Sociedad y Justicia
Ver día anteriorLunes 16 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Carece de una política efectiva para combatir el hambre: El Poder del Consumidor

Nueva canasta básica de Diconsa no incluye frutas y verduras frescas

Si se habla de seguridad alimentaria, tendría que promover productos locales: Calvillo

Atún y sardina, únicas fuentes de proteína que ofrece en localidades de muy alta marginación

Angélica Enciso L.
 
Periódico La Jornada
Lunes 16 de diciembre de 2013, p. 44

La canasta básica de Diconsa para el año próximo incluye 22 productos, pero no hay frutas y verduras frescas, sólo envasados, y las únicas fuentes de proteínas son el atún y la sardina, pese a que el objetivo es brindar abasto de alimentos de calidad a las localidades de alta y muy alta marginación.

Si se quiere hacer una política efectiva para combatir el hambre, así como atacar la desnutrición y la obesidad, el gran reto de Diconsa es crear las cadenas de frío para la venta de frutas y verduras frescas, así como la formación de mercados locales; Diconsa, al no incorporar productos frescos, no ofrece una canasta balanceada nutricionalmente, es incompleta, sostuvo Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor.

De acuerdo con el proyecto de reglas de operación 2014, en la canasta básica se encuentran alimentos como frijol, maíz, arroz, azúcar, café soluble, avena, productos enlatados, galletas marías y de animalitos. En tanto, en el catálogo de productos del programa de abasto rural se agregan jugos, nectáres y dulces, pero las frutas, sólo envasadas o deshidratadas.

Calvillo explicó que la canasta básica que busca ofrecer Diconsa no tiene un equilibrio nutricional, pues aunque están incluidos granos básicos, hay productos como las galletas y la sopa de pasta –integrada en la dieta tradicional– que no aportan nutrientes; se tendrían que promover productos que sí se consumen en las regiones.

Indicó que si se habla de seguridad alimentaria, Diconsa tendría que ser promotora de productos locales; se tendría que conectar como un mecanismo de comercialización de alimentos que consume la población en las diversas regiones del país.

El programa de abasto de Diconsa, con alrededor de 25 mil tiendas, está orientado a las 84 mil 722 localidades en que residen 24.3 millones de personas de alta y muy alta marginación, indica el proyecto de reglas de operación. En la introducción se explica que, de acuerdo con la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la seguridad alimentaria es la situación donde las personas tienen acceso físico y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades nutricionales y sus preferencias alimentarias a fin de llevar una vida activa y sana.

Detalla que la seguridad alimentaria considera las dimensiones básicas de disponibilidad, acceso y capacidad de adquisición de la gente de los alimentos, así como su consumo, estado nutricional y permanencia de acceso a ellos.

Refiere que el apoyo del programa consistirá en proporcionar en sus puntos de venta el servicio de abasto de productos básicos y complementarios de calidad, y en el caso de los alimentos se procurará que además tengan un alto valor nutritivo.

En cuanto al proyecto de las reglas de operación del programa Oportunidades, que atiende a 6.6 millones de familias, se plantea que tendrá la función principal en las acciones de la Cruzada Nacional contra el Hambre y los municipios integrados en ella tendrán prioridad, además de que impulsará la participación social, con el desarrollo comunitario, voz ciudadana, exigibilidad de los derechos y rendición de cuentas, indica el proyecto de reglas de operación 2014.

Añadir un comentario