Política
Ver día anteriorViernes 8 de noviembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Elevada cifra de homicidios, advierte el subsecretario Kuri Morales

Violencia, problema de salud pública
Ángeles Cruz Martínez
 
Periódico La Jornada
Viernes 8 de noviembre de 2013, p. 5

La violencia ocasionó más de 20 mil muertes el año pasado en México, de las cuales ‘‘la mayoría fue de personas entre 15 y 44 años de edad’’. En este sector, de hecho, los homicidios son la principal causa de defunción. Por eso la importancia de reconocer a este como un problema de salud pública e impulsar acciones que, con base en la evidencia científica, contribuyan a su disminución, afirmó Pablo Kuri Morales, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud.

El especialista llamó la atención respecto del incremento que reportaron los homicidios en seis años. Mientras en 2006 representaban la décima causa de muerte, para el año 2012 se ubicaron en el sexto lugar. El periodo corresponde al gobierno panista de Felipe Calderón, durante el cual se emprendió una ‘‘guerra’’ contra el crimen organizado.

El funcionario resaltó que la violencia es un problema multifactorial y se puede prevenir mediante un abordaje intersectorial para incidir en los determinantes sociales como la falta de educación y oportunidades de empleo.

Kuri encabezó ayer una conferencia de prensa donde anunció la realización de la sexta reunión Hitos de la Campaña Mundial de Prevención de la Violencia, iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con la cual se busca abatir la problemática y sus consecuencias en la salud y la vida de los individuos.

Desde el ámbito de la salud corresponde la aplicación de medidas universales como la prevención del maltrato infantil y la violencia intrafamiliar. Arturo Cervantes, director del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes, comentó sobre la relevancia de asegurar a la infancia un desarrollo en condiciones de estabilidad y seguridad.

Al sector salud también le corresponde contribuir para disminuir el consumo de alcohol, pues la mayor parte de delitos, suicidios y hechos de violencia se presentan en personas intoxicadas con alcohol y otras drogas. También restringir el acceso a medios letales como armas o plaguicidas, promover la igualdad de género para prevenir la violencia contra las mujeres, indicó. Otras acciones selectivas y focalizadas requieren la intervención de otros sectores, y particularmente el de la seguridad pública.

Durante la reunión internacional que se llevará a cabo del 11 al 15 de noviembre en la sede de la Secretaría de Relaciones Exteriores, los participantes –448 hasta ayer– de 42 países, entre los que están algunos ministros y viceministros, presentarán los avances de la iniciativa mundial en contra de la violencia y fijarán los nuevos objetivos nacionales y regionales para disminuir las lesiones de causa externa e intencionales. El jueves tendrá lugar una reunión ministerial, al término de la cual los funcionarios emitirán una declaratoria con compromisos específicos –aunque no vinculantes– para los países miembros.

Entre los datos que se presentarán en el encuentro está que cada año se registran más de 1.6 millones de muertes a causa de la violencia. En México, los 20 mil fallecimientos equivalen a una tasa de 17.6 homicidios por 100 mil habitantes en 2012. Es un indicador que está muy por debajo de otros sitios como Honduras, con 91.6 por 100 mil personas o El Salvador, con 69.2.