Economía
Ver día anteriorLunes 6 de enero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Anuncia que también castigará al Montepío Luz Saviñón por negarse a ser verificado

Sanciona la Profeco al Monte de Piedad y a la Fundación Dondé

Violaron varias NOM y disposiciones de la Ley Federal de Protección al Consumidor

Foto
Pignorantes en la sucursal del Nacional Monte de Piedad del Centro Histórico de la ciudad de MéxicoFoto María Luisa Severiano
Susana González G.
 
Periódico La Jornada
Lunes 6 de enero de 2014, p. 20

Las tres instituciones de asistencia privada (IAP) más importantes del país que se dedican al préstamo prendario fueron sancionadas este fin de semana por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) por violar diversas disposiciones de la Ley Federal de Protección al Consumidor y varias normas oficiales mexicanas (NOM), como no contar con un contrato de adhesión ante la dependencia y no informar de manera clara a los pignorantes las condiciones de los préstamos que otorgan.

La Profeco colocó sellos de suspensión de actividades comerciales en sucursales del Nacional Monte de Piedad (NMP) y de la Fundación Dondé ubicadas en el Distrito Federal, pero sin precisar cuántas. Anunció que sancionará al Montepío Luz Saviñón por negarse a ser verificado.

Todo como resultado de las acciones de verificación que, como cada año, efectúa a esas instituciones y empresas del sector, ante el incremento en la demanda que registran por la llamada cuesta de enero.

Sólo en 2012 la Profeco realizó mil 330 verificaciones en el sector e impuso multas por 3 millones 33 mil pesos a diversas instituciones y negocios por motivos similares. Tampoco es la primera vez que sanciona al NMP.

Crecimiento incesante del mercado prendario

Hasta hace un par de años las IAP concentraban 55 por ciento del mercado prendario en México y el resto se repartía entre diversas empresas privadas, pero éstas no han dejado de multiplicarse.

Las IAP están encabezadas por el Nacional Monte de Piedad, el cual fue fundado hace 238 años y cuenta con una red de 309 sucursales en todo el territorio. La Fundación Rafael Dondé y el Montepío Luz Saviñón fueron fundadas el siglo pasado, en 1905 y 1902, respectivamente. Estas instituciones presumen de no perseguir fines de lucro como las empresas privadas, ya que muchos de los fondos que recaudan los destinan a labores altruistas.

A diferencia de los sectores productivos, el mercado prendario no deja de crecer en México. Sólo el año pasado, producto de la desaceleración económica, el desempleo y la pérdida del poder de compra de los salarios, el NMP atendió a 900 mil pignorantes que por vez primera acudían a empeñar algo, cifra que superó el pronóstico de 700 mil de la institución.

Con ellos, el NMP prevía cerrar 2013 con una cartera de 9.5 millones de pignorantes, es decir, medio millón más que los registrados en 2012, muchos de ellos jóvenes, informó Javier de la Calle, director general de la institución, en septiembre pasado al referir el inusitado aumento de clientes.

En cuanto a las empresas privadas, muchas de ellas afiliadas a la Asociación Nacional de Casas de Empeño (Anace), la más grande es Prendamex. Fue creada hace 18 años, opera mediante franquicias, se ufana de ser la primera casa de empeño privada en México y cuenta con una red de 870 sucursales aquí, pero ya extendió operaciones a regiones de Estados Unidos y países de Centroamérica. Su expansión ha sido tal, que ha sido reconocida varios años como la franquicia de mayor crecimiento en México.

Violaciones de la IAP

Si bien cada año la Profeco lleva a cabo el programa nacional de verificación de casas de empeño, aseguró que el correspondiente a 2014 se inició por primera ocasión en las instituciones de asistencia privada del Distrito Federal y fue ampliado al resto del país durante el fin de semana. Explicó que el operativo en la capital del país se ubicó, en particular, en las delegaciones Cuauhtémoc, Miguel Hidalgo y Benito Juárez.

Añadir un comentario