Mundo
Ver día anteriorJueves 31 de octubre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 

Pudo haber escuchado discusiones sobre la sucesión de Benedicto XVI, publica Panorama

El espionaje telefónico de la NSA alcanza al Vaticano: revista italiana

No sabíamos de la situación, dice vocero del Papa; en cualquier caso, no nos preocupa

Estados Unidos, Alemania, Francia y España cruzan acusaciones de vigilancia recíproca

Foto
El niño que burló la seguridad y llegó hasta el papa Francisco durante la celebración de la Fiesta de la Familia el pasado fin de semana en la Plaza de San Pedro, tiene seis años, es de origen colombiano y fue adoptado hace más de un año por una pareja italiana, dieron a conocer ayer medios localesFoto Reuters/Osservatore Romano
Afp, Reuters, Dpa, Ap y The Independent
 
Periódico La Jornada
Jueves 31 de octubre de 2013, p. 23

Washington, 30 de octubre.

Estados Unidos cruzó hoy acusaciones con Alemania, Francia y España sobre las prácticas de espionaje recíproco, en momentos en que las revelaciones sobre el seguimiento de comunicaciones telefónicas de la estadunidense Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por sus siglas en inglés) habrían alcanzado al Vaticano.

El nuevo intercambio entre estadunidenses y europeos comenzó este miércoles con la revelación de la revista italiana Panorama en cuanto a que la NSA intervino llamadas telefónicas del Vaticano y que posiblemente tuvo acceso a las discusiones sobre el sucesor de Benedicto XVI, aunque no confirmó su hipótesis y la Santa Sede dijo no tener conocimiento sobre esas prácticas.

Panorama indicó que las llamadas interceptadas al Vaticano forman parte de un total de 46 millones de comunicaciones registradas por la NSA en la península itálica del 10 de diciembre de 2012 al 8 de enero de 2013.

El 24 de octubre, otra revista italiana, L’Espresso, dio a conocer que la entidad estadunidense de inteligencia espió comunicaciones telefónicas de instituciones gubernamentales y empresas de Italia, según documentos filtrados por el ex consultor estadunidense de la NSA, Edward Snowden, refugiado en Moscú.

La NSA, como en el caso de L’Espresso, respondió a las versiones publicadas en Panorama con un comunicado en el que afirmó que no son ciertas.

La revista con sede en Milán adelantó en un boletín de prensa que la NSA espió al Papa, pero no dio mayores detalles ni precisó las fuentes de la información que circulará este jueves.

Panorama también comentó que se temía que los datos sobre la intervención telefónica hubieran cubierto el periodo en el que los cardenales del mundo se congregaron en Ciudad del Vaticano para la elección del sucesor de Benedicto XVI, entre el 28 de enero y el 13 de febrero, pero la revista no dio cuenta de ello en su boletín de prensa difundido este miércoles.

Los telefonemas fueron ordenados en cuatro categorías por la NSA, según el reporte de Panorama: intenciones del liderazgo, amenazas al sistema financiero, objetivos de política exterior y derechos humanos.

En reacción a lo difundido por la revista de Milán, el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, dijo que de momento no estamos al tanto de ningún asunto como éste y aclaró que en cualquier caso no tenemos preocupaciones al respecto.

Desde Berlín una fuente oficial negó afirmaciones hechas el martes por el director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, James Clapper, de que países aliados de Washington vigilan regularmente a políticos y agencias de espionaje estadunidenses.

Gerhard Schindler, responsable del servicio de inteligencia exterior alemán (BND, por sus siglas en alemán), aseguró que no se llevan a cabo operaciones de vigilancia de las telecomunicaciones desde la embajada alemana en Washington.

Un grupo de funcionarios vinculados a la seguridad nacional de Alemania se entrevistaron hoy con sus pares en las oficinas presidenciales en Washington, según confirmó Caitlin Hayden, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

De la reunión no surgió ningún acuerdo concreto, puesto que el objetivo de la cita fue únicamente el de establecer el primer contacto directo de alto nivel, informó Hayden.

El encuentro es resultado de las resoluciones adoptadas la semana pasada por el presidente Barack Obama y la canciller alemana, Angela Merkel, quienes se comunicaron por teléfono después de que la revista alemana Der Spiegel publicó que un teléfono oficial de la jefa de gobierno fue interceptado por la NSA.

Para responder a las denuncias de espionaje telefónico, el martes el director de la NSA, Keith Alexander, dijo que información con el registro de millones de llamadas fue entregada a la entidad estadunidense por sus pares de los servicios de inteligencia de Francia y España.

En reacción a ese señalamiento, la portavoz del gobierno francés, Najat Vallaud-Belkacem, declaró hoy que el desmentido del director de la NSA parece poco creíble.

Sin embargo, el diario francés Le Monde publicó en su edición de este miércoles que existe un acuerdo entre la Dirección General del Servicio Exterior y el gobierno estadunidense para facilitar la entrega de datos sobre temas de seguridad. El rotativo citó a un empleado de los servicios secretos franceses.

En Madrid, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, eludió confirmar las afirmaciones de Alexander de que los datos surgidos de la intervención telefónica son producto de investigaciones hechas por los servicios de inteligencia de España y Francia.

No obstante, Rajoy reiteró que si se confirman las escuchas telefónicas de Estados Unidos en España se trataría de actos inapropiados e inaceptables entre socios y amigos.

Anunció, asimismo, al Congreso de los Diputados que el director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz Roldán, comparecerá ante la comisión de secretos oficiales del Parlamento para hablar de este asunto.

En medio de este intercambio de acusaciones, Alexander propuso hoy sentarse con autoridades europeas para cooperar mejor en materia de ciberseguridad y antiterrorismo.

Alexander insistió hoy en que los aliados europeos de Estados Unidos tienen espías en su país.

“Suponemos que tiene razón Bernard Squarcini (ex director de la inteligencia interna francesa), que todo el mundo espía a todo el mundo. La verdadera pregunta es: ‘¿qué es lo que realmente puede dañar a nuestros países?’ Estamos de acuerdo en decir que es el terrorismo y las amenazas en Internet”.

El estadunidense propuso dialogar con los europeos porque esta alianza es absolutamente importante. Pero esto tiene que realizarse con todos en torno a una mesa haciendo a un lado todo sensacionalismo.

Una vez más, Alexander dijo que la percepción de que la NSA interceptó 70 millones de llamadas telefónicas en Francia, España o Italia es actualmente incorrecta. No somos nosotros.

Precisó que “se trata en realidad de países que trabajan juntos en operativos militares y recaban todo lo que todos necesitamos para proteger a nuestras tropas en zonas en las que trabajamos en conjunto. Esto no tiene nada que ver con intercepciones que apunten a Europa. Punto”.

Por segunda ocasión en los últimos meses, la NSA fue acusada de espiar las comunicaciones de millones de comunicaciones personales a través de los sitios en Internet de Google y Yahoo.

El diario The Washington Post reportó que el programa muscular, operado entre la NSA y el cuartel general de comunicaciones gubernamentales de Gran Bretaña permite a ambas entidades recuperar datos desde las fibras ópticas utilizadas por las dos empresas de Internet.

Lo grave, de acuerdo con el despacho del Post, es que esta intervención se lleva a cabo, a pesar de que la NSA puede solicitar información sobre usuarios por la vía legal.

La información del Post fue elaborada con base en documentos filtrados por Snowden, según los cuales, 181 millones de comunicaciones personales fueron tomadas por la NSA.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks