Cultura
Ver día anteriorSábado 20 de julio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La exposición colectiva titulada Mano de seis dedos se inaugura en Casa Galería

Con dibujos al alimón hicimos un ejercicio de simbiosis y sinergia: Gorka Larrañaga

Buscamos profesionalizar nuestro trabajo al margen de patrones institucionales, indica el artista

Foto
Gorka Larrañaga, en el recinto de Abasolo 37, Santa Úrsula Coapa, durante la entrevista con La JornadaFoto Luis Humberto González
Merry MacMasters
 
Periódico La Jornada
Sábado 20 de julio de 2013, p. 5

En un ejercicio de simbiosis y sinergia, a lo largo de cuatro meses media docena de artistas de diferentes procedencias y edades realizaron dibujos al alimón con resultados que van desde el cómic y lo surrealista hasta lo lírico y lo bizarro.

Mano de seis dedos es el título elegido para mostrar en Casa Galería la colectiva de dibujo en la que participan los mexicanos Alex Aceves (1987), Bruno Valasse (1987), Carlos Uzcanga (1987), Elías Zacarías (1988), el vasco Gorka Larrañaga (1974) y el cubano Irving Vera (1979).

Larrañaga, pintor y responsable del proyecto artístico en Casa Galería con seis años de existencia, explica la dinámica de esa propuesta: “Nos reuníamos todos los lunes, durante tres horas. Cada uno había empezado un dibujo en su estudio. En las sesiones se comentaban los avances en cada dibujo y se intercambiaban. A veces uno recomendaba que alguien más continuara el dibujo. Otras ocasiones, uno seleccionaba el dibujo de otro de los participantes.

Había una dinámica muy abierta, no la de los cadáveres exquisitos, porque no buscábamos esas confrontaciones sorpresivas entre diferentes formas de hacer, sino lo contrario: que nuestras formas de hacer se acoplaran, que el otro artista que trabaja contigo de alguna manera se acople a tus modos de hacer. Incluso que llegue a hacerlo igual que tú, sin que lo advierta.

Al ver el producto final, los participantes cayeron en la cuenta de que había diferentes series. Sin embargo, lo que llamó la atención fue que en conjunto la obra resultante era inesperada.

Son resultados que de manera individual nunca hubiéramos podido generar. Lo que queda de los cuatro meses de trabajo es que la simbiosis conseguida entre los seis ha llegado a un momento en que es muy difícil identificar dónde está uno y dónde está el otro, porque de alguna manera cada uno ha acaparado los modos, las líneas, las veladuras y las formas de hacer de los demás, expresa el entrevistado.

Faltan espacios independientes

Hay dibujos en los cuales participan todos, pero por lo general tres o cuatro artistas intervienen cada obra. Funciona a partir del propio dibujo, señala Larrañaga. En lo que sí están todos es en la toma de decisiones, en preguntar, ¿este dibujo está terminado? No. Todavía hay que meterle más. Tú, ¿qué le meterías? ¿Quién crees que conviene para trabajarlo? Esta interrelación está en todos los dibujos.

Larrañaga explica que el proyecto Casa Galería parte de una filosofía situacionista, es decir, “trabajamos a partir de otros parámetros que no sean los convencionales. Privilegiamos más cómo suceden las cosas, en vez de que las cosas que pasan reviertan económicamente o de alguna otra manera. Hacen falta espacios independientes no institucionalizados, sobre todo, en el sur de la ciudad, porque las colonias Roma, Condesa y el Centro Histórico están bien nutridos. Pero en el sur, donde precisamente están las universidades y hay una tradición más fuerte quizá de creación, pues no hay.

La idea es un espacio que sea independiente, que no tenga parámetros establecidos institucionalmente, que haya cabida a propuestas que no sean convencionales, que no encuentran un lugar quizá donde realizarse. Luego, también, lo que pretendemos, por supuesto, es que el artista profesionalice su trabajo al desvincularse de patrones institucionales, que pueda recibir una remuneración por su quehacer a partir de lo que genere en el espacio.

Otro pilar del proyecto consiste en generar una red en el sur de la ciudad, de manera que el artista que llegue a Casa Galería paralelamente pueda desarrollar su proyecto en otros centros. Hemos suscrito convenios con Estación Coyoacán Arte Contemporáneo y queremos crear otro con la Universidad del Claustro de Sor Juana.

Luego, está el trabajo comunitario mediante proyectos para rescatar la historia reciente, de murales, talleres, acciones que trabajan con la misma identidad de la comunidad.

Mano de seis dedos consta de tres secciones: la colectiva, con un total de 50 dibujos (35 de 20 x 20 centímetros, y 15 de 38 x 38 centímetros); un espacio con un trabajo individual de cada quien, mientras en otro hay una serie de pequeños dibujos de 5 x 5 centímetros con un carácter más de instalación. La exposición será inaugurada hoy, a las 19 horas, en calle Abasolo 37, colonia Santa Úrsula Coapa.