Mundo
Ver día anteriorJueves 5 de septiembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La vigilancia se dirige a líderes democráticos, asegura periodista de The Guardian

Brasil rechaza por falsas, las explicaciones de EU sobre el espionaje a Dilma Rousseff

La presidenta, dispuesta a cancelar una visita a la Casa Blanca en octubre, dice un funcionario

Foto
Durante una marcha en Río de Janeiro, un manifestante tuvo que quitarse su máscara de Batman luego de que una nueva orden judicial obliga a quienes protestan con el rostro cubierto a identificarse si se los ordena un policíaFoto Reuters
Afp, Dpa y Reuters
 
Periódico La Jornada
Jueves 5 de septiembre de 2013, p. 24

Brasilia, 4 de septiembre.

Las explicaciones sobre las acusaciones de espionaje en Brasil dadas hasta ahora por Estados Unidos fueron falsas, dijo hoy el ministro brasileño de Comunicaciones, Paulo Bernardo, dos días después de que Tv Globo reveló que la estadunidense Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés) monitoreó los contactos de la presidenta Dilma Rousseff.

Pero el presidente estadunidense, Barack Obama, defendió el controvertido programa de espionaje por Internet PRISM, e insistió en que no se espía a la gente común, aunque aceptó otra vez que hubo errores en la recopilación de datos de la NSA.

Hubo momentos en que los procedimientos no funcionaron como debían, pues son empresas humanas, dijo durante una breve visita a Estocolmo en su viaje hacia Rusia, donde participará este jueves y viernes en la cumbre del G-20.

Obama expresó que existe la probabilidad de que ante las nuevas posibilidades técnicas, las leyes actuales no sean suficientes para proteger de los peligros de una recopilación de datos exagerada en Internet y las líneas telefónicas. El mandatario afirmó que ha pedido a expertos que revisen todas las leyes y procedimientos.

El Departamento de Estado de Estados Unidos aseguró hoy que el gobierno estadunidense responderá a los pedidos de explicaciones de Brasil y México por las actividades de espionaje en sus países revelados recientemente, a través de las vías diplomáticas que usan con socios y aliados.

Todas las explicaciones dadas, desde el inicio de esos episodios, se revelan falsas, las que recibimos de la embajada estadunidense y las que nuestros equipos recibieron en la visita (de funcionarios brasileños) a Estados Unidos en agosto, dijo Bernardo a periodistas la noche del martes, según la oficial Agencia Brasil.

El gobierno brasileño pidió explicaciones a Estados Unidos luego que el diario O Globo divulgó en julio pasado, al citar filtraciones del ex contratista de la NSA, Edward Snowden, que Brasil formó parte de una red de 16 bases de espionaje operadas por los servicios de inteligencia estadunidenses, que habrían interceptado millones de llamadas telefónicas y correos electrónicos.

Este lunes Brasil exigió nuevas explicaciones, rápidas formales y por escrito después de que Tv Globo reveló que las comunicaciones de la presidenta Rousseff fueron interceptadas. En el mismo programa el periodista Glenn Greenwald, del diario británico The Guardian y canal de las primeras filtraciones de Snowden, Tv Globo denunció que también habría sido espiado el presidente Enrique Peña Nieto, cuando era candidato en 2012.

Más aún, Greenwald, dijo hoy que el espionaje estadunidense se dirige muy personalmente a líderes democráticos.

Es más grave de lo que parecía a primera vista, dijo el ministro Bernardo. Es espionaje de carácter comercial, industrial, e interés (de Estados Unidos) en saber de cuestiones como el presal (los grandes yacimientos petroleros descubiertos en aguas brasileñas) y otras de peso económico y comercial, completó el ministro. Sin embargo, dijo que la diplomacia es el camino para resolver esto.

No obstante, un funcionario de alto rango que pidió no ser identificado, dijo que Rousseff está furiosa y podría cancelar una visita a la Casa Blanca programada para octubre y reducir sus lazos comerciales, a menos que reciba una disculpa pública, ya que hasta ahora siente que la respuesta de Estados Unidos ha sido insuficiente.

En tanto, la Policía Federal de Brasil que investiga este caso de espionaje pretende interrogar a Snowden, asilado actualmente en Rusia, informó el diario Folha de Sao Paulo. La Policía Nacional considera que Snowden es quien más puede colaborar con la investigación e indicar que tipo de datos fueron monitoreados por Estados Unidos.

En este contexto trascendió que Brasil acelera la construcción de su primer satélite geoestacionario para protegerse del espionaje, informó Caio Bonilha, presidente de la empresa de telecomunicaciones Telebras.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks