Mundo
Ver día anteriorMartes 16 de julio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Pidió ayuda para atender casos de secuestros en Afganistán y Yemen

La inteligencia alemana utilizó datos interceptados por Washington: Bild
Reuters y Dpa
 
Periódico La Jornada
Martes 16 de julio de 2013, p. 25

Berlín, 15 de julio.

La agencia exterior de inteligencia de Alemania (BND) conocía el seguimiento y almacenamiento por Estados Unidos de datos de alemanes dentro del programa de espionaje PRISM durante años y los usó en casos de ciudadanos secuestrados en el extranjero, informó hoy el diario Bild.

De acuerdo al rotativo alemán, la BND tenían constancia desde hace años de que Estados Unidos se dedicaba a almacenar datos, algo que hasta el momento ha negado categóricamente el gobierno de la canciller federal Angela Merkel, e incluso se llegó a pedir ayuda para hacer frente a secuestros en Afganistán y Yemen.

De esta manera, Alemania obtenía información de la Agencia de Seguridad Nacional estadunidense (NSA, por sus siglas en inglés) sobre las últimas llamadas telefónicas o correos electrónicos de los secuestrados para ver dónde se encontraban antes del plagio, con quién se habían comunicado y a dónde querían ir.

Ante la pregunta del diario alemán sobre la colaboración en el pasado de los servicios secretos alemanes con los estadunidenses para conseguir datos de comunicación de ciudadanos alemanes, un vocero del gobierno alemán se limitó a contestar que es conocido que entre las dos agencias existe cooperación desde hace tiempo, pero se negó a comentar detalles.

Según informaciones cercanas a los círculos del gobierno de Barack Obama a las que tuvo acceso Bild, Estados Unidos espió con PRISM y otra serie de programas secretos todas las comunicaciones electrónicas de ciudadanos no estadunidenses en el extranjero, incluida Alemania.

Los contenidos obtenidos con estos programas de espionaje se borran por regla general tras tres o seis meses. Sin embargo, los conocidos como metadatos (quién escribió a quién y cuándo y el asunto del correo) se guardan, por el contrario, para siempre.

El mes pasado Estados Unidos confirmó la existencia del PRISM, después de que el ex contratista de la NSA, Edward Snowden, reveló la existencia de ese programa, que obtiene datos de usuarios europeos y otros por conducto de las empresas Google, Facebook, Skype y otras firmas de Internet.

Merkel, quien ha dicho que supo por vez primera de este escándalo a través de los medios, prometió el domingo que perseguiría una normativa de protección de datos europea más estricta, e indicó que espera que Washington acate la disposición alemana en el futuro.

En todo caso, la revelación de Bild abre un nuevo frente para la gobernante conservadora a dos meses de las elecciones en las que aspira relegirse.

Por otra parte, Hamadoun Touré, director de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, declaró que las filtraciones hechas por Snowden crearon una posibilidad para que los países pongan un alto a la guerra cibernética.

Nos da oportunidad, y sigo diciendo que debemos tender puentes, declaró Touré, quien trabaja con la Interpol y la oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.

Señaló que se necesita un tratado en el que los países prometan un acceso más seguro a Internet para sus ciudadanos y los proteja de ataques.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks