Capital
Ver día anteriorMartes 24 de septiembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El profesional no debe transformar su vocación de servicio: rector Enrique Dussel

Compromiso con la comunidad, fin de los egresados de la UACM

Al aspirante a sucederlo no se le pide un proyecto, sino que contribuya con lo alcanzado, dice

Alejandro Cruz Flores
 
Periódico La Jornada
Martes 24 de septiembre de 2013, p. 35

Para el rector interino de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), Enrique Dussel Ambrosini, la institución se ha normalizado completamente, luego del conflicto que llevó a la destitución de la anterior administración, pero ahora enfrenta el reto de transformarse, para evitar que de nuevo caiga en el caos.

En entrevista con La Jornada, manifestó que por el perfil de los alumnos, entre ellos jóvenes que trabajan, madres solteras que provienen de zonas con alta marginalidad, como egresados deben estar comprometidos con sus comunidades y no transformarse en un profesional pequeño burgués al servicio de la élite.

De allí que, subrayó, es necesario que en conjunto con el Consejo Universitario se trabaje en la creación de una reglamentación de los distintos aspectos de la universidad, incursionar en nuevos sistemas de educación, impulsar más la investigación, ampliar la infraestructura universitaria y analizar el sistema de ingreso.

Enrique Dussel Ambrosini, uno de los fundadores de la Filosfía de la Liberación, explica que la UACM ha pasado por tres etapas: la primera con el rectorado de Manuel Pérez Rocha, en la que se dio prioridad a lo pedagógico, en una universidad pensada para estar implantada en medios marginales y bajo el criterio de que terminar la preparatoria daba derecho de llegar a la institución.

En la segunda, encabezada por Esther Orozco, por mirar lo positivo, se dio mayor peso a la investigación empírica, como la biología, pero no se preocupó porque todos sus profesores fueran investigadores.

Por eso, en esta tercera etapa se deben realizar distintas acciones que permitan fortalecer la parte docente, así como la estudiantil, para detectar entre ellos sus motivaciones, respecto de por qué quieren estudiar y de qué manera quieren que sus estudios redunden en el bien de su comunidad.

Lo primero, subrayó, es normar muchos aspectos de la universidad, ya que hay un cierto desorden administrativo, pues no existen reglamentos para el personal docente, administrativo y para los estudiantes.

El propósito, dijo, es que en la elección del nuevo rector no se busque al que tenga el mejor programa, sino que tenga la capacidad de cumplir con los hábitos y la normatividad que la universidad va adquiriendo. No le pediremos un proyecto, sino más bien cómo contribuirá para la mejor realización de lo que ya se ha hecho, de ahí la importancia, señaló, de que para mayo próximo, cuando concluye su rectorado, el tema esté muy avanzado.

Asimismo, se pronunció porque junto con el sistema de educación presencial se establezca un nuevo sistema virtual semipresencial, distinto al tradicional a distancia, que esté integrado a la universidad, con los mismos programas de estudios, y en el que el alumno asista a la escuela al menos una vez a la semana.

Foto
Enrique Dussel Ambrosini, rector de la Universidad Autónoma de la Ciudad de MéxicoFoto Erika Salvador

Dussel Ambrosini propuso establecer nuevas formas de titulación, distintas a la tradicional elaboración de tesis por seminarios y presentación de trabajo final de investigación.

También, agregó, es necesario que los alumnos, especialmente aquellos que además de estudiar tienen que trabajar, tengan acceso a becas, pues si bien actualmente el Gobierno del Distrito Federal concede alrededor de 800, no son suficientes, por lo que propuso crear un fideicomiso y hacer un llamado a la sociedad para apoyar a estos estudiantes, para que dejen de trabajar y terminen más rápido su carrera.

Por otro lado, Enrique Dussel señaló que la UACM trabaja en diversos proyectos con las autoridades capitalinas, como la creación de dos laboratorios, uno de ellos de epidemiología –que no hay en el país–, en conjunto con las secretarías de Salud y Ciencia, Tecnología e Innovación.

Manifestó que se trata de un proyecto a corto plazo, por lo que incluso ya se estudia la ubicación del este laboratorio, en el que personal docente e investigadores tendrán una participación destacada.

Se trabaja también en la posibilidad de tener un sexto plantel, que se ubicaría en la delegación Milpa Alta, y que beneficiaría no sólo a esa demarcación, sino también a Xochimilco. Proyecto en el que hay mucho interés de diputados, autoridades delegacionales, pero en especial de las comunidades que han ofrecido predios para su construcción.

De concretarse, sería un campus realmente urbano-rural, en el que se podría ofrecer carreras como ingeniería agrícola, y antropología, para el estudio de los usos y costumbres.

Reconoció que lograr estos objetivos va a depender de que haya un aumento sustantivo del presupuesto, pues desde hace cinco años la universidad ha recibido los mismos recursos, que en su mayoría se utilizan para el pago de salarios.

Por otro lado, manifestó que se trabaja de manera coordinada con el Consejo Universitario, de allí que se han establecido cinco comisiones para tratar algunos estos temas, aunado a que se está convocando al segundo Congreso Universitario, donde se van a plasmar las distintas propuestas al respecto, pues, subrayó, no se trata de un proyecto personal.

El Consejo Universitario es la última autoridad y justamente tenemos que ir aceitando mucho más la articulación de una administración que quiere avanzar cosas y un consejo que tiene que ir legislando, señaló Dussel Ambrosini, quien puntualizó que la idea es que el rector futuro tendrá que seguir dentro de este camino, porque más que un proyecto es un camino.