Política
Ver día anteriorLunes 14 de octubre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El acuerdo operará en centros de producción de la paraestatal

Pactan Pemex y STPRM reducción de trabajadores

Se revisarán las plantillas de personal de confianza

Cuando no sea posible el reacomodo se contemplará la jubilación, dice el documento

Patricia Muñoz Ríos
 
Periódico La Jornada
Lunes 14 de octubre de 2013, p. 5

El Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) y Petróleos Mexicanos (Pemex) firmaron un acuerdo en el que se comprometen a ‘‘redimensionar la plantilla laboral sindicalizada’’ de todos los centros de trabajo y producción de la paraestatal, e incluso a ‘‘revisar las plantillas de personal de confianza’’.

El convenio administrativo-sindical 10717/2013, firmado por el director general de la empresa paraestatal, Emilio Lozoya Austin, y el secretario general del STPRM, Carlos Romero Deschamps, señala que se va a definir la situación de trabajadores sindicalizados y de confianza ‘‘en las plantas que están fuera de operación’’; asimismo, ‘‘en los casos en que no sea posible el reacomodo de los trabajadores” se contemplará la jubilación y cambios de adscripción para ‘‘aprovechar las plazas donde se requieran’’.

El documento contiene 13 cláusulas. La décima señala que ‘‘en caso de que los estudios de redimensionamiento de la estructura identifiquen áreas donde haya disminuido la actividad, se deberá analizar la justificación de las coberturas temporales de las plazas sindicalizadas’’.

El objetivo central del convenio –cuya copia tiene este periódico– es el recorte y reacomodo de la plantilla laboral sindicalizada de Pemex-Exploración y Producción, Pemex-Refinación, Pemex-Gas y Petroquímica Básica y Pemex-Petroquímica, y la adecuación de sus tareas, además de que se revisarán condiciones generales de trabajo, como eliminación de tiempo extra, cambio de jornadas y demás.

‘‘Con el mismo propósito se revisarán las plantillas del personal de confianza’’, según la cláusula quinta de este convenio.

Primero de noviembre, plazo

Se fijó como plazo el primero de noviembre de este año para que tanto el sindicato como la paraestatal hagan sus propuestas en cuanto a los cambios de adscripción de personal, jubilaciones anticipadas y bajas de personal eventual.

Según la cláusula tercera, tanto el sindicato como Pemex están de acuerdo en que en los centros de trabajo donde existan actividades que realizan trabajadores terciarios –de otras empresas– el personal ‘‘se aprovechará’’ en nuevos proyectos a través de la ‘‘comisión nacional mixta de reacomodo’’.

‘‘Redimensionamiento’’

La cláusula cuarta habla de que se definirá la situación de los trabajadores sindicalizados y de confianza adscritos a plantas fuera de operación que no logren ser reubicados para, de ser posible, sean ‘‘jubilados’’ conforme la cláusula 134 del contrato colectivo de trabajo.

Foto
El secretario general del sindicato petrolero, Carlos Romero Deschamps, signó el convenio con el director de la paraestatal, Emilio Lozoya Austin. En la imagen, el dirigente el pasado primero de mayoFoto Cristina Rodríguez

Las partes conformarán una mesa de trabajo para realizar toda esta restructura y redimensionamiento –sinónimo de achicamiento– de la plantilla de personal, la cual se llevará de manera conjunta por la subdirección de recursos humanos y relaciones laborales de Pemex y la secretaría del interior, actas y acuerdos del comité ejecutivo del sindicato que encabeza el senador Carlos Romero Deschamps.

El convenio 10717 señala además que se eliminará el tiempo extra cuando no se justifique, tanto al personal sindicalizado como al de confianza, o cuando sea evidente que la materia de trabajo es permanente, y se adecuará la estructura con las plazas.

De igual manera, se echarán a andar programas conjuntos para abatir el ausentismo y se llevará a cabo un programa de capacitación para que los trabajadores adquieran ‘‘multihabilidades’’. Además, habrá homologación de categorías, actualización de reglamentos de labores y cambios en las jornadas de trabajo.

La cláusula séptima del convenio indica que ‘‘se identificarán conjuntamente oportunidades de adecuación de la estructura en aquellas áreas donde por la dinámica de la propia industria haya caído la actividad’’.

Incluso, en la cláusula 11 ‘‘Pemex y el STPRM se comprometen a que, a través de la comisión nacional mixta de tabuladores, revisarán y designarán las funciones de cada categoría laboral con un enfoque de mejoramiento de la productividad y como consecuencia de su reglamento de trabajo y respectiva evaluación del puesto’’. Es decir, podría haber para los trabajadores cambios, bajas, jubilaciones, despidos y también modificaciones salariales.

En la empresa paraestatal se ha generado alarma entre los sindicalizados y empleados de confianza, quienes señalan que este convenio se firmó ‘‘a espaldas de los trabajadores’’ y en forma paralela a la última revisión contractual.

Los signantes por parte del sindicato petrolero fueron: Romero Deschamps, Ricardo Aldana Prieto, presidente del consejo general de vigilancia, y el secretario del interior, Fernando Navarrete Pérez.