Mundo
Ver día anteriorMartes 5 de noviembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Se procesará a responsables de la filtración, advierte la administración de Rousseff

El gobierno de Lula espió a diplomáticos de EU, Rusia, Irán e Irak: Folha de Sao Paulo
Afp, Ap, Dpa y Xinhua
 
Periódico La Jornada
Martes 5 de noviembre de 2013, p. 19

Brasilia, 4 de noviembre.

El gobierno de Luiz Inacio Lula da Silva, por medio de la Agencia Brasileña de Inteligencia (Abin), espió hace una década a diplomáticos de Rusia, Irán e Irak, al tiempo que vigiló los movimientos de personal de servicios de la embajada de Estados Unidos en esta capital, reportó hoy el diario Folha de Sao Paulo.

Tras la divulgación de estas versiones, la administración de Dilma Rousseff, sucesora de Lula, advirtió que la filtración constituye un delito y que los responsables serán procesados. El gabinete de seguridad institucional reconoció que la Abin espió a funcionarios extranjeros, pero aclaró que lo hizo dentro del marco legal del país.

De acuerdo con Folha, durante la operación Miucha, de 2003 a 2004, la Abin siguió la rutina de militares rusos en Brasilia y del ex cónsul general en Río de Janeiro, Anatoly Kashuba, involucrados en la negociación de venta de equipos militares a Brasil. También fueron vigilados los representantes de la agencia comercial de armas Rosoboronexport.

En otra operación, denominada Sha, la Abin mantuvo bajo observación los movimientos y contactos de diplomáticos iraníes; con particular atención fue espiado el embajador de Irán en Cuba, Seyed Davood Mohseni Monfared, quien estuvo en Brasil del 9 al 14 de 2004.

Un agente brasileño que examinó el informe a pedido de Folha afirmó que probablemente los iraníes fueron vigilados a solicitud del servicio secreto de otro país, una cooperación usual entre este tipo de agencias oficiales.

El espionaje en torno a la embajada iraní ocurrió días después de la invasión de Estados Unidos y sus aliados europeos a Irak en 2003, pero no hubo mayores precisiones sobre el caso.

En cuanto al caso estadunidense, Folha señaló que se trató de la observación a un edificio que Washington rentó en Brasilia, donde guardó equipo de telecomunicaciones y cómputo. La embajada estadunidense confirmó haber utilizado el inmueble y dijo que en el lugar concentró los servicios de radiocomunicaciones de su personal.

En tanto, en Berlín, Steffen Seibert, portavoz de la canciller Angela Merkel, advirtió hoy que el gobierno privilegia la relación con Washington por encima de las peticiones de políticos de la oposición y ciudadanos, en el sentido de que Alemania debe dar asilo al ex contratista de la estadunidense Agencia Nacional de Seguridad, Edward Snowden, actualmente refugiado en Moscú, pero dispuesto a ofrecer mayores detalles sobre el espionaje a la jefa del gobierno alemán.

A su vez, el diario londinense The Independent, en su edición de este martes, reportó que la embajada británica en Berlín espía comunicaciones del palacio de gobierno y del Parlamento de Alemania, según documentos filtrados por Snowden.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks