Estados
Ver día anteriorDomingo 20 de octubre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La integrante de la OCSS fue acribillada en pleno día frente a un grupo de trabajadores

Asesinan en Guerrero a la líder campesina Rocío Mesino Mesino

El atacante usó un rifle AK-47 y huyó en una cuatrimoto; Ejército y policía realizan una infructuosa búsqueda

El cuerpo fue entregado a sus familiares para ser velado en Atoyac

Foto
La dirigente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur, Rocío Mesino Mesino, en imagen de archivoFoto Javier Verdín
Héctor Briseño y Sergio Ocampo Arista
Corresponsales
Periódico La Jornada
Domingo 20 de octubre de 2013, p. 27

Acapulco, Gro., 19 de octubre.

La dirigente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), Rocío Mesino Mesino, fue asesinada a balazos este sábado en las inmediaciones de la comunidad de Mexcaltepec, municipio de Atoyac de Álvarez, en la región de la Costa Grande.

Aproximadamente a la una de la tarde, un sujeto se le acercó y acribilló a la dirigente cuando, acompañada de familiares, entre ellos su hermana Nora, y unos 60 trabajadores, supervisaba la rehabilitación de un puente dañado por las lluvias ocasionadas por la tormenta tropical Manuel y el huracán Ingrid.

El cuerpo de la lideresa recibió al menos cuatro impactos de bala, al parecer de un rifle AK-47. El agresor huyó en una cuatrimoto, conducida por otro sujeto. Efectivos del Ejército Mexicano y la policía municipal se dedicaron a la búsqueda de los agresores, pero no tuvieron éxito.

A petición de sus familiares, el cadáver no fue recogido por el Servicio Médico Forense y fue trasladado a su vivienda en la colonia 18 de Mayo en Atoyac para su velación.

Hace una semana, Mesino había habilitado un comedor comunitario en Mexcaltepec para los trabajadores que se encargarían de construir el puente provisional y para ayudar a los damnificados por las lluvias ocurridas hace un mes.

Fue regidora perredista en Atoyac en el trienio 2009-2012 y candidata a la presidencia municipal.

Rocío Mesino fue detenida el pasado 13 de marzo en Atoyac por policías ministeriales, en seguimiento a la averiguación previa TAB/COY/01/01109/2011 por el delito de homicidio calificado, en agravio de Victorino Luengas García, quien fue asesinado después de permanecer secuestrado, en junio de 2011, en Coyuca de Benítez.

Seis días después salió del penal de Acapulco, luego que el juez del primer juzgado de lo penal, Marco Antonio Ordorica, no encontró pruebas que acreditaran el delito por el que fue encarcelada.

En años recientes su padre, Hilario Mesino Acosta, ella misma y su hermana Norma habían denunciado constantes hostigamientos de cuerpos policiacos y grupos paramilitares que actúan en la zona de la sierra de Atoyac.

La agresión contra su familia y su organización no son nuevas y se remontan a la época de la guerra sucia en los años 70.

Varios familiares de su padre, Hilario Mesino Acosta, oriundo de El Escorpión, municipio de Atoyac, desaparecieron durante esa época, entre ellos su hermano Alberto, entonces de 20 años.

El 14 de enero de 1994 la familia Mesino y otros dirigentes fundaron la OCSS; un año después, el 28 de junio, en el vado de Aguas Blancas, municipio de Coyuca de Benítez, fueron emboscados unos 40 de sus militantes cuando se dirigían a una manifestación en Chilpancingo, de los cuales 17 perdieron la vida. El atque ocurrió durante el gobierno del priísta Rubén Figueroa Alcocer, contra quien exigieron juicio político.

Casi una década después, en la ciudad de México, fueron aprehendidos los dirigentes de la OCSS Hilario Mesino Acosta, padre de Rocío, y Benigno Guzmán Martínez. En noviembre de 2003, luego de pasar 10 meses en la cárcel de Chilpancingo, fue liberado Miguel Ángel Mesino Mesino, quien posteriormente en septiembre de 2005 fue ejecutado a balazos en el centro de Atoyac.

Otros líderes asesinados

El pasado 5 de agosto, el dirigente de la Liga Agraria Revolucionaria del Sur Emiliano Zapata, Raymundo Velázquez Flores, y sus dos acompañantes fueron asesinado a las afueras de Coyuca de Benítez.

El 3 de junio, días después de ser secuestrados, fueron encontrados muertos Arturo Hernández Cardona, Félix Rafael Bandera Román y Ángel Román Ramírez, tres de los ocho líderes de la Unidad Popular de Iguala, en el tramo Mezcala-Iguala de la carretera federal MéxicoAcapulco, de la colonia Valerio Trujano.

Añadir un comentario