Política
Ver día anteriorMiércoles 18 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La comisión acusa uso sesgado de la justicia; tolerar la ilicitud es algo peligroso

Persigue el gobierno de Guerrero a autodefensas que apoyó: CNDH

En esa entidad la pobreza ha propiciado que se generen zonas sin ley donde impera la violencia

Fernando Camacho Servín
 
Periódico La Jornada
Miércoles 18 de diciembre de 2013, p. 3

Debido a la falta de intervención de las autoridades para garantizar la seguridad de los habitantes del país, en más de 10 estados de la República han comenzado a aparecer grupos de autodefensa, advirtió la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

Durante la presentación de un informe especial sobre ese tipo de organizaciones en Guerrero, el ombudsman nacional, Raúl Plascencia Villanueva, manifestó su preocupación por los peligros y retrocesos que significa la existencia de este tipo de células armadas, las cuales también han aparecido en los estados de México, Michoacán, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Puebla, Oaxaca, Morelos, Hidalgo y Chiapas.

Plascencia destacó que aunque en un principio el gobierno de Guerrero toleró el surgimiento de estos grupos e incluso los dotó de armas, uniformes, vehículos y recursos económicos, después se dedicó a perseguir y criminalizar a algunos de ellos, lo que ha hecho más complejo el escenario de violencia en esa entidad.

Si bien admitió que el surgimiento de los colectivos que hacen justicia por su propia mano fue causado por el abandono de las autoridades estatales y municipales en materia de seguridad pública, el titular de la CNDH recalcó que esta situación provoca un nuevo escenario de inseguridad pública, que se ve reflejado en fuertes espirales de violencia.

De acuerdo con el estudio, en Guerrero existen al menos seis grupos de autodefensa –entre ellos la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) y la Unión de Pueblos Organizados del estado de Guerrero (UPOEG)–, con unos 7 mil elementos en total y presencia en 46 de los 81 municipios de la entidad, en los cuales habita más de 65 por ciento de la población estatal.

Tras destacar que en la elaboración de este informe se tuvo conocimiento de 2 mil 193 víctimas de desplazamiento forzado –sin aclarar si este fenómeno es producto de los grupos de ciudadanos armados–, Plascencia Villanueva enfatizó que la pobreza en los lugares donde han surgido estas células ha propiciado que se generen zonas sin ley donde impera la violencia.

Foto
El titular de la CNDH, Raúl Plascencia, entregó ayer el informe especial sobre los grupos de autodefensa en GuerreroFoto José Antonio López

Primero, apoyo

La CNDH recalcó que el gobierno de Guerrero ha permitido y legitimado los llamados grupos de autodefensa, a los cuales ha apoyado con más de 11 millones y medio de pesos tan sólo de enero a junio de este año, en rubros como entrega de armas, ambulancias, vehículos blindados, uniformes, despensas y equipos de comunicación.

“En un primer momento –insistió el organismo– el gobierno de Guerrero apoyó a estos grupos, los reconoció y realizó diversas acciones para alentar su surgimiento”, pero en tiempos recientes cambió su actitud e incluso ha detenido a los integrantes de algunos de ellos, en lo que aparenta ser un uso sesgado de la justicia.

Por todo lo anterior, la CNDH manifestó que las autodefensas no son la solución para recobrar la tranquilidad y la paz, ya que su formación posterga la integración de cuerpos de seguridad profesionales y significa una derrota para la sociedad en su conjunto.

En esa misma línea, emitió una serie de propuestas al Senado de la República, así como al gobierno de Guerrero, su Congreso local y sus ayuntamientos, entre ellas implementar medidas para que las autoridades recobren las funciones de seguridad pública y restablezcan la paz y el orden.

Por último, Plascencia Villanueva advirtió que “si en este asunto se deja correr más tiempo, pudiera involucrarse cualquier otro género de intereses y motivaciones. (…) Tolerar la ilicitud es algo peligroso, porque va traduciéndose en una invitación a otros mexicanos para hacer lo mismo”.

Añadir un comentario