Economía
Ver día anteriorViernes 6 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
México SA

México: oro en pobreza

Un millón más en 2012

En AL baja; aquí crece

Carlos Fernández-Vega
E

n el mundo al revés México siempre destaca. Se mantiene en los primeros lugares y reiteradamente aparece en el medallero. Lástima que los múltiples galardones los obtenga por los pésimos resultados políticos, económicos y sociales que reporta: de la corrupción a la educación; de la miseria a la concentración del ingreso; del crecimiento ausente y la mediocridad económica al saqueo por parte de la clase político-empresarial; del discurso a la realidad, en síntesis.

No es novedad, pero resulta que sólo en su último año de estancia en Los Pinos el gobierno calderonista que a los mexicanos prometió vivir mejor, incrementó en un millón de personas (2 mil 740 por día) el de por sí grueso inventario nacional de depauperados, con lo que al cierre de su sexenio en esta República de discursos más de 60 millones de paisanos se mantenían en tan precaria circunstancia. Y tal resultado se dio en el año del crecimiento sostenido (Calderón dixit).

Sin embargo, a ese desastre se suma el resultado del primer año de la nueva administración tricolor, durante el cual la economía creció tres veces menos que en 2012, lo que hace previsible que en 2013 el número de pobres haya crecido aún más.

Por lo anterior, más lo que se acumule, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) otorgó a México la medalla de oro por ser el único país de la región en el que el número de pobres se incrementó. El único, amén de que alrededor de la mitad de los niños y adolescentes mexicanos sobrevive en hogares carentes del nivel mínimo de bienestar y 37.1 por ciento de ellos se encuentra en pobreza multidimensional, mientras los integrantes de los tres poderes de la unión (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), más los llamados órganos autónomos, este diciembre cobrarán aguinaldos de hasta 900 mil pesos.

La Cepal divulgó ayer su Panorama social de América Latina, correspondiente a 2013 (con información al cierre de 2012) en el que detalla lo siguiente: observando en forma individual a los 11 países que cuentan con información al año 2012, se advierte que en seis se registraron disminuciones de los niveles de pobreza. Venezuela presentó la mayor reducción de la pobreza (5.6 puntos porcentuales: de 29.5 a 23.9 por ciento) y de la pobreza extrema (2 puntos: de 11.7 a 9.7 por ciento). En Ecuador la pobreza bajó 3.1 puntos porcentuales (de 35.3 a 32.2) y la indigencia 0.9 puntos (de 13.8 a 12.9). En Brasil la pobreza disminuyó 2.3 puntos (de 20.9 a 18.6) y la pobreza extrema 0.7 puntos (de 6.1 a 5.4). En Perú se registró una caída de la tasa de pobreza de 2 puntos y en Argentina y Colombia la reducción fue algo superior a un punto porcentual. En estos tres países la pobreza extrema no presentó cambios apreciables respecto de los niveles de 2011.

Por su parte, los niveles de pobreza en Costa Rica, El Salvador, República Dominicana y Uruguay se mantuvieron constantes con respecto a la estimación previa. En la mayoría de estos países la pobreza extrema tampoco registró variaciones apreciables, con la excepción de El Salvador, donde disminuyó 3.2 puntos porcentuales. Así, subraya la Cepal, prácticamente sin excepciones se ha producido en la región una caída de la pobreza, que en promedio llega a 15.7 puntos porcentuales acumulados desde 2002.

Pero faltaba México por contabilizar: este país, detalla el organismo, “es el único con información disponible a 2012 en el que los indicadores de pobreza aumentaron, pero las variaciones son de pequeña magnitud (de 36.3 a 37.1 por ciento en el caso de la pobreza y de 13.3 a 14.2 por ciento en el caso de la pobreza extrema (…) que significó que alrededor de 1 millón de personas adicionales fueron contabilizadas como pobres”. Un año atrás, Calderón presumía: cumplí con los pobres. Y sí, lo hizo, pues en su sexenio sumó a 15 millones de mexicanos al ejército de depauperados.

Sin embargo, si se amplía el periodo de medición se encuentra que con Calderón en Los Pinos y durante el gobierno de para vivir mejor, el número de pobres en México se incrementó casi 20 por ciento, y el de indigentes en cerca de 63 por ciento, de acuerdo con las cifras de la Cepal. Ningún otro país latinoamericano registró el incremento de la indigencia reportado durante el calderonato. El más cercano, por decirlo así, fue Costa Rica, con un aumento de 4.3 por ciento, es decir, casi 15 veces menos que en México.

De acuerdo con las cifras de la Cepal, al cierre del año pasado en América Latina, el 28.2 por ciento de la población regional era pobre, y 11.3 por ciento indigente, lo que se traduce en que 164 millones de latinoamericanos son pobres e indigentes, de los cuales 60 millones son mexicanos, es decir, de cada 100 latinoamericanos en pobreza, 37 son mexicanos. Para 2013, explica el organismo, no se prevén cambios apreciables en los niveles de pobreza e indigencia de América Latina, ya que el crecimiento del PIB por habitante será similar al de 2012 y no cabe esperar variaciones importantes en el empleo ni la inflación.

México, pues, medalla de oro en pobreza regional. Y ello sucede en medio del machacón discurso de que el país va bien, porque ha sido exitoso el modelo económico impuesto 30 años atrás y, según ellos, lo ha sido aún mayor por la calidad de los cinco gobiernos involucrados en ese periodo. Más de 60 millones de pobres lo rubrican. Y el sexto de la temporada dice y hace lo mismo, y para demostrarlo registra el peor arranque sexenal de los últimos tres inquilinos de los Pinos, lo que ya es decir.

La secretaria general de la Cepal, Alicia Bárcenas, considera que lo que ha pasado a México es que tiene menores tasas de crecimiento; ese es el gran tema de la economía mexicana, que no ha podido despegar y además se ha visto afectado por la severidad con que golpeó al país la crisis de 2008. Dejó a un lado corrupción, concentración del ingreso, errores y excesos gubernamentales, impunidad, voracidad empresarial, mercado laboral del medievo, salarios de hambre, inseguridad y demás gracias asociadas al modelito económico. Entonces, no sólo se trata de falta de crecimiento, sino de ausencia de desarrollo y carencia de justicia.

Las rebanadas del pastel

Un sentido adiós a Nelson Mandela, grande entre los grandes, ejemplo de los hombres libres y dignos. Qué tristeza: se van los líderes que físicamente nunca deberían irse, y lamentablemente permanecen los que nunca debieron llegar. Un fuerte abrazo, Madiba.

Twitter: @cafevega

Añadir un comentario