Mundo
Ver día anteriorDomingo 11 de agosto de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Estallan críticas contra el presidente de EU por plan para reformar leyes de vigilancia

Deplora Unión para las Libertades que Obama no elimine espionaje

Rechaza Moscú haber emprendido hostilidades contra Washington

Foto
Los ministros de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov (centro), y de Defensa, Sergei Shoigu (derecha), llegan a su embajada en Washington, donde ofrecieron una conferencia de prensa luego de reunirse con los secretarios estadunidenses de Estado, John Kerry, y de Defensa, Chuck HagelFoto Ap
Pl y Dpa
 
Periódico La Jornada
Domingo 11 de agosto de 2013, p. 18

Washington, 10 de agosto.

El director ejecutivo de la Unión Americana para las Libertades Civiles (UCLA, por sus siglas en inglés), Anthony Romero, criticó hoy el documento emitido por el gobierno del presidente estadunidense, Barack Obama, en el que trató de justificar la legalidad de los programas de espionaje doméstico realizados por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

El texto, elaborado por el Departamento de Justicia, no pondrá fin al rechazo masivo de la opinión pública a las acciones de vigilancia, que afectan a millones de ciudadanos, señaló en entrevista con el diario The Washington Post.

El documento, por primera vez, intenta detallar los fundamentos legales que sustentan las polémicas acciones de la NSA, denunciadas el mes pasado por Edward Snowden, ex contratista de esa dependencia, quien se encuentra refugiado en Rusia.

De 22 páginas, el texto sostiene que el programa de vigilancia contra los ciudadanos estadunidenses y de otros países conocido como PRISM es constitucional y está sujeto a supervisión de las autoridades federales.

Por su parte, el congresista demócrata Rush Holt consideró que Obama debe admitir que la mayoría de los estadunidenses saben que el gobierno viola las leyes al obtener datos de las comunicaciones electrónicas y telefónicas de millones de ciudadanos.

Obama llamó el viernes al Congreso a reformar las normas que rigen las misiones de la NSA, lo cual incentivó el debate entre quienes defienden los programas de vigilancia y quienes aseguran que éstos constituyen una violación a las libertades civiles, añadió el Post.

Algunos congresistas republicanos calificaron dicho llamado de erróneo, entre ellos el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, quien expresó que el jefe de la Casa Blanca debe explicar mejor al público la importancia de los planes vigentes.

En este sentido, el fundador de Wikileaks, Julian Assange, indicó en un comunicado que los programas de Obama de hacer más transparente el PRISM no existirían de no ser por la labor crucial de Snowden.

Esta es una victoria de Snowden y sus seguidores. Como él aseveró, lo que más preocupaba era que después de las revelaciones no se produjera ninguna mejora. Ahora estos cambios han encontrado su camino y el presidente, el pueblo estadunidense y los ciudadanos de todos los países deben estar agradecidos con Snowden, comentó Assange en el texto.

En tanto, el gobierno del presidente ruso, Vladimir Putin, rechazó las acusaciones de Obama, de que en Moscú aumentó la hostilidad hacia Estados Unidos. No fue Rusia quien desató el último conflicto en la relación bilateral, declaró el presidente de la Comisión de Exteriores de la Duma estatal, Alexei Pushkov, citado por la agencia de noticias Itar-Tass.

Más bien fue Washington, en el último año y medio, el que adoptó acciones antirrusas, dijo el influyente político en política exterior.

Pushkov puso de ejemplo las prohibiciones de entrada a Estados Unidos de funcionarios rusos o las duras acusaciones de Washington de fraude electoral en Rusia.

Obama manifestó el viernes que desde el regreso de Putin a la presidencia, en mayo de 2012, aumentó la retórica antiestadunidense en Moscú.

Obama canceló un encuentro con Putin previsto para septiembre en la capital rusa, en el marco de la cumbre del G-20 en San Petersburgo, entre otros motivos por el deterioro de las relaciones a raíz de que Rusia concedió asilo temporal a Snowden.

Por otra parte, la agencia Dpa informó que militares brasileños espiaron a otras naciones latinoamericanas durante la dictadura que gobernó el país entre 1964 y 1985, según archivos secretos del Estado Mayor de las fuerzas armadas que fueron divulgados por la agencia de Estado.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks