Política
Ver día anteriorDomingo 10 de noviembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
 
Pemex: se vende o se alquila lo peorcito
Antonio Gershenson
D

esde por lo menos 2011, los funcionarios de Pemex han contratado de lo peorcito. Unos han sido los llamados campos maduros, y contratos integrales, cuya producción es mínima y a lo largo de muchos años. Primero en la zona sur, luego, ya en 2012, en el norte, y finalmente, este año, el gran regalo de los funcionarios: ¡Chicontepec! En este último año, se concursaron seis áreas en esa zona, y tres se declararon desiertas. ¡Nadie de las trasnacionales las quiso! Así estarían.

Como si fuera la gran gloria, anuncian que lo que sigue son las aguas profundas. De hecho ya perforan junto con trasnacionales, pero tal vez ahora serían concursos formales como los mencionados. Ya se habían gastado 69 mil millones de pesos en 2002–2011 en trabajos en aguas profundas. Y, como hemos mostrado, no ha habido en aguas profundas ninguna producción de petróleo crudo ni gas natural. Claro, estas zonas son muy elogiadas.

Y nosotros tan preocupados porque las zonas productivas sean entregadas a las trasnacionales. Tan preocupados porque las trasnacionales se asocien como dicen, a las zonas más productivas.

En otras notas mencionamos que la excepción es Litoral de Tabasco, en el que, del tercer trimestre de 2012 al de 2013, Tsimin pasó de 3.7 a 30.6 miles de barriles diarios de crudo súper ligero. En el mismo Litoral, además, empezó la producción de otros dos pozos: Xux 1 DL, con un millón 922 mil barriles, y Mitzon-1, con 3 millones 512 mil, ambos de crudo ligero. La producción nacional de crudo ligero aumentó 2.5 por ciento, más que el crudo y más que el súper ligero.

Todos estos producen también gas natural en cantidad creciente. Los campos asociados, los que producen gas natural y también crudo, como los que hemos mencionado, tuvieron un aumento de 4 por ciento en su producción de gas natural.

La producción de gas natural decayó en los campos no asociados, como Veracruz, Burgos y otros, bajando en 7.5 por ciento.

Afortunadamente, todas estas áreas en desarrollo no se están rifando, ni vendiendo, ni hipotecando: son de Pemex y ya.

Todo el dineral y todos los discursos se destinan a las áreas improductivas o casi, y en cambio no les destinan esos discursos y demás atenciones a las áreas que sí producen crudo y gas, como los ejemplos mencionados.

Por un lado, los funcionarios sólo presumen sin producción, o con producción decadente. Por otro lado, estos señores son ajenos a lo que se está produciendo en la realidad.

Me temo que, a estas alturas, los funcionarios no están muy claros de lo que pasa. Todo lo que ellos han publicado, si lo ve alguien que sepa, se va a burlar.

Exponen ampliamente temas como Campos Maduros; para que no se oiga tan feo Chicontepec, dicen Aceite Terciario del Golfo, hablan de Aguas Profundas como si fueran algo productivo, de recursos Shale, ampliar las nuevas redes de negocios y así sucesivamente. Lo único malo es que todo esto está hueco, y el contenido de barriles –si lo hay– en varios casos no lo pueden encontrar.

En un foro, con el Congreso, el director de Finanzas de Pemex menciona los contratos de producción compartida (lo que cambian, obsérvese, es el nombre de los contratos, y hay que ver qué más). Y se habla de contratos concesionados, y de que se discutirá con los diputados los términos que resulten.

Hoy, y se menciona en la reunión, empezó la construcción del gasoducto Los Ramones, desde Estados Unidos. El ducto, que será largo en serio, va a ser carísimo.

Se habla también de la llegada de otro ducto, canadiense, a Houston, donde el petróleo exportado mexicano va a encontrar una gran competencia.

Ahora, entonces, se discuten los términos de la entrega a las trasnacionales de las instalaciones petroleras y gaseras. Ya vimos las anteriores, que no son nada positivas para México ni para Pemex. Debemos ser muy activos en la defensa de Pemex, y en especial de las áreas productivas del mismo.