Mundo
Ver día anteriorMartes 16 de julio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La cancillería presenta lista de funcionarios y empresarios vigilados

Propone Argentina que América Latina se organice ante espionaje estadunidense
Stella Calloni
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 16 de julio de 2013, p. 26

Buenos Aires, 15 de julio.

En el marco de las denuncias por espionaje en Argentina, Brasil y otros países de América Latina por Estados Unidos, revelados por el ex contratista de la Agencia Nacional Seguridad (NSA), Edward Snowden, el ministro argentino de Defensa, Agustín Rossi sostuvo que resulta clave ante el espionaje en la región, tener un sistema de radarización propio

Explicó que las fuerzas armadas locales cuentan con tecnología, diseño y todos los radares para cubrir el territorio en los próximos años, lo que permite soberanía y capacidad de elaboración autónoma.

Consideró que la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) tiene que tener un sistema de tecnología en radares integrado al conjunto de América Latina, como una forma de evitar el control externo.

El sistema de radarización local está conformado por aparatos de fabricación propia o que han sido reparados y refuncionalizados por parte del la empresa estatal para la construcción de radares INVAP, Ingeniería SA, situada en Bariloche, al sur del país.

La fuerza aérea tiene en Merlo, provincia central de San Luis, el dispositivo de control y concentra allí la información del sistema en toda Argentina, informó el ministro y agregó que el país tiene un desarrollo en materia de radares y aeroespacial más que importante.

En este aspecto destacó la necesidad de integración regional, especialmente en momentos como éste en que se expone la situación de vulnerabilidad de los países y puso como ejemplo el caso de los acuerdos entre Argentina y Ecuador de complementación y transferencia de tecnología y de analizar cómo se integra también la industria ecuatoriana al armado de los radares.

No vamos a hacer con los países hermanos lo que no queremos que nos hagan a nosotros. Y eso también nos permite seguir desarrollando nuestras potencialidades, aseguró.

En torno a la idea clave de mayor soberanía dijo que la producción para la Defensa y la decisión de darle mayor capacidad a las empresas que tiene el Ministerio, como Fabricaciones Militares, o el complejo industrial-naviero con cabeza en Tandanor, en el que hemos intervenido en cinco años en más de 800 embarcaciones muestra ese camino.

Es poco conocido en el mundo el enorme salto que se ha producido en los últimos tiempos en esta producción y la interactuación entre INVAP, la Comisión Nacional de Energía Atómica y el Instituto (de alta tecnología) Balseiro, junto con las universidades de Cuyo y Río Negro. Son lugares desde donde se produce una fuerte interacción en la generación de conocimiento.

Recientemente durante una cena anual con las fuerzas armadas, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hizo importantes anuncios; entre ellos planteó el desplazamiento de tropas, fundamentalmente del ejército, lo que implica reforzar la tarea que vienen haciendo las fuerzas armadas en el escudo Norte, que es la frontera seca con menos accidentes geográficos que tiene Argentina, a diferencia de la Cordillera con Chile.

En ese lugar donde existe colaboración de la fuerza aérea con las de seguridad mediante el sistema de radarización, también podríamos pensar un diseño similar con personal del ejército, con un patrullaje en esa frontera que sea disuasivo, claramente, indicó.

Resaltó asimismo que en todos estos proyectos se cumplirán siempre lo que prescribe la ley de Defensa y de Seguridad Interior, en cuanto a que las fuerzas armadas no pueden realizar tareas de seguridad interior, pero sí cuidar nuestras fronteras, y también cumplir con los nuevos esquemas defensivos. Ha habido serios cambios en las nuevas doctrinas de defensa y amenazas como la actual, sólo empujan a apresurar una serie de proyectos de recuperación soberana, señalan funcionarios de Defensa.

En tanto, el canciller, Héctor Timerman, dio a conocer un informe con una lista de nombres de más de cien funcionarios públicos, periodistas, abogados, empresarios y otros que han sido espiados y recordó que tener información sobre alguien implica tener un grado de control.

El canciller presentó ante la justicia la documentación de un centenar de nombres de personas, sus correos electrónicos, con sus respectivas contraseñas, víctimas de una red de espionaje internacional, que le fue entre durante la reciente cumbre del Mecado Común del Sur en Uruguay.

Fue un funcionario de alto rango de un gobierno extranjero el que le entregó la lista, y Timerman adelantó que los cancilleres de la región analizan exigir a las empresas multinacionales Facebook y Google que almacenen los datos en los países en que se originan y no en Estados Unidos.

Sería un espanto que Argentina desechara por sí misma la información que recibió de un servicio de inteligencia de otro país, dijo y advirtió que esta red de espionaje “no fue algo que le ocurrió sólo a nuestro país sino que se trató de una operación en la que estuvieron involucrados o fueron atacados varios países de la región. De hecho, en el marco de la cumbre de Uruguay varios ministros de Relaciones Exteriores recibieron información, dijo.

Quienes le entregaron la información explicaron que desde hace tiempo sus servicios de inteligencia se encontraban investigando una operación de espionaje que operaba sobre el gobierno del informante y se encontraron con esta sorpresa. Debido a la importancia del asunto se decidió la entrega a las autoridades argentinas y de otros países, detalló Timerman.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks