Política
Ver día anteriorMartes 10 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Batres descarta unir la lucha del movimiento a la del PRD

Advierte Morena que acusará a Peña de traición a la patria

Con las bases perredistas sí; con sus dirigentes nada, expresa

Alonso Urrutia y Karina Avilés
 
Periódico La Jornada
Martes 10 de diciembre de 2013, p. 8

Al anochecer cesó el intenso ruido en los alrededores del Senado, producto de implacables golpes con piedras contra las vallas metálicas que protegen el recinto. Era el momento para la arenga política del dirigente del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Martí Batres, quien sin matices acusó: el presidente Enrique Peña Nieto es un traidor a la patria, y anunció el encausamiento legal de éste en caso de consumarse la reforma privatizadora del petróleo.

En su balance de la jornada en defensa del crudo abrió espacio para descalificar el contubernio PRI-PAN, y marcar distancias con el PRD, que por la mañana envió un guiño de unidad al que Batres respondió para despejar dudas: con las bases perredistas sí; con sus dirigentes nada.

Batres no dio espacio para un acercamiento con el sol azteca, no por los añejos agravios intrapartidistas, sino por su coparticipación en la ruta que ha llegado hasta la reforma energética.

Enumeró que el PRD, activo participante del Pacto por México, acordó la reforma educativa, la de telecomunicaciones y la fiscal para dotar de recursos que el gobierno perdería con los cambios en lo energético, así como la electoral, para consumar que estos (legisladores) puedan relegirse.

Mientras los perredistas pavimentaban en el Pacto por México la situación actual, Morena realizaba acciones contra la inminente privatización, agregó.

Cada quien con su estrategia, añadió, y deslizó lo inciertas que serían las negociaciones del PRD en estos momentos.

Hay que estar

Larga jornada que comenzó desde el amanecer, tras la pernocta de los militantes de ese movimiento. Quizá lo más aparatoso del cerco es la interminable sucesión de vallas metálicas que no dan resquicio a que un inconforme se atreva a traspasarlas.

En tramos, la presencia policiaca es más numerosa que la gente de Morena, que opta por la estridencia del golpeteo de piedras y martillos contra las vallas.

A 25 (pesos) el martillo, ofreció quien se identificó como Johnny. Oculta la cara con un antifaz de Zapata, que también vende por el mismo precio.

Es un diminuto martillo al que no se le augura mucha vida útil. El vendedor defiende la mercancía: lo quieres para hacer ruido, ¿no? No para desmadrar las vallas. Para eso no te sirve.

Piedras y martillos sirven de catarsis a los inconformes, quienes estrellan en la valla su irritación. Judith Ramos, enfermera jubilada de 71 años, que se proclama sobreviviente del 68, casi susurra su desilusión ante lo que está por consumarse, pero hay que estar, agrega para justificar su presencia en el cerco. El que no es ignorante es retrógrado, concluye.

La interminable valla es también galería casi infinita de fotos de los traidores identificados por nombre y partido.

Rostros satisfechos obtenidos de la página oficial del Senado, rubricados, casi inevitablemente con la sentencia traidor, cuando no un impertinente recordatorio a su origen familiar.

–¿Qué lo trajo a participar?

Una sonrisa irónica es el preámbulo de la respuesta: nomás por revolucionario. Es maestro de la sección sindical 22, curtido en las luchas sociales desde que tengo uso de razón.

Esta vez no es la reforma educativa, contra la que también participó; es por preservar lo que Lázaro Cárdenas nos dejó.

Por la mañana, maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación marcharon de la torre del Caballito al Senado, donde acusaron que ese espacio es el lugar de la traición, porque ahí es donde está a la venta nuestro país.

Expresaron que como docentes tienen la obligación de hacer la historia que corresponde a esta década y este año contra todas las modificaciones estructurales, particularmente la energética, mediante la que se busca dejar la riqueza nacional en manos de la oligarquía.

Frente a la muralla metálica en torno al edificio senatorial destacaron que la política neoliberal ha ocasionado que en México existan más de 60 millones de pobres, pero lo más lamentable es que a pesar de esa exclusión, la gran mayoría de la población sigue viviendo con los ojos cerrados, ya que no realizan acciones para evitar estas decisiones que afectarán a todos.

Manifestaron que en este país se puede gritar y patalear, pero de todas maneras las leyes se imponen a toda costa, porque a los legisladores lo que menos les interesa es el bien común.

Añadir un comentario