Política
Ver día anteriorDomingo 12 de enero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Cereal: clase media, de las más castigadas
Carolina Gómez Mena
 
Periódico La Jornada
Domingo 12 de enero de 2014, p. 7

Las reformas fiscal y energética tendrán un efecto catastrófico en la clase media, en los trabajadores en general e incluso en las medianas y pequeñas empresas. Debido al hoyo fiscal que dejará la privatización de parte de la renta petrolera y el alza de los impuestos aprobada para intentar cubrir ese agujero, irá disminuyendo el poder adquisitivo de la población y aumentando su pauperización, consideraron expertos en asuntos salariales y laborales.

Rodrigo Olvera Briseño, asesor del Centro de Reflexión y Acción Laboral (Cereal), indicó que contrariamente a la bonanza que augura el gobierno federal, el escenario será ostensiblemente desfavorable, y advirtió que de no revertir esta situación, habrá una situación de crisis similar a las que han padecido diversos países de América Latina y Europa ante las políticas privatizadoras.

El especialista comentó que el discurso oficial es que con las reformas estructurales aprobadas se va tener un crecimiento muy por encima de las inflaciones recientes, pero ese es el discurso que se ha utilizado en todas las reformas similares en Latinoamérica, y ya conocemos los resultados.

Miguel Santiago Reyes, director del Observatorio del Salario de la Universidad Iberoamericana de Puebla y director del Departamento de Ciencias Sociales de esa casa de estudios, señaló que la escalada de precios de productos básicos es derivada de la reforma fiscal.

Sobre el alza de impuestos, indicó que ésta continurá, porque al tener que compartir la renta petrolera con las trasnacionales por la reforma energética, el gobierno sacará recursos de nuevos impuestos y va a cargarle más los hombros a los mexicanos.

Olvera Briseño coincidió en señalar que lo que prevemos es que las consecuencias reales de estas reformas son un riesgo económico muy severo para el país, porque tan sólo si parte de la renta petrolera se traslada a compañías privadas, esos recursos no entrarán al presupuesto federal, lo cual abre un boquete económico que el gobierno cubrirá con mayor carga fiscal.

Añadir un comentario