Mundo
Ver día anteriorSábado 13 de julio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Reprueba que Rusia le permitiera un encuentro con promotores de las garantías básicas

Snowden no es defensor de derechos ni disidente, sino un criminal fugitivo: EU

Merece protección internacional, expresa la comisionada de Naciones Unidas Navy Pillay

David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 13 de julio de 2013, p. 23

Nueva York, 12 de julio.

El gobierno de Barack Obama reiteró hoy que Edward Snowden es sólo un fugitivo con cargos criminales y no un defensor de los derechos humanos o un disidente, y criticó a Rusia por permitir que el ex contratista de inteligencia sostuviera una reunión con representantes de derechos humanos y abogados en el aeropuerto de Moscú –lo que calificó de plataforma de propaganda–, en la cual denunció que es víctima de una persecución política sin precedente por autoridades de Estados Unidos.

Pero la alta comisionada de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas y algunas de las principales agrupaciones que defienden esas garantías básicas expresan que personas como Snowden, que divulgan información relacionada con asuntos sobre derechos humanos, merecen protección bajo la ley internacional, complicando así la crisis diplomática que el caso ha detonado para Washington.

El caso de Snowden continuó ocupando buena parte de la agenda presidencial, ante la irritación y frustración de la Casa Blanca. Obama sostuvo hoy una conversación telefónica con el presidente Vladimir Putin, en la cual abordaron el tema, entre otros. Aunque Washington no ofreció más detalles sobre el intercambio, se supone que Obama reiteró la posición estadunidense de que Snowden debe ser regresado al país para enfrentar cargos criminales, incluyendo espionaje.

Aun antes de la conversación entre los mandatarios, el gobierno de Obama se había quejado de que el gobierno ruso había facilitado la reunión convocada hoy por Snowden en el aeropuerto de Moscú. El vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, comentó a medios que ofrecer una plataforma de propaganda para Snowden es contrario a las declaraciones previas del gobierno ruso sobre la neutralidad de Rusia (en este asunto). Además, dijo, es incompatible con las afirmaciones rusas de que no desean que Snowden dañe más los intereses estadunidenses, en referencia a las condiciones oficiales anunciadas por Putin de que se contemplaría su asilo sólo si el fugitivo aceptaba suspender toda actividad que afectara los intereses estadunidenses.

Carney afirmó que no queremos que esto dañe nuestra relación importante con Rusia, y continuamos discutiendo nuestra opinión firme de que hay una justificación legal absoluta para que sea expulsado, para que sea regresado a Estados Unidos para enfrentar los cargos presentados en su contra por la filtración de información clasificada. Subrayó que Snowden no es un activista de derechos humanos ni un disidente, sino únicamente alguien que enfrenta cargos criminales ante la justicia.

Tanto el esfuerzo por capturar a Snowden como la información que filtró a The Guardian y The Washington Post sobre los programas de espionaje no sólo de estadunidenses, sino de ciudadanos en Europa, Asia y América Latina, incluyendo México, han generado tensiones diplomáticas, protestas oficiales e investigaciones por todas partes, incluso en Estados Unidos.

Ahora, con la solicitud formal de asilo en Rusia presentada hoy por Snowden –primera presentación personal desde que llegó a Moscú de Hong Kong el 23 de junio–, ante representantes de organizaciones de derechos humanos y abogados en el aeropuerto de Moscú, y con los ofrecimientos oficiales de asilo por Venezuela, Bolivia y Nicaragua, el manejo diplomático por Washington entra a una nueva fase, en la cual el propio presidente tuvo hoy que abordar el tema.

El esfuerzo del gobierno de Obama por calificar a Snowden de espía y criminal prófugo no está prosperando. No sólo ha sido rechazada esa caracterización por los gobiernos que han ofrecido asilo y otros ex oficiales estadunidenses que filtraron documentos secretos para denunciar engaños y abusos de su gobierno (incluyendo Daniel Ellsberg, el más famoso). Hoy, Navi Pillay, alta comisionada de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, la disputó.

El caso de Snowden ha demostrado la necesidad de proteger a personas que divulgan información sobre asuntos que tienen implicaciones para los derechos humanos y la importancia de asegurar el respeto al derecho a la privacidad, expresó Pillay en un comunicado emitido en Ginebra. Sistemas legales nacionales tienen que asegurar que haya vías adecuadas para que individuos que divulgan violaciones de derechos humanos puedan expresarse sin temor a represalias, afirmó.

Algunas de las principales organizaciones de derechos humanos y libertades civiles también han descalificado los argumentos del gobierno de Obama en este caso. Amnistía Internacional reiteró hoy su apoyo a los derechos de asilo y libre expresión de Snowden, a quien considera un denunciante (whistleblower), cuyas acciones fueron justificadas al revelar programas de vigilancia ilegales que indudablemente interfieren con el derecho de privacidad del individuo. Manifestó: Estados que intentan detener a una persona por revelar comportamiento ilegal no están respetando el derecho internacional. La libertad de expresión es un derecho fundamental.

La Unión Americana de Derechos Civiles reafirmó el jueves que Snowden tiene el derecho de solicitar asilo, ya que la ley estadunidense no ofrece protecciones suficientes para denunciantes. Cualquier consideración de su solicitud de asilo tiene que tomar en cuenta que el señor Snowden está en riesgo de enfrentar un juicio no imparcial, una condena muy severa y hasta el aislamiento solitario que puede llegar a ser un trato o castigo cruel, inhumano o degradante.

Anteriormente, Human Rights Watch también se pronunció en favor del derecho de Snowden a solicitar asilo. Declaró: Estados Unidos debe tener presente que por muchas décadas ha ofrecido asilo político a gente que sufre penas severas por criticar a sus gobiernos. No debería aplicar una doble norma trabajando en contra de otros gobiernos que podrían extender asilo en este caso.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks