Política
Ver día anteriorDomingo 5 de enero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Crearán corredores biológicos que se vincularán con la cruzada contra el hambre

Busca gobierno federal atacar la pobreza sin deteriorar más los recursos naturales

Unos 300 municipios de bajos recursos son sitios de alta biodiversidad, señala el CBMM

Angélica Enciso L.
 
Periódico La Jornada
Domingo 5 de enero de 2014, p. 13

En el país se establecerá una política de corredores biológicos que puede integrarse con la Cruzada Nacional contra el Hambre, ya que 300 de los municipios que la integran son sitios de alta biodiversidad, sostuvo Pedro Álvarez Icaza, director del Corredor Biológico Mesoamericano México (CBMM).

Explicó que al gobierno federal se le hizo la propuesta y se encontró el vínculo entre la pobreza y la biodiversidad, hay que ver cómo mejorar las condiciones de vida de la gente sin que esto implique mayor deterioro de los recursos naturales. Se prepara un nuevo proyecto para impulsar esta política a nivel nacional.

El CBMM opera desde 2001 en los corredores de la Selva Maya Zoque, norte de Chiapas; la sierra madre del Sur, al sur de Chiapas; Sian Ka’an, Campeche; Sian Ka’an, Quintana Roo; la costa norte de Yucatán, y desde 2009 en los humedales costeros de la Sierra de Huimanguillo, Pantanos de Centla-Cañón de Usumacinta, y la Sierra de Tabasco.

Desde 2009 el CBMM quedó integrado en la Comisión Nacional para el Uso y Conocimiento de la Biodiversidad (Conabio) y se crearon modelos de intervención territorial que puedan mostrar que el conocimiento tradicional y las prácticas productivas comunitarias son un aliciente para la conservación. La idea es dar la perspectiva de uso de la biodiversidad y no sólo de conservación. Si le damos un valor agregado a la biodiversidad por los servicios ecosistémicos que provee, conserva el capital natural, retiene suelo, genera un ingreso económico a las comunidades, entonces las convertimos en guardianes de la biodiversidad.

Explicó que Oaxaca es el estado más biodiverso en el país y hay reservas comunitarias, de café orgánico y las empresas forestales comunitarias más importantes del mundo. La cuenca del Usumacinta en Tabasco debe protegerse a partir de un manejo y conservación de los ecosistemas, y los humedales que tiene son fundamentales para la conservación, sobre todo ante el cambio climático.

El CBMM obtiene financiamiento del Fondo Mundial para la Naturaleza. Es parte del Corredor Biológico Mesoamericano en el que participan Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y México. Su objetivo es atender la diversidad biológica, disminuir la fragmentación de los hábitats y mejorar la conectividad del paisaje y los ecosistemas, así como mejorar la calidad de vida de las poblaciones locales que usan, manejan y conservan la biodiversidad.

A partir de 2012 empezó el proyecto Sistemas productivos sostenibles y biodiversidad, con el que se da un encadenamiento de todo el proceso productivo, con financiamiento del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés). Se trata de un conjunto de actividades desarrolladas en el medio rural para obtener ciertos bienes o servicios con la intención de comercializarlos, y que se caracteriza por ciertas formas de uso del patrimonio natural local que no degradan progresivamente su capacidad productiva, indica en su página de Internet la Conabio.

Entre las actividades planteadas está generar productos verdes con siete cadenas de productos, que son café, miel, cacao, forestería comunitaria, manejo de vida silvestre, el chicle y ecoturismo. Se apoya la construcción de 27 redes de productores en ocho estados y en cuatro años se favorecerá la construcción de empresas campesinas que puedan llevar la comercialización de estos productos en el mercado nacional y en el internacional, explicó Álvarez Icaza.

Entre los obstáculos que ha enfrentado el CBMM están las políticas públicas contradictorias, la Secretaría de Agricultura tiene la ganadería intensiva, promueve las plantaciones forestales para palma de aceite. Esto es un punto de tensión. Si no hay una armonización de las políticas públicas parece que los esfuerzos se ven mermados. Además los recursos casi siempre llegan tarde, cuando los ciclos productivos terminaron, y falta una mayor integración del sector federal con los tres órdenes de gobierno, a veces no hay una interacción clara con los municipios, señala.

Añadir un comentario