Economía
Ver día anteriorSábado 28 de septiembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Disminuye a 1.7% la expectativa de avance del PIB; ya lo había rebajado de 3.1 a 1.8

Atribuye Hacienda a tormentas baja en expectativa de crecimiento

Agencias calificadoras y grupos financieros redujeron antes proyecciones sobre la economía

Refiere costos de los daños provocados por los meteoros Ingrid y Manuel en varios estados

Israel Rodríguez J.
 
Periódico La Jornada
Sábado 28 de septiembre de 2013, p. 20

Luego de que las principales corredurías y grupos financieros redujeron sus expectativas de crecimiento para la economía mexicana, incluso antes del temporal, las autoridades financieras del país ajustaron por tercera ocasión en el año sus pronósticos. Ahora, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, afirmó que la economía mexicana probablemente crecerá 1.7 por ciento, menos que el previsto 1.8, debido al efecto de los fenómenos meteorológicos Manuel e Ingrid, que azotaron varias regiones del país en días recientes. Además anticipó un aumento de 0.15 por ciento en la inflación.

Los Criterios Generales de Política Económica para 2013 ubicaban originalmente el crecimiento del país en 3.5 por ciento, pero en junio pasado la Secretaría de Hacienda disminuyó su pronóstico a 3.1 por ciento.

Posteriormente, el 20 de agosto pasado el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, redujo drásticamente sus perspectivas de crecimiento económico para este 2013 de 3.1 a 1.8 por ciento luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) anunciara que el producto interno bruto (PIB) creciera sólo uno por ciento en la primera mitad del año.

Ayer, el titular de Hacienda, Luis Videgaray, nuevamente redujo el pronóstico de crecimiento para México en este año a sólo 1.7 por ciento.

Videgaray Caso informó que además de los 12 mil 500 millones del Fondo Nacional de Desastres Nacionales (Fonden) y de la aseguradora nacional, existe una partida adicional de 5 mil millones, los cuales provienen del programa de aceleración del crecimiento anunciado por el presidente Enrique Peña Nieto.

Explicó que sin la presencia de estas tormentas se preveía un aumento en el crecimiento de 1.8 por ciento, pero tras los fenómenos meteorológicos se podría llegar a 1.7 por ciento, mientras que los trabajos de reconstrucción tendrán un impacto positivo en el producto interno bruto (PIB) en el último trimestre del año, consideró.

El efecto de inflación será acotado y temporal y no será superior a 0.15 por ciento, llegando a una inflación de 3.60 por ciento; es decir, es un impacto acotado en el nivel de precios y está, fundamentalmente, en algunos productos agrícolas, cuyas hectáreas sufrieron daños, comentó en una entrevista radiofónica.

El nuevo ajuste de las autoridades hacendarias coincide con el pronóstico de algunos grupos financieros como Banamex, Credit Suisse y Banorte.

El impacto de los fenómenos climatológicos sobre la producción primaria (agricultura, ganadería y pesca) sería 3 por ciento negativo, lo cual tendrá un efecto de entre una y dos décimas de punto porcentual en el producto interno bruto (PIB) en el tercero y cuarto trimestres, señaló el miércoles pasado Banamex. A nivel general afectaría en una décima el crecimiento para todo 2013, por lo que Banamex estima un crecimiento de apenas 1.1 por ciento.

Por su parte, Credit Suisse dijo el jueves: hemos reducido nuestro pronóstico de crecimiento real del PIB para 2013 de 1.3 por ciento a 1.1 por ciento tras estos choques.

Foto
Luis Videgaray Caso, titular de Hacienda, al comparecer ante la Cámara de Diputados en diciembre pasadoFoto Carlos Ramos Mamahua

En el caso del Grupo Financiero Banorte estimó previamente un impacto de entre 0.1 y 0.3 puntos porcentuales en el PIB.

El miércoles pasado, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, se declaró convencido de que la desaceleración de la economía de México es temporal, y que a comienzos de 2014 volverá a crecer a tasas de 3 por ciento.

Durante su participación en el Foro Forbes, aseguró que los factores que la generaron están en proceso de recuperación. Sin embargo, advirtió que en el mejor de los casos, el PIB del país crecerá entre 3 y 3.5 por ciento, nivel insuficiente, dijo, para generar más empleos mejor remunerados y abatir la pobreza.

Las lluvias han dejado unas 145 personas fallecidas y daños en 26 estados del país. Además, 250 municipios han sido declarados en emergencia por las afectaciones, como inundaciones, deslaves, daños en viviendas y carreteras.

El titular de Secretaría destacó que en el tercer trimestre del año hay pronósticos económicos más positivos, esto con respecto del segundo, pues habrá una clara recuperación debido a que el Inegi muestra un crecimiento del PIB de 1.7, lo que evidencia que la economía está creciendo.

Videgaray Caso mencionó que habrá un impacto presupuestal por lo que costará la reconstrucción debido a los daños ocasionados por las intensas lluvias en diversas entidades del país.

Ante la contingencia por las fuertes lluvias se tendrá un impacto en el presupuesto de 2014, motivo por el que recalcó que se trabaja con la Cámara de Diputados para proponer adecuaciones al presupuesto que permitan contar con los recursos necesarios para dar inicio a la reconstrucción que se requerirá en diversos estados del país, principalmente en el estado de Guerrero.

El próximo año, dijo, será necesaria la creación de fondos, motivo por el que se trabaja con la Cámara de Diputados para hacer ajustes y disminuir algunas partidas, el alcance de algunos programas, posponiendo obras presupuestadas, de tal manera que le damos prioridad a la reconstrucción.

Por otra parte, comentó que la Secretaría de Educación Pública (SEP) tendrá la obligación de informar a la Cámara de Diputados acerca de los daños ocurridos en las escuelas, con el propósito de que éstas sean reparadas y se logre operar con normalidad.

De acuerdo con el sector asegurador el costo de los daños será de unos 75 mil millones de pesos, así como una erogación de 15 mil millones de pesos que las empresas de seguros deberán pagar por concepto de pólizas de indemnizaciones.

Cifras preliminares de la Secretaría de Gobernación indican que se requieren 40 mil millones de pesos para reparar las carreteras y caminos en los diferentes estados

Como consecuencia de las tormentas Ingrid y Manuel, 312 municipios de 14 estados fueron declarados en situación de emergencia hasta el miércoles pasado, según datos oficiales.

Añadir un comentario