Política
Ver día anteriorMiércoles 11 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Instan a las fuerzas progresistas a definir plan de resistencia

Llaman representantes de AL a unirse ante expansionismo de EU

¿Cuál es el pecado, por qué ese odio, esa saña contra nuestros pueblos?

Foto
Los embajadores de Ecuador, Alfonso López Araujo; Cuba, Dagoberto Rodríguez Barrera, y Bolivia, Marco Domic, en Casa LammFoto Cristina Rodríguez
Ciro Pérez Silva
 
Periódico La Jornada
Miércoles 11 de diciembre de 2013, p. 25

El embajador de Cuba en México, Dagoberto Rodríguez Barrera, llamó a los gobiernos y las fuerzas progresistas de América Latina a definir un plan de resistencia ante la más violenta contraofensiva de Estados Unidos para arrancar de raíz toda idea que se oponga a sus afanes de expansión y hegemonía.

¿Cuál es el pecado, por qué ese odio, esa saña contra nuestros pueblos? Contra Venezuela, por invertir más de 550 mil millones de dólares para mejorar educación y vivienda; contra Uruguay, por elevar el salario más de 19 por ciento; en Argentina, que ha incrementado el salario de los trabajadores; contra Bolivia y Ecuador, porque hoy 80 por ciento de las utilidades que robaban las trasnacionales benefician a sus pueblo, o porque en Brasil miles de personas han salido de la pobreza. Son gobiernos que han dejado de ser administradores de la pobreza para convertirse en estados orientados a resolver los problemas de sus pueblos, apuntó.

Es indispensable la integración

Al participar en los debates sobre la situación de América Latina que organizan La Jornada y Casa Lamm, Rodríguez Barrera propuso que el plan de resistencia establezca en la conciencia de nuestros pueblos que el imperialismo es el enemigo principal de nuestros sueños de justicia social e independencia, que nuestra arma más afilada es el desarrollo de proyectos unitarios, tanto a nivel de naciones cono de la región. Que es indispensable la integración a nivel de estados, organizaciones y movimientos sociales, esa es la condición para poder enfrentarnos a esa embestida de Estados Unidos.

Marco Domic, embajador de Bolivia en México, alertó a su vez sobre el uso de técnicas de la contrarrevolución para minar a los gobiernos progresistas. Se refirió a los prejuicios y estereotipos que propagan los medios de comunicación sobre estos gobiernos, de mecanismos de control que crean reacciones adversas a la transformación de la sociedad. Al rumor y algunos elementos de la llamada guerra sicológica, en los que se afianzan las fuerzas desestabilizadoras, para tratar de impedir la más mínima disidencia o manejo independiente de soberanía o economía. El enemigo nunca duerme, tenemos que dormir, en todo caso, con los ojos abiertos, dijo.

En tanto el embajador de Ecuador en México, Alfonso López Araujo, aludió al uso de las cadenas de televisión, periódicos y radiodifusoras estadunidenses o afines, para crear confusión, desinformación y malestar entre la población.

Es un mecanismo nuevo, utilizado con mucha intensidad y eficacia. No olvidar que las grandes trasnacionales de los medios entran a nuestras casas con enorme facilidad y lanzan mensajes con esa misma facilidad, se aprecia ahí una clara dirección de ataque o al menos de desprecio hacia todos aquellos gobiernos progresistas que hay en América Latina.

Se trata, concluyó el moderador de la mesa, Ángel Guerra, de una arremetida contra los movimientos populares. A Estados Unidos se le atraviesan en la garganta estos movimiento sociales.

Añadir un comentario