Política
Ver día anteriorLunes 30 de diciembre de 2013Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Comunicado del subcomandante Marcos en la víspera del aniversario zapatista

La rebeldía, patrimonio de la humanidad; hay que celebrarlo siempre: vocero del EZLN

Reflexiones sobre la vida, las biografías y los indígenas a 20 años del levantamiento armado

Hermann Bellinghausen
Enviado
Periódico La Jornada
Lunes 30 de diciembre de 2013, p. 16

San Cristóbal de las Casas, Chis., 29 de diciembre.

En vísperas del vigésimo aniversario del levantamiento armado del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), el subcomandante Marcos sostuvo en un comunicado: La rebeldía no es patrimonio exclusivo de los neozapatistas. Lo es de la humanidad. Y eso es algo que hay que celebrar. En todas partes, todos los días y a todas horas. Porque la rebeldía es también una celebración.

El vocero rebelde considera el valor de las vidas y biografías de quienes han luchado, y las opone acerbamente al papel de los gobiernos del periodo: “Los criminales de la clase política mexicana que han mal gobernado estas tierras seguirán siendo, para quienes padecieron sus desmanes, criminales impunes. No importa cuántas líneas se paguen en los medios ídem; ni cuánto se gaste en espectaculares en las calles, en la prensa escrita, en radio y televisión. De los Díaz (Porfirio y Gustavo) a los Calderón y Peña, de los Castellanos y Sabines a los Albores y Velasco, sólo media el balconeo (vía redes sociales, porque en los medios de paga siguen siendo ‘personas responsables y maduras’) de la ridícula frivolidad de los ‘júniors’”.

Pero advierte que “el mundo es redondo y en el continuo sube y baja de la política de arriba se puede pasar, en poco tiempo, de la portada del Hola, al ‘se busca criminal peligroso’; de los trajes militares talla extragrande al exilio temeroso y manchado de sangre; de la francachela del diciembre entreguista a…la historiografía, sostiene, se nutre de individualidades; la historia aprende de pueblos.

Dedica especial atención a los medios de comunicación de paga y juzga conmovedor el esfuerzo de los contrainsurgentes “que trabajan en ellos para tratar de dar argumentos a los pocos lectores-escuchas-videntes ‘contras’ que les quedan”. Sin embargo, les ofrece “algunos tips” para sus informaciones: “Si las condiciones de las comunidades indígenas zapatistas están igual que hace 20 años y nada se ha avanzado en su nivel de vida, ¿por qué el EZLN –como lo hizo en 1994 con la prensa de paga– se ‘abre’ con la escuelita para que la gente de abajo vea y conozca directamente, sin intermediarios?”

Y ya que interroga, expresa: ¿Por qué en el mismo periodo se redujo exponencialmente el número de lectores-escuchas-videntes? de dichos medios. Ustedes preguntan qué ha hecho el EZLN por las comunidades indígenas. Y nosotros estamos respondiendo con el testimonio directo de decenas de miles de nuestros compañeros y compañeras. Ahora ustedes, los dueños y accionistas, directores y jefes, respondan: ¿Qué han hecho en estos 20 años por los trabajadores de los medios, uno de los sectores más golpeados por el crimen prohijado y alentado por el régimen a quien tanto adoran?

El subcomandante Moisés había precisado días atrás que no se admitirá a la prensa en las conmemoraciones zapatistas. Ahora Marcos pregunta: ¿Qué han hecho para que el ser trabajador de los medios sea un orgullo que no cueste la pérdida de la libertad o la vida al ser honesto? ¿Pueden decir que su trabajo es más respetado por gobernantes y gobernados que hace 20 años? ¿Qué han hecho contra la censura impuesta o tolerada? ¿Pueden decir que sus lectores-escuchas-televidentes están mejor informados que hace 20 años? ¿Pueden decir que tienen más credibilidad que hace 20 años?

Marcos reflexiona sobre la veracidad de las biografías: ¿Qué queda de una vida? Poco o mucho, dependiendo de los fragmentos que en la memoria colectiva imprimió esa vida, si bien suele suceder que lo que realmente importa no aparece en los medios de comunicación ni se puede medir en encuestas.

Apunta que, con Internet y equivalentes, los mitos biográficos redondean sus falacias y se reconstruye la historia de una vida con algo que poco o nada tiene que ver con la historia real. “¿No le dan escalofríos que, tal vez, en el futuro Carlos Salinas de Gortari será ‘el visionario que entendió que vender a una nación era además de un negocio familiar un acto de patriotismo moderno, y no el líder de una banda de traidores?” Ernesto Zedillo Ponce de León, ¿el hombre de Estado? ¿o uno de los autores intelectuales, con Emilio Chuayffet y Mario Renán Castillo, de la masacre de Acteal? Felipe Calderón Hinojosa, “un ‘valiente’ (para que otros murieran) y no un sicópata que se robó el arma (la presidencia) para sus juegos de guerra”. Y Enrique Peña Nieto, “culto e inteligente (‘bueno, es ignorante y tonto pero hábil’, es el nuevo perfil que se le construye”), y no un analfabeta funcional.

El subcomandante Marcos concluye: Es territorio zapatista, es Chiapas, es México, es Latinoamérica, es la Tierra. Y es diciembre de 2013, hace frío como hace 20 años y, como entonces, hoy una bandera nos cobija: la de la rebeldía.

Comunicado completo

Añadir un comentario