estos programas obviamente ha puesto nerviosa a mucha gente. Indicó que Obama recibe con beneplácito el debate público sobre este tema porque él cree que debemos hallar el equilibrio correcto, y no nos mantendremos perpetuamente en pie de guerra.

Si pudieran ver la cantidad de complots frustrados

Las revelaciones del programa de supervisión de datos telefónicos y de Internet de la NSA han motivado críticas contra el gobierno de Obama de que habría ampliado el aparato que el republicano George W. Bush construyó después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington.

Le debemos al pueblo estadunidense un debate pleno y abierto sobre la extensión de estos programas, dijo el senador demócrata Mark Udall, crítico de larga data de los planes de vigilancia, en el programa Meet the Press de NBC.

Al describir las actividades que supervisa la secreta Corte de Vigilancia de Inteligencia Internacional, Udall dijo: no creo que este sea el enfoque estadunidense ante un mundo en el que tenemos grandes amenazas. Mi primera meta es proteger al pueblo estadunidense, pero podemos hacerlo de una forma que también respete nuestras libertades civiles.

El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Rogers, defensor de los esfuerzos de vigilancia, indicó a la cadena CNN que la NSA entregará información sobre amenazas terroristas que fueron evitadas por el programa.

Nosotros sabemos que hay decenas de ellas, y la razón por la que están siendo cuidadosos es porque queremos que cada una de estas instancias sean dadas a conocer, ojalá, a principios de la próxima semana para ser tan precisos como podamos y no revelar una fuente o método de cómo interrumpimos el ataque exactamente, dijo Rogers.

Si pudieras ver tan sólo el número de casos en que hemos podido detener un complot, creo que los estadunidenses llegarían a una conclusión diferente de toda la retórica engañosa que he escuchado durante las últimas semanas, aseveró Rogers, quien agregó que espera que Snowden, cuya última ubicación conocida es Hong Kong, aún se encuentre en algún lugar de China.

El ex vicepresidente republicano Dick Cheney defendió este domingo los programas de espionaje de comunicaciones al asegurar que son necesarios para prevenir ataques.

Cheney desempeñó un papel clave durante el gobierno de Bush, que desarrolló y aprobó los programas de vigilancia de la NSA.

La razón por la cual comenzamos con eso, es que fuimos atacados, peor que Pearl Harbor, afirmó Cheney a la cadena Fox News, al referirse al 11 de septiembre de 2001.

En cuanto a las críticas contra los programas, Cheney sostuvo: “Existe la idea de que obtuvimos información personal sobre la tía Fanny o Chris Wallace o quienquiera que sea. Pero no es verdad, así no funcionan las cosas” y calificó a Snowden de traidor, al indicar que cometió crímenes y violó acuerdos dada la posición que tenía.

A todo esto, el diario británico The Guardian informó este domingo que el gobierno británico ordenó espiar las llamadas telefónicas de políticos extranjeros que participaron en la cumbre del Grupo de los 20 (G-20) en Londres en 2009, entre ellos el entonces presidente ruso Dmitri Medvediev.

Los documentos secretos de la NSA filtrados por Snowden y obtenidos por el rotativo revelan que durante las reuniones del G-20 en abril y septiembre de 2009 el servicio de inteligencia británica Government Communications Headquarters, utilizó métodos innovadores de espionaje para interceptar las comunicaciones de las delegaciones extranjeras que acudieron al encuentro.

Los documentos sugieren que la operación fue aprobada al más alto nivel, directamente por la administración del entonces primer ministro Gordon Brown.

Esta filtración ocurre en momentos en que se alista la cumbre de los países del Grupo de los Ocho (G-8), que tendrá lugar este lunes en Irlanda del Norte, lo que podría provocar cierta tensión entre los delegados que tendrán la oportunidad de preguntarle al primer ministro británico, David Cameron, por qué fueron espiados en 2009 y si esto va a repetirse, según algunos analistas.

Añadir un comentario