Mundo
Ver día anteriorJueves 27 de junio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 

Ecuador expresa que podría tardar 2 meses en decidir si da asilo al ex contratista de la NSA

El ex juez Baltasar Garzón descarta asumir la defensa de Edward Snowden
Foto
Zona de tránsito del aeropuerto de Moscú donde, según reportes oficiales, continúa Edward SnowdenFoto Reuters
Afp, Dpa y Reuters
 
Periódico La Jornada
Jueves 27 de junio de 2013, p. 29

Madrid, 26 de junio.

El ex juez español Baltasar Garzón no se hará cargo de la defensa del ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden, quien seguía este miércoles por cuarto día en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú tras pedir asilo político a Ecuador. Quito indicó que podría tardar hasta dos meses en tomar una decisión y negó haberle dado documentación al experto en informática para facilitar su viaje a Rusia desde Hong Kong, como aseguró Wikileaks.

El despacho de abogados ILOCAD ha decidido no asumir la defensa de los intereses del señor Snowden, cuyo paradero se desconoce, señaló un documento firmado por Garzón enviado a medios españoles, sin dar más explicaciones.

Los diarios The Guardian y The Washington Post revelaron el pasado día 5 un amplio programa de espionaje de la NSA a través de nueve gigantes de Internet, entre ellos Microsoft, Google, Yahoo, Aol, Facebook y Skype, denominado PRISM. El 9 de junio, Snowden se identificó como el responsable de esa filtración, y las autoridades estadunidenses lo acusaron de espionaje.

El ex juez de la Audiencia Nacional española defiende a Julian Assange desde hace casi un año y en el comunicado ratificó que continúa con la representación legal del fundador de Wikileaks, en la defensa del derecho fundamental a la libertad de información y de expresión.

Wikileaks pidió a Garzón el domingo que asesorara a Snowden y que coordinara a su equipo de abogados como hace con Assange, quien se encuentra en la embajada de Ecuador en Londres desde hace un año para evitar ser detenido y extraditado a Suecia, donde enfrenta acusaciones de abuso sexual.

Assange, cuyo sitio filtró cientos de miles de documentos secretos estadunidenses, teme que si es llevado a Estocolmo sea enviado a Estados Unidos, donde podría enfrentar cadena perpetua o la pena capital.

El gobierno ecuatoriano aclaró que responder a la solicitud de Snowden puede demorarse.

La decisión del asilo puede resolverse en un día, una semana o, como pasó con Assange, podría tomar dos meses, dijo en Twitter el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño. No hay ningún pasaporte, ningún documento que se le haya entregado por parte de ningún consulado ecuatoriano, dijo por su parte el ministro de Relaciones Exteriores encargado, Galo Galarza.

El presidente Rafael Correa rebatió un editorial del Post en el que se cuestionó la disposición de Quito a otorgar asilo a Snowden y lo que el rotativo caracterizó de persecución a periodistas independientes. “Han logrado centrar la atención en Snowden y en los ‘malvados’ países que lo ‘apoyan’, y se olvidan las terribles cosas que denunció contra el pueblo norteamericano y el mundo entero”, afirmó el gobernante en Twitter.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, se refirió de nuevo este miércoles a Snowden y aseguró que su gobierno le otorgaría casi seguro asilo en caso de que lo pidiera.

La presencia de Snowden en Moscú sigue alimentando las tensiones con Washington, a pesar de que el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, señaló este miércoles que hay conversaciones entre ambos países.

De su lado, Moscú reiteró que Snowden, a quien Estados Unidos canceló el pasaporte, puede irse cuando quiera. No ha violado la ley rusa, no ha cruzado la frontera, está en la zona de tránsito del aeropuerto y puede volar a donde quiera, afirmó el canciller, Serguei Lavrov. Las amenazas de Estados Unidos a Rusia y China no surtirán efecto, advirtió a su vez Alexei Puchkov, jefe de la comisión de Asuntos Exteriores en la Duma.

Snowden, de 29 años, llegó a Hong Kong el 20 de mayo procedente de Hawai, y de ahí viajó el domingo hacia Moscú.

En tanto, la ministra alemana de Justicia, Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, pidió al gobierno británico que explique ante sus socios europeos su actividad de espionaje de las comunicaciones electrónicas, en dos cartas a las que Afp tuvo acceso.

Según documentos revelados por Snowden al diario The Guardian, los servicios de inteligencia británicos tienen acceso a cables de fibra óptica usados en las comunicaciones mundiales. Este programa, bautizado Tempora, causó comprensiblemente una gran inquietud en Alemania, escribió Leutheusser-Schnarrenberger en cartas dirigidas a dos ministros británicos.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks