Mundo
Ver día anteriorJueves 12 de septiembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Miles recuerdan los atentados de Al Qaeda en NY y el Pentágono

Tras 12 años del 11-S las amenazas aún existen, aunque sean diferentes: Obama
Foto
Imagen del 11 de septiembre de 2001 en el área donde se ubicaban las Torres Gemelas. A la derecha, aspecto del memorial en honor de las víctimas del atentado contra el World Trade Center, en Nueva YorkFoto Ap y Reuters
Dpa, Afp, Ap y Reuters
 
Periódico La Jornada
Jueves 12 de septiembre de 2013, p. 24

Nueva York, 11 de septiembre.

Al cumplirse 12 años de los ataques en que comandos de Al Qaeda secuestraron y estrellaron dos aviones comerciales contra las Torres Gemelas, en Nueva York, otro contra el Pentágono en esta capital, y un cuarto en Pensilvania, el presidente Barack Obama recordó hoy a las casi 3 mil víctimas de los peores atentados ocurridos en Estados Unidos, y que marcaron el comienzo de una amplia ofensiva contra el terrorismo que implicó la eliminación del habeas corpus, la detención arbitraria y tortura a sospechosos de terrorismo y el espionaje a gobernantes de otros países y millones de estadunidenses, entre otras medidas.

Tengamos la fuerza para enfrentar las amenazas que aún existen, aunque sean diferentes a las de hace 12 años, para mantenernos alerta en la defensa de la nación, dijo Obama al colocar una ofrenda floral en el memorial del Pentágono. Tengamos la sabiduría para entender que, si bien la fuerza es a veces necesaria, por sí sola no puede construir el mundo que buscamos, agregó.

Miles de estadunidenses a lo largo del país recordaron la fecha con el telón de fondo de una posible intervención militar en Siria. El saldo inicial de los atentados del 11 de septiembre fue de 3 mil 19 muertos, que posteriormente disminuyó al quedar claro que 19 de los fallecidos fueron los secuestradores de los aviones, y que había 24 desaparecidos. Del número total de fallecidos, 2 mil 740 eran estadunidenses. Los atacantes, en su mayoría, provenían de Arabia Saudita, país aliado de Estados Unidos y que ha manifestado su apoyo a la intervención estadunidense contra el gobierno sirio del presidente Bashar Assad.

En una ceremonia celebrada en el nuevo World Trade Center, en Nueva York, los familiares de las víctimas leyeron los nombres de los fallecidos aquí.

En Estados Unidos se tomaron precauciones especiales para el aniversario 12 de los atentados. El año pasado, un ataque justo el 11 de septiembre contra el consulado estadunidense en la ciudad libia de Bengasi dejó cuatro muertos, entre ellos el embajador Christopher Stevens.

El gobierno de Obama ha sido el que más ha perseguido a quienes han denunciado la violación de los derechos ciudadanos por parte de los aparatos de seguridad nacional estadunidenses. En 2010, el soldado Bradley Manning filtró al portal Wikileaks cientos de miles de cables diplomáticos clasificados en que denunció la matanza de civiles en las guerras en Afganistán e Irak que siguieron a los ataques. El ahora ex soldado Manning cumple una condena de 35 años de prisión por sus acciones.

Este año el ex contratista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden, asilado en Rusia, reveló el programa PRISM con el que la agencia ha espiado comunicaciones telefónicas y vía Internet de sus propios ciudadanos y de otros países. A partir de esta revelación, casi a diario se conocen más detalles sobre el programa de espionaje mundial estadunidense, que ha incluido al presidente Enrique Peña Nieto cuando era candidato, y a la gobernante brasileña, Dilma Rousseff.

The Washington Post informó hoy que Estados Unidos compartió muchos de estos datos con el gobierno israelí.

Funcionarios de seguridad difundieron este martes documentos secretos que demuestran que en 2009 el juez Reggie B. Walton reprendió a la NSA por no acatar las leyes de protección a la privacidad ni poner límites a la forma en que se reunía la información secreta, además de que acusó a la agencia de mal informar constantemente a los miembros del cuerpo judicial.

La conclusión de los documentos es que se creó un aparato de espionaje tan complejo que nadie lo entendía en su totalidad, aun cuando el gobierno lo dirigió contra el pueblo estadunidense en nombre de su protección.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks