Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 24 de octubre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se usarán en investigación de la UNAM

Autoriza el Ifai acceso a los datos personales de los pacientes de La Castañeda
Ciro Pérez Silva
 
Periódico La Jornada
Jueves 24 de octubre de 2013, p. 42

Por primera vez, el pleno del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (Ifai) aprobó el acceso a informes personales sensibles de aquellos pacientes internados en el Manicomio General La Castañeda, mismos que formarán parte de un trabajo de investigación que se lleva a cabo en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La ponencia del comisionado José Ángel Trinidad Zaldívar para abrir dicha información, alude al artículo 27 de la Ley Federal de Archivos, publicada en enero de 2012, que permite la consulta, y al hecho de que es una investigación que permitirá conocer el desarrollo de las técnicas terapéuticas que revolucionaron a mediados del siglo XX, de manera particular, la neurocirugía y el uso de los sicofármacos, por lo que esta investigación significará un aporte científico muy importante.

Esta información fue negada por la Secretaría de Salud, con el argumento de que se trata de datos personales, respuesta que inconformó a Carlos Andrés Río Molina, del Instituto de Investigaciones Históricas de la UNAM, quien ha desarrollado como línea de especialización sobre la historia de la siquiatría en México.

Para este trabajo pidió acceso a la sección denominada: Libros de registro y expedientes clínicos del Fondo Manicomio General, resguardado por el Archivo Histórico de la Secretaría de Salud.

Dicho fondo contiene información sobre los pacientes que ingresaron al Manicomio General La Castañeda, desde que fue inaugurado, en 1910, hasta su clausura, en 1968.

La información recabada, dice el solicitante, será para fines estrictamente históricos y estadísticos, en el contexto del proyecto de investigación denominado Análisis cuantitativo de la población siquiátrica del Manicomio General La Castañeda, 1910-1968, el cual ha sido aprobado y financiado por la Dirección General de Asuntos de Personal Académico de la UNAM.

Tras ocho años de investigaciones, Río Molina sólo había podido recabar datos sobre unos 30 mil pacientes que ingresaron entre 1910 y 1944, con lo que cuenta con apenas 44 por ciento de la base de datos construida, cuando a lo largo de 58 años esa institución dio cabida a 66 mil 564 pacientes.