Economía
Ver día anteriorMiércoles 4 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El bajo desempeño económico frustró planes empresariales

El primer año de Peña Nieto no es lo que esperábamos, dice Scotiabank
Roberto González Amador
 
Periódico La Jornada
Miércoles 4 de diciembre de 2013, p. 26

El resultado del primer año de la gestión del presidente Enrique Peña Nieto, que se cumplió el domingo pasado, no es lo que esperábamos, aseguró este martes Troy Wright, presidente y director general del Grupo Financiero Scotiabank.

Muchos empresarios tenían para este año planes de crecimiento, de hacer inversiones, y no pudieron llevar a cabo lo que planearon por el bajo desempeño de la actividad económica, expuso Wright en una reunión con la prensa.

A comienzos del año la expectativa de crecimiento económico se situaba en 3.5 por ciento, previsión que se fue ajustando a la baja conforme avanzaron los meses, para situarse actualmente en torno a 1.2 por ciento, comentó.

Consideró que el proceso de reformas económicas, en el que existe la expectativa de que se aprueben cambios a la Constitución para permitir la participación privada en el sector energético, constituye una oportunidad de que se incremente la inversión y el potencial de crecimiento de la economía.

Opinó que la apertura del sector energético puede contribuir a reducir el costo de algunos insumos esenciales para la actividad productiva, como la electricidad –que se genera principalmente con gas– y el propio gas que se utiliza en algunos procesos manufactureros. En México este insumo es más caro que en Estados Unidos, país con el que se realiza alrededor de 85 por ciento del intercambio comercial.

El próximo año, la economía mexicana retomará una dinámica de crecimiento en torno a 3.5 a 4 por ciento, consideró, pero vemos algunas oportunidades de crecimiento que no dependen de las reformas.

Una de las oportunidades de crecimiento económico y de la actividad bancaria se encuentra en el incremento del número de familias que se consideran de clase media, que ahora asciende a 12 millones y que en los siguientes cinco años aumentará a por lo menos 15 millones de hogares, apuntó.

El crecimiento en el número de familias de clase media es una enorme oportunidad para cualquier tipo de empresa. Esas nuevas familias van a necesitar comprar una casa, amueblarla, quizá comprar su primer carro. Es una oportunidad de crecimiento económico que no depende de las reformas, consideró.

Otra oportunidad para la economía mexicana tiene que ver, apuntó, con el incremento de los salarios y, por tanto, con el costo de la mano de obra en China. Este hecho ha provocado que muchas empresas regresen a México y desde aquí, aprovechando que los salarios no han crecido como en China, instalen sus plantas, lo que constituye un impulso para la actividad productiva nacional por sí mismo.

Añadir un comentario