Mundo
Ver día anteriorSábado 20 de julio de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Sigue en pie la asistencia de Barack Obama a la cumbre de San Petersburgo: Moscú

Evalúan en EU reubicar encuentro del G-20 tras fricciones con Rusia

Snowden solicitará la ciudadanía rusa, afirma abogado del ex contratista

Descarta Kerry que Washington vaya a suspender venta de gasolina a Caracas

Biden ofrece disculpa a Rousseff

Foto
Brasileños se manifestaron el jueves pasado en Sao Paulo en apoyo de Edward SnowdenFoto Ap
Reuters, Afp y Dpa
 
Periódico La Jornada
Sábado 20 de julio de 2013, p. 19

Moscú, 19 de julio.

El gobierno de Rusia informó hoy que sigue en pie la asistencia del presidente estadunidense Barack Obama a la cumbre del Grupo de los 20 (G-20), que tendrá lugar en la ciudad de San Petersburgo, y dijo desconocer si el ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) Edward Snowden solicitará la ciudadanía rusa.

Snowden, buscado por Washington debido a cargos de espionaje, permanece en el aeropuerto Sheremetyevo de Moscú. El abogado que lo ayudó a presentar la solicitud de asilo temporal en Rusia esta semana expresó que el estadunidense no ha descartado buscar la ciudadanía en el país.

¿Ciudadanía? Es la primera vez que escucho eso. Es nuevo para mí, declaró el vocero de Putin, Dimitry Peskov, a periodistas en la ciudad de Novogorsk, en las afueras de Moscú.

La presencia de Snowden en el área de tránsito del aeropuerto Sheremetyevo desde el 23 de junio pasado amenaza con perjudicar las relaciones entre Estados Unidos y Rusia.

Peskov indicó que Estados Unidos no ha informado a Rusia sobre ningún plan de Obama para retirarse de la cumbre con Putin en septiembre.

Desde que Edward Snowden se encuentra en la terminal aérea de Sheremetyevo, la Casa Blanca ha sido vaga en cuanto a confirmar si Obama asistirá a la reunión en Moscú, que precede a la cumbre de líderes del G-20 en San Petersburgo.

Proyecto de resolución

En ese sentido, los senadores Lindsey Graham (republicano) y Chuck Schumer (demócrata) presentaron un proyecto de resolución para que se cambie el lugar del encuentro del G-20 si Moscú permite a Snowden permanecer en suelo ruso.

El texto insta a Rusia a extraditar al ex consultor de 30 años para que enfrente cargos de espionaje. También pide a Obama que recomiende otra ciudad para el encuentro del G-20, en caso de que el gobierno de Putin se niegue a entregar a Snowden.

En múltiples frentes Rusia se está convirtiendo en uno de los actores malos del mundo. Ya es hora de que enviemos un mensaje claro al presidente Putin sobre las acciones de Rusia, agregó.

En tanto, Estados Unidos reiteró a Venezuela que Snowden, a quien Caracas ofreció asilo, debe enfrentar a la justicia, informó el Departamento de Estado.

En una llamada telefónica el 12 de julio, el secretario de Estado, John Kerry, transmitió al ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Elías Jaua, que Snowden enfrenta cargos criminales serios y debe regresar a Estados Unidos para enfrentarlos, si llegara a estar bajo jurisdicción venezolana”, manifestó la portavoz Marie Harf a periodistas, leyendo un comunicado.

Sin embargo, calificó de completamente falsa la versión del diario español ABC, según la cual Kerry amenazó a Venezuela con suspender la venta de gasolina y derivados de petróleo.

Kerry no hizo ninguna referencia en su conversación con el ministro de cuál sería nuestra respuesta si Venezuela ayudara o recibiera a Snowden, afirmó Harf.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha sido uno de los dirigentes que más ha defendido a Snowden. El pasado 5 de julio le ofreció asilo formalmente, al igual que hicieron Nicaragua y Bolivia.

Ese gesto ha enfriado el reciente diálogo para mejorar las relaciones entre los dos países, sin embajadores desde 2010.

No obstante, Harf sostuvo que Washington continúa interesado en buscar una relación funcional y productiva con el gobierno de Maduro. Seguimos abiertos a un diálogo sobre una serie de temas de interés mutuo, indicó.

Por la noche, el gobierno brasileño informó que el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, llamó a la mandataria Dilma Rousseff para darle explicaciones sobre las denuncias de espionaje en el país sudamericano.

El vicepresidente lamentó la repercusión negativa que las denuncias han tenido en Brasil, en una conversación que duró 25 minutos. Por su parte, Rousseff dijo que, en nombre de la seguridad, no se puede infringir la privacidad de los ciudadanos brasileños y la soberanía del país.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks