Política
Ver día anteriorSábado 4 de enero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
TLCAN, dos décadas
Exigen productores del campo combatir efectos funestos de un mal acuerdo
Laura Poy Solano
 
Periódico La Jornada
Sábado 4 de enero de 2014, p. 2

Organizaciones campesinas advirtieron que si el gobierno federal incumple su promesa de reorientar la política pública para fortalecer el campo mexicano y acabar con los efectos negativos que ha generado el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), 2014 será un año de movilizaciones y protestas de los trabajadores del agro.

Fernando Ortega, integrante del Frente Democrático Campesino de Chihuahua, informó que el 28 y 29 de enero se convocará a un encuentro trinacional de productores del campo, para dar a conocer los efectos funestos de un acuerdo comercial que sólo benefició a unos cuantos.

Señaló que luego de participar en el cierre parcial del puente internacional Córdoba de las Américas en Ciudad Juárez, Chihuahua, el pasado jueves, se hizo un llamado a todas las organizaciones sociales y campesinas del país para sumarse a un movimiento nacional que exija a la actual administración de Enrique Peña Nieto resolver los problemas del campo: abandono, pobreza, inseguridad y migración.

Ortega, destacó que diversos colectivos de campesinos y productores que se agrupan en el Consejo Nacional de Organizaciones Campesinas (Conoc) se sumarán a los actos de repudio al TLCAN y al debate en este mes.

Explicó que el objetivo es convocar a una gran movilización para el 31 de enero en el Distrito Federal, donde confluyan nuevamente diversas demandas, pues desde la firma del TLCAN sólo se ha profundizado la crisis del campo mexicano.

Las organizaciones campesinas, dijo, acudirán la próxima semana al puerto de Veracruz para abrir foros de discusión sobre los efectos del acuerdo económico entre Canadá, Estados Unidos y México, que entró en vigor el primero de enero de 1994, por lo que aseguró que luego de dos décadas de su aplicación sus efectos son desastrosos.

Entre ellos, enfatizó, está la creciente dependencia alimentaria de México. Señaló que casi la mitad de los productos que se consumen en nuestro país son importados, principalmente de Estados Unidos, pese a que tenemos la capacidad de generar nuestros propios alimentos.

Y agregó que uno de los efectos más nocivos de esta política agraria es que muchos de los productos que llegan a territorio nacional son la denominada comida chatarra, la cual ha generado un problema muy grave de obesidad, pero también hay insumos que han sido congelados por largo tiempo.

Cuestionado sobre las mesas de negociación realizadas con la administración federal en 2013, Ortega aseguró que no hay avances concretos. Sólo reiteran viejas promesas de recuperación de la productividad, pero nada se vuelve realidad. Y lo que demandamos como productores son hechos concretos, no más promesas, pues de lo contrario 2014 será un año de grandes movilizaciones campesinas.

Añadir un comentario