Estados
Ver día anteriorViernes 18 de octubre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La joven sobreviviente de intento de violación y feminicidio pide que se emita alerta de género

Tolera el gobierno de Guanajuato violencia misógina: María de la Luz Salcedo Palacios
Foto
María de Luz Salcedo Palacios señaló en entrevista que las autoridades judiciales de Guanajuato han puesto trabas para hacerle justicia luego de haber sido atacada por Miguel Ángel Jasso ManríquezFoto Carlos García
Carlos García
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 18 de octubre de 2013, p. 35

Guanajuato, Gto., 17 de octubre.

“Sí, soy una sobreviviente de intento de feminicidio”, afirma María de Luz Salcedo Palacios, quien además ha enfrentado la violencia institucional, del gobierno y del Poder Judicial de Guanajuato luego de ser golpeada por Miguel Ángel Jasso Manríquez por negarse a tener relaciones sexuales con él.

Serena, con mirada firme, la joven de 18 años se dice agradecida por no formar parte de la estadística de feminicidios en el estado, 59 en 2013, el año más violento para las guanajuatenses. Pude morir estrangulada en la sierra. Su intención era violarme y matarme, comentó.

En un restaurante de la ciudad de Guanajuato, sorbe su café y retrocede hasta la madrugada del 12 de septiembre, cuando estaba a minutos de terminar de trabajar en un bar de la capital.

“Un amigo llegó a saludarme con esta persona. Se tomaron unas cervezas y me dijeron: ‘¿quieres ir un rato con nosotros?”.

Luego subieron al vehículo de Miguel Ángel Jasso, quien les dio un aventón. “Cuando dejó a mi amigo, él me dijo: ‘Quiero estar contigo. Te doy 200 pesos’. Le grité: ‘¿crees que soy una prostituta?’ En ese momento se puso agresivo”, relató.

La llevó a la sierra de Guanajuato, cerca del rancho El Paraíso, echó el asiento para atrás y comenzó a darle de puñetazos. Le jalé el cabello. Me bajó del coche y se montó sobre mí, recordó.

Comenzó a estrangularme. Le grité que me mirara a los ojos. Me volteó y comenzó a sofocarme contra el suelo. Luego se metió al coche. Yo corrí y me escondí. Él cerró la puerta y arrancó, narró.

María de la Luz Salcedo dice que desea estudiar derecho para defender a mujeres agredidas. Hoy sólo pide que su agresor sea juzgado por intento de feminicidio y violación.

Lamentó que la Procuraduría General de Justicia del Estado no represente a las víctimas y que en su caso haya divulgado información sobre su vida sexual a la defensa de Miguel Ángel Jasso, la cual fue usada para cuestionar su moralidad.

Hasta la fecha, 35 mil personas han firmado por Internet una carta en la cual exigen al procurador estatal, Carlos Zamarripa Aguirre, que reclasifique los cargos contra Jasso Manríquez, a quien se acusó de lesiones y abusos erótico-sexuales.

–¿Quién es María de La Luz Salcedo?

–Después del ataque soy una mujer más fuerte. He tenido el apoyo de muchísima gente. Me ha hecho querer hacer algo por las mujeres al ser víctima de violencia y del sistema judicial. Nunca me imaginé vivir esta situación.

–¿Qué te motivó a ventilar públicamente tu caso?

–Subí mis fotos a Facebook para que la gente sepa lo que está sucediendo en Guanajuato y que no es sólo cosa de (Ciudad) Juárez. Esto pasa mucho. Tengo amigas que sufren violencia y no denuncian por miedo a lo que vayan a decir.

–¿Hay negligencia del Ministerio Público y del Poder Judicial? ¿Qué crees que pasa con los expedientes que no se conocen?

–Dan el carpetazo, las pendejean. Muchos casos se quedan en la impunidad. Hay cientos de casos que no se denuncian al ver la negligencia.

–¿Qué opinas de que se han cometido 59 feminicidios este año en Guanajuato?

–Las autoridades deben ser humildes y reconocer que hay un problema. Son feminicidios. No es posible que nieguen el problema y que cada vez haya más mujeres asesinadas.

–Si pudieras platicar con el gobernador Miguel Márquez, ¿qué le dirías?

–Qué tome una posición de humildad, que acepte que hay un problema, que haga algo, que promueva la alerta de género y que se ponga las pilas ante los feminicidios, que ya no se haga menso porque en Guanajuato no se castiga la violencia contra la mujer.

En el futuro quiero verme como una persona que propició un cambio, concluyó.