Política
Ver día anteriorViernes 6 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Madiba y su camino hacia la libertad
Por mi ideal de democracia estoy dispuesto a morir...
Foto
Visita del líder palestino Yasser Arafat a Ciudad del Cabo, en agosto de 1998Foto Ap
Dpa, Ap, Reuters y Afp
 
Periódico La Jornada
Viernes 6 de diciembre de 2013, p. 2

Johannesburgo, 5 de diciembre.

Los muros que rodean aquí las zonas residenciales de población blanca y las separan del resto de la principal ciudad de Sudáfrica son todavía hoy un recordatorio de la desigualdad que predominó en este país durante dos siglos y medio de colonización británica, y a la cual hizo frente Nelson Rolihlalah Mandela, antes y después de ser presidente, de 1994 a 1999, el primer negro electo en ese país en una elección multiracial, símbolo mundial de la lucha pacífica por la libertad.

Nacido el 18 de julio de 1918, en Transkei, pequeña localidad del sureste de Sudáfrica, Mandela estudió derecho en la Universidad de Fort Hare, en la provincia de Eastern Cape, y en la Universidad de Witwatersrand, en Johannesburgo, donde se involucró desde los 22 años en el movimiento anticolonialista que finalmente llevó a la independencia de Gran Bretaña en 1961.

Cofundador del CNA

Miembro del clan xhosa, Mandela fue cofundador en la década de los 40 del movimiento juvenil del Congreso Nacional Africano (CNA), la organización política creada en 1923 para resistir las políticas segregacionistas impuestas por los colonizadores británicos desde que en 1806 se posesionaron del Cabo de Buena Esperanza y se expandieron sobre la el sur de África.

El CNA y Mandela debieron responder a un desafío mayor en 1948, cuando los afrikaners, sudafricanos de ascendencia inglesa y holandesa organizada en torno al Partido Nacional, llegaron al poder y comenzaron a institucionalizar la política del apartheid o segregacionismo.

Como abogado, Mandela tomó causas en favor de las libertades para los negros y como militante participó en las protestas que fueron constantemente reprimidas por el régimen racista hasta que fue arrestado en 1962, cinco años después de haber asumido la dirección del CNA, dos años después de que el régimen declaró ilegal a la organización y un año después de que los antisegregacionistas decidieron formar comandos guerrilleros para combatir al Estado racista.

Después de un largo juicio, en 1964 fue sentenciado a prisión de por vida por sabotaje y conspiración contra el gobierno.

De 1962 a 1982 estuvo en la cárcel de Robben Island, de 1982 a 1988 en la prisión de Polosmoore y en el reclusorio de Versen de 1988 a 1990, año en que tuvo efecto una larga campaña internacional por su liberación.

Foto
En 1996 viajó a Londres para reunirse en el Palacio de Buckingham con la reina Isabel IIFoto Ap

Mandela fue bautizado con el nombre de Rolihlalah, que para los xhosa significa el que trae problemas, pero en los años en que realizó sus estudios básicos, un maestro le llamó Nelson. También es conocido como Madiba, derivado de su clan, que se usa como expresión de respeto al líder.

En su proceso político, Mandela rompió en tres ocasiones con principios que le ataban en su lucha por la liberación de los negros.

En los años 50, rompió primero con la postura africanista que planteaba la marginación total de los blancos como respuesta al apartheid. En 1961 abandonó la idea de la lucha pacífica para incorporar al CNA la lucha guerrillera y en 1990, después de casi tres décadas en prisión y una vez en libertad, abandona las bases marxistas de su ideología.

Evitó una guerra civil

Con su elección en 1994, Mandela evitó una guerra civil que por aquel tiempo parecía ya imparable. En el proceso judicial al que se le sometó en 1964, el líder dio las primeras señales de que su ideología política no estaba limitada a un dogma.

He dedicado toda mi vida a luchar por los africanos. He luchado contra la dominación blanca y también contra el dominio negro. Acuño así el ideal de una sociedad libre y democrática. Y por ese ideal estoy dispuesto a morir, afirmó en su defensa, durante el juicio.

Mandela tuvo tres matrimonios. El primero con Evelyn Wase, en 1944, y el segundo con Winnie Madikizela, en 1958. A los 80 años se casó con Graca Machel, viuda del presidente mozambiqueño Samora Machel, 27 años menor que él. Su última aparición en un acto público masivo ocurrió en la inauguración del Mundial de 2010, el mismo año en que su bisnieta murió en un accidente de tránsito.

Abanderado del CNA, Mandela arrasó el 27 de abril de 1994 en unos comicios que generaron una gran expectativa de cambio para los negros de Sudáfrica. Durante sus cinco años de gobierno, se planteó forjar una alianza que nos permita construir una sociedad en la que todos los sudafricanos, negros y blancos, puedan caminar con la cabeza en alto, como parte de una nación arco iris, en paz consigo misma y con el mundo.

Pero la crítica que generalmente se ha hecho a Mandela desde que dejó la presidencia, en 1999, es que no pudo acabar con la desigualdad.

Añadir un comentario