Política
Ver día anteriorViernes 5 de julio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Golpe al Derecho Internacional
Vargas Llosa critica el trato que dieron al líder boliviano
Dpa
 
Periódico La Jornada
Viernes 5 de julio de 2013, p. 5

Madrid, 4 de julio.

Mario Vargas Llosa no quiere a Edward Snowden en América Latina, según dijo en Madrid, donde además criticó duramente el inaceptable trato que algunos países europeos dieron al boliviano Evo Morales al sospechar que en su avión iba el ex técnico de los servicios secretos estadunidenses.

Los gobiernos europeos han tratado de manera despectiva al presidente de un país soberano, denunció en la Casa de América de Madrid, donde presidió un encuentro sobre libertad de prensa en América Latina.

Se trata de un hecho inaceptable y que merece las críticas, manifestó.

Morales es una víctima de todo el asunto de Wikileaks, dijo el escritor, después de que el mandatario boliviano tuviera que pasar 13 horas varado en el aeropuerto de Viena.

Sobre el ex técnico de los servicios secretos estadunidenses, Vargas Llosa expresó su deseo de que “no acabe exiliado en América Latina. No tengo ninguna simpatía por él ni por Wikileaks”, aseguró.

Según el escritor, aunque pueda parecer que Snowden es un defensor de la libertad de expresión y la transparencia, en realidad lo que hace es perjudicar a gobiernos democráticos y dar coartada a gobiernos autoritarios.

Vargas Llosa habló también de Ecuador y de su presidente, Rafael Correa, y criticó como el peor ataque a la libertad de expresión en la región latinoamericana la ley de comunicación que aprobó el Parlamento ecuatoriano a instancias del Ejecutivo.

Correa es el presidente que está golpeando la libertad de expresión más fuerte que ningún otro país en América Latina, con excepción de Cuba, dijo. Y arremetió además contra él por su actitud condescendiente hacia Snowden y Julian Assange, el fundador de Wikileaks.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks