Política
Ver día anteriorSábado 14 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Reconoce en programa que dejó de lado tareas de defensa exterior y de tipo social

El Ejército interrumpió adiestramiento por abocarse a combatir la inseguridad

Plantea fortalecer el sistema de inteligencia y crear la cuarta dimensión del plan Ciberespacio

Jesus Aranda
 
Periódico La Jornada
Sábado 14 de diciembre de 2013, p. 13

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reconoció que debido al incremento de los niveles de inseguridad y violencia generalizada en algunas partes del país, motivada por la presencia de diversos grupos delictivos en los últimos años, la mayor parte de las unidades operativas del Ejército Mexicano se empeñaron de forma permanente en labores de seguridad interior, lo que ocasionó que el adiestramiento para cumplir con su misión de defensa exterior y las misiones de carácter social se interrumpiera.

Lo anterior se establece en el Programa Sectorial de Defensa Nacional 2013-2018, publicado ayer en el Diario Oficial de la Federación en el cual, la dependencia se plantea también fortalecer el Sistema de Inteligencia Militar y crear “la cuarta dimensión de operaciones denominada Ciberespacio” con nuevo organismo, instalaciones, equipo y personal para proteger y asegurar las tecnologías de la información y comunicaciones, así como la red de infraestructura crítica nacional, entre otros aspectos relevantes.

El documento enumera los ejes rectores que regirán la administración del general secretario Salvador Cienfuegos Zepeda, en la que se pondrá énfasis en adiestrar y readiestrar sus unidades en materia de defensa nacional, porque en años anteriores la instrucción castrense se enfocó a unidades de nivel pelotón, sección y compañía o escuadrón para labores de seguridad pública, particularmente en operaciones en zonas urbanas.

Así, continuarán los militares en labores de seguridad pública a través de operaciones regionales conjuntas para contener y reducir los índices de violencia, en tanto las corporaciones policiacas concluyen su proceso de consolidación y restructuración.

Mientras, se complementará la instrucción castrense con directivas sobre el uso legítimo de la fuerza, en apoyo de autoridades civiles, así como en el paso de la pista de reacción urbana para unidades de nivel sección.

El adiestramiento de las unidades con la capacitación específica sobre derechos humanos y derecho internacional humanitario permitirá conducir las operaciones con estricto apego a derecho y reducir las quejas de derechos humanos, sostiene.

Respecto de la nueva arma que se pretende conformar, señala que la seguridad en el ciberespacio en México no se ha abordado desde el punto de vista de la defensa nacional, ya que sólo se ha atendido desde el ámbito de la seguridad institucional y persecución del delito, no obstante que en la agenda nacional de riesgos 2012 se planteó que la vulnerabilidad cibernética puede impactar en la defensa del Estado mexicano.

En la actualidad, agrega, Sedena cuenta con dos direcciones generales que administran las tecnologías de la información y comunicaciones, pero no dispone de un organismo que en forma centralizada, con personal capacitado y material adecuado, genere las bases de defensa y seguridad de las actividades que lleva a cabo a través del ciberespacio.

Por otra parte, señala que el presupuesto de la Sedena debe ser congruente con las necesidades de modernización de la institución, por lo que se requiere un crecimiento sostenido y gradual para que al término de la administración se logre alcanzar el uno por ciento con respecto del producto interno bruto (PIB).

Hace referencia a que el gasto de defensa de México es uno de los más bajos en el contexto mundial –fluctúa alrededor de 0.5 por ciento del PIB–, muy debajo de la mayoría de los países de América Latina, en donde oscila cerca de 1.31 por ciento del PIB en promedio. Para 2014 la Sedena recibirá 41 mil 882 millones de pesos.

Respecto del Sistema de Inteligencia Militar, propone crear la especialidad de inteligencia militar en el Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, dándole sustento jurídico en la propia Ley Orgánica.

Añadir un comentario