Opinión
Ver día anteriorDomingo 15 de septiembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Artículos de la Constitución: convertirlos en entrega total
Antonio Gershenson
Y

a lanzaron desde el gobierno el proyecto de cambios de los artículos 27 y 28 de la Constitución. Vamos, primero, a exponer y comentar los principales cambios relacionados con el petróleo y con el servicio público de energía eléctrica.

Artículo 27, sobre el petróleo, texto actual: tratándose de cualquier hidrocarburo, o de minerales radiactivos, no se otorgarán concesiones ni contratos, ni subsistirán los que en su caso se hayan otorgado, y la nación llevará a cabo la explotación de estos productos.

La propuesta oficial, en lugar del entrecomillado, es no se otorgarán concesiones, y ya. Se elimina la concesión de contratos, y la prohibición de lo que subsistía. Una mayor apertura para las empresas privadas, en los hechos, en los casos más importantes serán empresas extranjeras.

En el mismo artículo 27, para el servicio público de energía eléctrica, el texto actual dice: se enumeran las actividades, y dice que En esta materia no se otorgarán concesiones a los particulares y la nación aprovechará los bienes y recursos naturales que se requieran para dichos fines.

Los cambios propuestos incluyen no se otorgarán concesiones sin perjuicio de que el Estado pueda celebrar contratos de particulares en los términos que establezcan las leyes. O sea que con esto se niega lo anterior. Y la entrega de la industria se autoriza, en cuanto se reglamente, por ellos mismos, la ley respectiva.

Pasamos al artículo 28. Aquí mencionamos, dado que son abordados juntos, los casos del petróleo y de la industria eléctrica. El texto actual dice: No constituirán monopolios las funciones que el Estado ejerza de manera exclusiva en las siguientes áreas estratégicas: correos, telégrafos, petróleo y los demás hidrocarburos; petroquímica básica... electricidad... y otras.

En la versión que se propone, en esta parte se suprimen petróleo y los demás hidrocarburos; petroquímica básica, y luego electricidad. Es decir, se les quita la función de áreas estratégicas y de función pública.

En los documentos oficiales que soportan y acompañan la propuesta de cambios a la Constitución vienen otros textos que debemos considerar y comentar. En la Propuesta de reformas dice:

“Autoriza, a partir de permisos otorgados por el Ejecutivo federal, la participación de terceros en refinación, transporte, sin que se ponga en riesgo la propiedad de nuestros recursos.

Eliminar la prohibición de que el Estado celebre contratos para la explotación de hidrocarburos.

En materia del servicio público de energía eléctrica, se plantea:

Creación de un mercado competitivo de generación, administrado por el Estado a través de un operador independiente.

Las mejores prácticas internacionales destacan la importancia de contar con una entidad independiente que realice la planeación y la operación de la red de transmisión así como el despacho de la energía, es decir, que controle la operación del Sistema Eléctrico Nacional.

De por sí ya hay operadores independientes, lo cual es carísimo, y lo sería más si lo siguen ampliando.

Debieron confesar que la importación de gasolina es de 49 por ciento del consumo total. En 1997 era 25 por ciento.

La posición oficial importa, en pocas palabras, de entrega general, y debemos poner atención, porque se le ha puesto poca, en el sector eléctrico, porque es una mayor privatización, y porque el costo de la energía puede ser aún mayor.

Cabe hacerles algunas preguntas a estos gobernantes:

¿Qué van a hacer con la quiebra virtual de la Comisión Federal de Electricidad, resultado de pagarles carísimo a las empresas, sobre todo españolas, por el gas, por el mantenimiento, por el servicio de electricdad y otros componentes, resultado de los contratos por 20 años? Si se va a someter a la competencia, ¿qué se va a hacer con todos los gastos a largo plazo que nada tienen de competencia sino que se asignaron al mejor postor o mejor mordida?

¿Qué se va a hacer, si se va a dar parte del botín de Pemex a empresas, con los ya entregados, a 40, 35 o 30 años, por suelos ya maduros por no decir agotados?