Política
Ver día anteriorLunes 23 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Informe promueve el éxito de medidas, pese a no contenerse el flujo

EU gasta más en vallas contra migrantes, armas y drogas, que en la FBI y la DEA
Ciro Pérez Silva
 
Periódico La Jornada
Lunes 23 de diciembre de 2013, p. 19

Aun cuando el cuantioso presupuesto del gobierno de Estados Unidos en materia de seguridad para la frontera con México le permite el uso de la tecnología más elaborada como el uso de aviones no tripulados (drones), cámaras y detectores de calor, entre otros, las vallas que ha levantado para intentar frenar la migración irregular, el tráfico de armas o de drogas, continúan siendo el emblema de esta política de seguridad fronteriza.

Desde hace varios años ese país gasta más en la política de migración que en el resto de las principales agencias federales de aplicación de la ley penal combinadas, con casi 18 mil millones adjudicados en el año fiscal 2012. Esto es 24 por ciento más alto que el gasto colectivo para el FBI, la DEA, el Servicio Secreto, el servicio de Marshals y la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos,

Y si elegir un nuevo elemento electrónico para detener el flujo de migrantes en la frontera con México requiere un análisis presupuestal, de conveniencia técnica y estratégica, el análisis para elegir un elemento tan simple como una valla, no lo es menos.

Según la página de la Patrulla Fronteriza existen formalmente cuatro tipos básicos de vallas, aunque su combinación puede dar lugar a 22 estructuras, que van de una malla similar a la que se utiliza en los gallineros hasta la conocida como Normandía, réplica de las que utilizaron las fuerzas de Adolfo Hitler para intentar detener el desembarco de los aliados el día D, justo en la costa de esa ciudad del noroeste de Francia.

Para decidir qué tipo de valla hay que levantar, se ponderan elementos como montañas, ríos, bosque o desierto, así como otras características geográficas y climáticas. Para auxiliarse en la selección de materiales y diseño, los estadunidenses recurren a un apartado conocido como Toolbox Fence, que despliega la gama de posibilidades para detener el paso de los migrantes, narcotraficantes y posibles terroristas, entre otros.

Pese a que todo este esfuerzo no ha impedido que el flujo de migrantes, armas y droga continúe, el éxito de todas las medidas en su conjunto es altamente promovido en el Informe de Inmigración y Control de Estados Unidos.

Como ejemplo señala que más de 4 millones de personas, la mayoría inmigrantessin papeles, han sido deportados de Estados Unidos desde 1990, con 30 mil 39, y 391 mil 953 repatriados en el año fiscal 2011.

Menos de la mitad de los deportados se retiran tras una audiencia formal ante un juez de inmigración, aunque la mayoría es deportada por el Departamento de Seguridad Nacional a través de su autoridad administrativa.

El informe de 182 páginas ofrece un análisis detallado del sistema actual de control migratorio que se puso en marcha con la aprobación de la Ley de Reforma y Control de Inmigración en 1986. Describe la evolución del sistema, sobre todo en la era posterior al ataque a Estados Unidos del 9 de septiembre de 2001, en términos de presupuestos, personal, medidas de aplicación y tecnología.

Añadir un comentario