Mundo
Ver día anteriorViernes 17 de enero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

La trasnacional se adhiere al Programa Comida Justa de trabajadores agrícolas de Florida

Walmart acuerda respetar normas laborales de jornaleros de Immokalee

Lucas Benítez, un líder de la CIW, pregunta: “¿qué excusa tiene Wendy’s para no sumarse?”

Foto
Tom Leech, vicepresidente de Walmart, firmó ayer un convenio con Lucas Benítez (ambos al centro), de la Coalición de Trabajadores de Immokalee, en la ciudad de Naples, FloridaFoto Ap
Foto
Jornaleros de la CIW, luego del acuerdo alcanzado con la cadena de supermercados que es la mayor empleadora en Estados UnidosFoto Ap
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 17 de enero de 2014, p. 27

Nueva York, 16 de enero.

La organización de jornaleros Coalición de Trabajadores de Immokalee firmó hoy un acuerdo con Walmart en el cual logran que la comercializadora más grande del mundo se comprometa a apoyar un código de derechos y normas laborales y contribuir a un fondo para incrementar salarios y prestaciones de los jornaleros dedicados al cultivo de jitomates en Florida.

El acuerdo para adherirse al Programa de Comida Justa marca la primera vez que Walmart negocia con una organización laboral, y para la Coalición de Trabajadores de Immokalee (CIW) la conquista del gigante es el triunfo más grande en su lucha por obtener condiciones dignas para un sector que históricamente ha sido uno de los más explotados del país, incluso donde permanecen condiciones técnicamente definidas como esclavitud.

Estamos verdaderamente complacidos en darle la bienvenida a Walmart al Programa de Comida Justa, declaró Cruz Salucio por parte del CIW en la ceremonia realizada en una granja de jitomate.

Tom Leech, vicepresidente principal de Walmart, firmó el acuerdo y declaró que su empresa y sus proveedores están comprometidos con normas éticas de producción para asegurar que los productos que vendemos son producidos de tal manera que ofrecen un trato justo para los trabajadores en nuestra cadena de proveedores.

Lucas Benítez, de los dirigentes fundadores de la CIW, dijo en entrevista telefónica con La Jornada que este acuerdo con Walmart representa un cambio enorme para decenas de miles de trabajadores, hablando no sólo en términos económicos, sino de apoyo a nuestros derechos humanos. Agregó que el acuerdo demuestra el poder del Programa de Comida Justa, un modelo que está cambiando las condiciones de vida de los trabajadores en Immokalee y en todo el estado de Florida. Pero con este acuerdo estamos hablando más allá del tomate y de Florida, ya que ofrece la posibilidad de ampliar el programa a otros sectores de la industria.

De hecho, en el acuerdo firmado hoy se establece que Walmart trabajará con la CIW para ampliar el programa a otros productos agrícolas y más allá de Florida.

El Programa de Comida Justa es un pacto histórico entre jornaleros, los cultivadores de jitomate de Florida (principal productor del país) y ahora 12 empresas nacionales de la rama alimenticia en la que se implementan normas y protecciones laborales incluida cero tolerancia para trabajo forzado y el acoso sexual, mecanismos para resolver disputas y establecimiento de comités de salud y seguridad en cada granja. Además, el programa establece que se entregará un pago extra de un centavo por libra, lo que resulta en incrementos significativos en el ingreso de los trabajadores.

El programa ha sido elogiado tanto por la Organización de Naciones Unidas como por la Casa Blanca y figuras como el ex presidente Jimmy Carter y el Centro Robert F. Kennedy por Derechos Humanos y la Fundación Franklin Roosevelt que lo consideran una de las iniciativas más exitosas en abordar los abusos de los jornaleros.

La CIW, a través de campañas nacionales incesantes con una amplia red de aliados, sobre todo estudiantes, religiosos y de defensa de derechos de inmigrantes, ha logrado lo que todos veían en un inicio como imposible: lograr acuerdos con las empresas de la rama alimenticia más importantes del país para establecer una serie de normas laborales e incrementar el salario de los jornaleros a través del pago de un centavo más por libra de jitomates. Así, desde 2001, Taco Bell, McDonald’s, Burger King, Subway, Chipotle y cadenas nacionales de supermercados como Whole Foods, Trader Joe’s, entre otros, han aceptado, uno por uno, negociar y firmar acuerdos con la CIW. El programa está creando una nueva industria agrícola, afirmó Benítez.

Incansable e incesante en su campaña para transformar las condiciones de los jornaleros agrarios, la CIW, inmediatamente después de la firma del acuerdo, continuó su ofensiva contra otras empresas. Benítez afirmó a La Jornada que “con este acuerdo de hoy se plantea la pregunta: ¿qué excusa tiene Wendy’s para no sumarse al Progama de Comida Justa, qué excusa tiene Publix (cadena de supermercados)”? Wendy’s es la única de las cinco principales cadenas nacionales de comida rápida que ha rechazado el Programa de Comida Justa.

Ninguna organización laboral, incluidos los sindicatos nacionales más poderosos, han logrado que Walmart negocie directamente con ellos y, de hecho, la empresa es famosa por ser una de las más antisindicales del país. Walmart, el empleador privado más grande del país (igual lo es en México) también ha sido emblema de la nueva economía de salarios bajos y beneficios limitados. Por ello, con el acuerdo anunciado, la organización de jornaleros, en su mayoría inmigrantes mexicanos junto con guatemaltecos y haitianos, logró hoy algo histórico que seguramente sorprendió al mundo laboral aquí.

Para mayor información ver: http://ciw-online.org