Mundo
Ver día anteriorJueves 19 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Obama revisará decenas de recomendaciones de un panel de asesores sobre vigilancia

Proponen en EU endurecer la ley que faculta al Estado para espiar

Sugieren quitar a la NSA el permiso para almacenar metadatos telefónicos y de Internet

Foto
Oficinas de la NSA en el fuerte MeadeFoto Ap
Ap, Dpa, Afp y Xinhua
 
Periódico La Jornada
Jueves 19 de diciembre de 2013, p. 32

Washington, 18 de diciembre.

Un panel asesor de la Casa Blanca recomendó hoy hacer decenas de cambios a los programas de espionaje del gobierno, como quitar a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA por sus siglas en inglés) la facultad de almacenar metadatos (registros) telefónicos de estadunidenses y requerir que una corte autorice las búsquedas individuales de datos telefónicos y de Internet.

El panel, integrado por orden del presidente Barack Obama, emitió su informe con 46 recomendaciones, que plantea una amplia revisión a las prácticas de la NSA, pero manteniendo su capacidad operativa. El mandatario analizará en las próximas semanas el texto emitido por el grupo, que fue formado tras el escándalo que meses atrás desató Edward Snowden al filtrar documentos secretos sobre el espionaje masivo que hace la agencia en comunicaciones y nuevas tecnologías.

Una vez que Obama revise el sustancial informe decidirá qué recomendaciones serán adoptadas de inmediato, cuáles serán desechadas y qué otras requieren un mayor estudio, dijo el vocero presidencial Jay Carney. Inicialmente el informe iba a ser publicado en enero, recordó, pero se decidió adelantarlo al considerar que su contenido había sido distorsionado en versiones de prensa.

El panel no recomendó que la NSA deje de recabar por completo los datos telefónicos y de Internet, y no está claro si los cambios limitarán el alcance de la recolección de datos. Apunta que el gobierno debe equilibrar los intereses de seguridad nacional y el trabajo de inteligencia con la vida privada de los ciudadanos y la protección de la democracia, las libertades civiles y el imperio de la ley.

El ex asesor de seguridad de la Casa Blanca y miembro de la junta de revisión, Richard Clarke, dijo: no estamos diciendo que la lucha contra el terrorismo haya terminado. Señaló que hay mecanismos que deben ser más transparentes, con una visión más independiente, y que se le dé al público un sentido de confiabilidad que vaya más allá de lo que va hoy.

En el informe, de 308 páginas, también se sugiere reformar una corte secreta de seguridad nacional y pide se den pasos significativos con el fin de proteger la privacidad de los ciudadanos” no estadunidenses. Además, apremia a que haya una cooperación mayor con los países aliados para evitar asperezas diplomáticas en cuanto a las tareas de inteligencia.

El grupo pide endurecer la ley que da a las autoridades amplias facultades para solicitar registros telefónicos y financieros sin previa aprobación judicial en casos de seguridad nacional. Recomienda que las autoridades consigan primero un hallazgo judicial que muestre bases razonables de que la información buscada es relevante para actividades de terrorismo o de espionaje.

El grupo trabajó con la dirección del titular de la NSA, el general Keith Alexander, e incluyó funcionarios que trabajaron anteriormente en el gobierno de Obama, incluso el ex subdirector de la CIA Michael Morell.

El informe se dio a conocer luego de que la víspera los directivos de las principales empresas tecnológicas de comunicación le reclamaron a Obama acciones más agresivas para impulsar cambios en la NSA, al dañar la confianza de los usuarios en sus servicios. Además, un juez federal puso en entredicho la constitucionalidad de uno de los programas de espionaje telefónico masivo de la NSA.

En tanto, la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, dijo reservarse comentarios sobre la carta abierta del ex agente de la NSA, Edward Snowden, en relación a que no ha hecho una solicitud formal de asilo político en Brasil.

La Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas (ONU) adoptó por unanimidad una resolución diseñada para proteger el derecho a la privacidad contra el espionaje ilegal en la era digital.

Alemania y Brasil presentaron la resolución luego de una serie de reportes sobre espionaje de Estados Unidos en el extranjero, cuyos objetivos incluían a la presidenta brasileña, Dilma Rousseff, y la canciller alemana, Angela Merkel.

La resolución confirma que las personas tienen los mismos derechos de privacidad tanto dentro como fuera de Internet.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks