Mundo
Ver día anteriorDomingo 26 de enero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Anonymous llamó a denunciar la precariedad de servicios públicos

Vandalismo en Sao Paulo tras protesta contra Mundial 2014

Un grupo se enfrentó a la policía e incendió al menos un vehículo

Foto
La corrupción y el gasto realizado en organizar la Copa Mundial de Futbol fueron objeto de la crítica de cientos de manifestantes que marcharon por las calles de Sao PauloFoto Ap
Afp
 
Periódico La Jornada
Domingo 26 de enero de 2014, p. 19

Brasilia, 24 de enero.

Las manifestaciones contra la realización del Mundial 2014 convocadas por el grupo de hackers Anonymous en Brasil, aunque con escasa participación, terminaron con actos de violencia y vandalismo en Sao Paulo el sábado, reportó la prensa local.

Unas 2 mil personas se congregaron en los alrededores del Museo de Arte de Sao Paulo (Masb) y luego avanzaron por la importante avenida Paulista y otras arterias de la ciudad.

La protesta inició pacífica, pero luego algunos manifestantes se separaron y enfrentaron a la policía. Al menos un vehículo fue quemado y hubo diversos actos de vandalismo. Se quemaron botes de basura y algunos negocios y bancos fueron afectados.

La prensa reportó la presencia de miembros de la organización anarquista Black Bloc que suelen actuar encapuchados en este tipo de manifestaciones.

Los letreros de los manifestantes traían mensajes como Si no hay derechos, no hay Copa, Si no hay transporte, la Copa se va a detener o Fifa go home.

También Brasil, vamos a despertar, un profesor vale mucho más que Neymar, haciendo alusión a los sueldos de los futbolistas frente a los de los maestros.

Las protestas buscan denunciar la precariedad de los servicios públicos (transporte, salud, educación) y las colosales inversiones en la Copa del Mundo, que se disputará del 12 de junio al 13 de julio en 12 ciudades brasileñas.

En junio del 2013, durante la Copa Confederaciones, más de un millón de personas salieron a las calles a reclamar por mejoras en los sistemas de transporte, salud y educación, contra la corrupción y por los gastos que realizaba el país en la Copa del Mundo.

La convocatoria del sábado se hizo en 36 ciudades del país, pero en la mayoría de ellas, como Río de Janeiro, Goiania o la capital Brasilia, la convocatoria fue baja y el desarrollo pacífico.