Política
Ver día anteriorLunes 16 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Uno no puede olvidar a quienes están presos injustamente

Regresó Alberto Patishtán al penal 5, a visitar a su amigo Alejandro Díaz Santis
Foto
Fui a ver a Alejandro Díaz Santis y a la vez a sumarme a la exigencia de su libertad, aseguró a La Jornada el profesor Alberto Patishtán GómezFoto Elio Henríquez
Elio Henríquez
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 16 de diciembre de 2013, p. 19

San Cristóbal de Las Casas, Chis., 15 de diciembre.

Alberto Patishtán Gómez regresó este domingo al penal número 5, donde pasó sus últimos días en prisión antes de ser indultado por el presidente Enrique Peña Nieto el 31 de octubre pasado, luego de cumplir 13 de los 60 años de cárcel a que fue condenado en 2000 por su presunta responsabilidad en los homicidios de siete policías estatales. En esta ocasión visitó a su amigo y ex compañero Alejandro Díaz Santis, quien ya cumplió 15 de los más de 30 años a que fue sentenciado por el delito de homicidio que, según Patishtán Gómez, no cometió.

Fui a ver al compañero Alejandro, porque uno no se puede olvidar de los compañeros que están presos injustamente; yo lo viví y sé qué es sentirse preso, y más cuando es injusto, dijo entrevistado en esta ciudad, de regreso del penal ubicado a unos 20 kilómetros de San Cristóbal, que aloja a 421 reos.

Fui a verlo y a la vez a sumarme a la exigencia de su libertad, agregó Alberto Patishtán. Indicó que Díaz Santis, indígena tzotzil originario del municipio de Mitontic, ubicado a 40 kilómetros de San Cristóbal, está muy animado para seguir luchando por su libertad.

Relató que sintió muy diferente entrar otra vez a la cárcel, “porque tuve que hacer cola; estuve esperando un poco, pero gracias a Dios me permitieron entrar fácilmente; vi cómo sufre la familia haciendo cola y mojándose, porque me tocó un poco de mal tiempo; ir con los sellos en la mano y con una pequeña tablita. Dije yo: ‘se siente muy diferente a lo que pasa uno tras las rejas’”.

Continuó: Sentí muy extraño, me quedé mirando muchas cosas que no había visto porque al salir del penal nunca había visto su espalda ni cómo es ya en su contorno, pero hoy sí vi cómo es la cárcel. La vi y me pareció algo muy extraño; por dentro la había visto, pero por fuera es muy otra. Fue extraño, pero lo importante es que entré y hablé con mis compañeros y hermanos presos.

Patishtán Gómez salió del penal 5 el 4 de octubre para ser trasladado a la ciudad de México a recibir un tratamiento médico por el tumor cerebral que padece; casi dos meses y medio después, este domingo regresó ya en libertad.

Me sentí muy contento y feliz porque ahorita sí ya pude caminar, hablar y ver a los compañeros que sufren, contó el profesor tzotzil, quien agregó: Mucha gente en el penal me quería hablar hoy, pero no pude hablar con todos los que querían audiencia para que intervenga ante las autoridades para que sean excarcelados.

Me mandaron dos cartas porque supieron que estaba allí y mucha gente que quería hablar conmigo quedó amontonada, pero no pude hablar con todos, comentó e indicó: estoy contento, porque dicen que saben que he hecho algo por ellos.

Añadir un comentario