Sociedad y Justicia
Ver día anteriorJueves 2 de enero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Hay 7 veces menos especialistas que en otros países de OCDE

Disminuyó inversión en investigación, pese a aumento de recursos: Educación
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Jueves 2 de enero de 2014, p. 30

Un sistema educativo rígido, la escasa inversión, pública y privada, y un número de investigadores por cada mil integrantes de la Población Económicamente Activa (PEA) siete veces inferior al promedio de los países más desarrollados del mundo generan que México enfrente rezagos muy importantes en su capacidad de producir y aplicar conocimiento.

Un diagnóstico elaborado por la Secretaría de Educación Pública (SEP), como parte del Programa Sectorial de Educación 2013-2018, revela que la inversión en proyectos de investigación de frontera disminuyó, al pasar de 58 mil 600 en 2007 a 50 mil 500 para 2012, pese a que el Fondo sectorial de investigación en educación SEP-Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología se incrementó en 937 millones de pesos.

La dependencia advierte que entre los retos se incluye un modelo de formación que no promueve la innovación y está insuficientemente vinculado con ámbito productivo. Por ello establece como una de las metas de este sexenio no sólo fortalecer la capacidad analítica de niños y jóvenes mediante la ciencia y la tecnología, sino también que el Estado deberá poner en juego todas sus capacidades para impulsar a los talentos de todo el país.

En cuanto al número de investigadores por cada mil miembros de la PEA, la SEP reconoce que es de 0.98, por lo que su comparación con las naciones que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) plantea un escenario aún muy desfavorable para México.

Pese a que la dependencia federal señala que uno de los objetivos centrales para impulsar la ciencia y la tecnología es invertir mayores recursos, de acuerdo con las metas establecidas en su programa sectorial, se buscará incrementar el gasto de investigación científica y desarrollo experimental que aplican las universidades públicas de 0.12 a un 0.25 por ciento del producto interno bruto (PIB), es decir, aún lejos de la meta de uno por ciento establecido por la ley para el sector.

Por lo que respecta a la formación de recursos altamente especializados, nuestro país aún enfrenta el reto de impulsar el desarrollo de un posgrado de alta calidad, pues la SEP señala que sólo 24.9 por ciento de los planes de estudios, es decir, mil 583, están registrados en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad.

A esto se suma que el número de doctores graduados por año, por cada millón de habitantes, es de 27.8. La SEP apunta que si bien hubo una mejora sustancial –en 2007 su número era de 21.6–. aún se debe mejorar la formación de nuevos investigadores, y reconoce que el incremento alcanzado es resultado del esfuerzo de las instituciones de educación superior.

Añadir un comentario