Opinión
Ver día anteriorDomingo 3 de noviembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Pérdidas también de Pemex, salvo lo que aumenta
Antonio Gershenson
L

as pérdidas de Pemex en el tercer trimestre están a tono con las bajas a nivel nacional. Fueron de 39 mil millones de pesos en ese trimestre de 2013 con respecto al mismo periodo de 2012.

El total de hidrocarburos líquidos cayó 1.5 por ciento en el mismo período. El gas natural bajó 0.8 por ciento, porque en algunas áreas hay aumento. Confío en que esto calme la fiebre de otros funcionarios de importar gas a lo loco.

Durante el tercer trimestre de 2013, la producción total de petróleo crudo promedió 2 millones 506 mil barriles, 1.6% inferior al mismo trimestre del año anterior. Esto se debió a:

El crudo pesado bajó más que el promedio, 2.1 por ciento. En Cantarell, en los meses recientes sigue la baja y de febrero pasó de 396 a 375 mil barriles diarios en octubre.

Ya hemos dicho también que en Chicontepec, del que se habló en la gloria, la producción bajó de 75 mil barriles diarios en enero, a 62 mil en octubre.

También se redujo la producción súperligero, sobre todo en el campo Sur.

La excepción es Litoral de Tabasco: del tercer trimestre de 2012 al de 2013, Tsimin pasó de 3.7 a 30.6 miles de barriles diarios de crudo súperligero. Claro, el año pasado empezó la producción, pero no ha habido mes en que la producción de ese crudo no haya aumentado.

En el mismo Litoral, además, empezó la producción de otros dos pozos, Xux 1 DL con un millón 922 mil barriles de crudo ligero, y Mitzon-1 con 3 millones 512 mil, también de crudo ligero. Todos estos producen también gas natural en cantidad creciente. La producción nacional de crudo ligero aumentó 2.5 por ciento.

Ha habido también perforaciones recientes en la Región Sur.

Estas perforaciones muestran que lo que pasa no es un mal fatal. Pero el conjunto hace ver que los funcionarios no pueden resolver problemas. Y, no digamos, entregar a las trasnacionales no es ninguna solución, como lo muestran las caídas en la producción en Chicontepec y en Burgos.

Otro problema es la caída de información sísmica tridimensional, en un 38 por ciento. Se abandona este aspecto importante de la exploración, y desde hace tiempo se ha concentrado en aguas profundas y otros lugares no productivos o casi no productivos. Debería dedicarse a las áreas productivas y vecinas a ellas, en primer lugar.

La producción de gas natural decayó en los campos no asociados, como Veracruz, Burgos y otros, bajando 7.5 por ciento. Los campos asociados, los que producen gas natural y también crudo, como los que hemos mencionado de Litoral de Tabasco y de la región Sur, tuvieron un aumento de 4.0 por ciento en su producción de gas natural.

Se habla de que hay una menor actividad en Chicontepec y en Burgos, así como en Poza Rica–Altamira.

Como ya hemos dicho, las áreas dominadas por trasnacionales, como Burgos y Chicontepec, siguen siendo las de más notorias caídas en la producción. Y las pocas zonas con aumento de producción, son operadas por Pemex, su personal y sus equipos.

La información hecha pública por Pemex sobre la evolución de este trimestre en relación con el año anterior, muestra muchos datos que echan abajo los intentos de destruir la estructura de Pemex y entregarla a empresas internacionales. La administración de Pemex la impusieron ellos, y es ella la que echa abajo los niveles de producción.

Las bajas se dan sobre todo en las trasnacionales, que son las que ellos quieren promover. Las unidades productivas que Pemex tiene, opera e impulsa, son las que impulsan a las más productivas. Hay que poner atención en que son las unidades de nuestra unidad, Pemex, las que tuvieron un 4 por ciento de aumento en gas natural, y en cambio las controladas por las extranjeras tuvieron una baja en la producción de 7.5 por ciento en gas natural.

La producción de crudo tiene una distribución más compleja, pero de todos modos es el crudo pesado, el más tradicional, el que bajó más, y el ligero aumentó. El Litoral de Tabasco, como vimos, aumentó.

Este documento de Pemex y sus cifras condenan el intento del gobierno de reforma energética.