Política
Ver día anteriorJueves 5 de septiembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

‘‘Dejaré muy clara la posición de mi administración’’, indica el mandatario

Buscará Peña un encuentro con Obama en el G-20 para hablar del ‘‘espionaje’’

La reunión entre ambos podría ser ‘‘casual o informal’’, dice el Ejecutivo mexicano

Rosa Elvira Vargas
Enviada
Periódico La Jornada
Jueves 5 de septiembre de 2013, p. 5

San Petersburgo, 4 de septiembre.

El gobierno mexicano llevará a otro nivel el tema del presunto espionaje por parte de Estados Unidos. El presidente Enrique Peña Nieto buscará un encuentro, ‘‘así sea casual o informal’’, para hablarlo con el jefe de la Casa Blanca, Barack Obama, en el contexto de la cumbre del G-20.

Sobre este tema, el propio mandatario mexicano adelantó su firme intención de ‘‘dejar muy clara’’ la posición de la administración que encabeza.

Si ‘‘eventualmente’’ ocurrió algún tipo de espionaje, ‘‘en conductas o en formas que no estén apegadas a derecho, México las reprueba, condena y demanda un deslinde de responsabilidades y una investigación’’, puntualizó el titular del Ejecutivo.

Durante la escala técnica realizada en Gander, Canadá, en su camino hacia esta histórica y deslumbrante ciudad rusa para participar en los trabajos del G-20, Peña Nieto habló en entrevista sobre las intervenciones ilegales a sus comunicaciones y las de algunos de sus colaboradores en 2012, de acuerdo con informaciones reveladas por la cadena brasileña Tv Globo a partir de los archivos filtrados por Edward Snowden, ex técnico en informática de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en inglés).

‘‘No tengo mayor apuro’’

De antemano, el presidente mexicano lo consideró un tema sobre el cual ‘‘no tengo mayor apuro’’. Enseguida, sin embargo, quiso dejar en claro: ‘‘De probarse que hubo una acción de uso de medios de espionaje, pues evidentemente no están permitidas y están fuera de la ley’’.

Por eso, subrayó el mandatario, además de mandar llamar vía la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) al embajador de Estados Unidos en México, Anthony Wayne –como ocurrió la semana pasada tras conocerse la información–, el gobierno demanda a su similar estadunidense una investigación.

Se trata, insistió Peña Nieto, de ‘‘deslindar responsabilidades (y) que si eventualmente esto ocurrió, realmente se precise quiénes, cómo y de qué manera lo hicieron’’.

Por eso adelantó su expectativa de encontrar ‘‘algún espacio de acercamiento, aunque sea casual, informal, con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para dejar muy clara nuestra posición’’.

El presidente de la República viaja a Rusia acompañado, entre otros, por el responsable de política exterior, José Antonio Meade Kuribreña, así como por su secretario auxiliar, Jorge Corona, uno de sus más cercanos colaboradores desde sus inicios en la política en su natal estado de México, quien presuntamente podría ser el mencionado en uno de los correos electrónicos y mensajes de texto intervenidos por el gobierno de Washington.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks