Mundo
Ver día anteriorMiércoles 29 de enero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Expertos desarrollan un sistema para codificar la información

Inteligencia de EU paga para proteger datos espiados por la NSA

Empresa creadora de Angry Birds niega trabajar con servicios secretos

Ap, Afp y Dpa
 
Periódico La Jornada
Miércoles 29 de enero de 2014, p. 27

Washington, 28 de enero.

Mientras el gobierno del presidente Barack Obama considera poner fin al almacenamiento de millones de registros telefónicos de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), las autoridades están financiando discretamente estudios para prevenir que intrusos vean detalles de aquellos a quienes se espía.

La Oficina del Director de Inteligencia Nacional paga a al menos cinco equipos de investigaciones en todo el país para que desarrollen un sistema para mantener grandes volúmenes de registros telefónicos codificados fuera del gobierno.

El proyecto es una de varias ideas que podrían permitir que el gobierno almacene los registros telefónicos de estadunidenses en una compañía de teléfonos o una organización independiente, pero aún así poder revisarlos cuando lo necesite.

Los datos almacenados estarían protegidos por un código secreto que ocultaría detalles identificadores de la curiosidad de intrusos e incluso de los dueños de las base de datos en cuestión, de acuerdo con documentos obtenidos por The Associated Press y entrevistas con investigadores, ejecutivos corporativos y funcionarios.

El gobierno ha dado apenas descripciones vagas de los cambios que planea para la colección diaria de registros telefónicos estadunidenses por la NSA, que actualmente son mantenidos por la agencia en sus bancos de datos.

Para resolver cuestiones legales, de privacidad y libertades civiles, el presidente Obama ordenó este mes que el secretario de Justicia Eric Holder, y altos funcionarios de inteligencia, recomienden cambios para el 28 de marzo que permitirían a Estados Unidos identificar posibles llamadas telefónicas de terroristas sin que el gobierno tenga que retener los registros telefónicos.

En tanto, la empresa creadora de la aplicación Angry Birds, la finlandesa Rovio, negó que trabaje con los servicios secretos estadunidenses y británicos, después de que The New York Times y The Guardian publicaron informaciones sobre el espionaje realizado a través del popular juego.

Según los medios, la NSA y el servicio británico Government Communications Headquarters (GCHQ) recaban datos como ubicación, edad o género de los usuarios a través de ciertas aplicaciones, entre ellas la popular Angry Birds.

Rovio negó tener conocimiento de estos hechos, pero admitió que se puede acceder a los datos de los usuarios a través de las redes de publicidad que colocan anuncios en los juegos.

El canal estadunidense NBC aseguró que la NSA también analiza informaciones de la plataforma de videos YouTube y de redes sociales como Facebook y Twitter.

En este contexto, la comisaria de Privacidad Interina de Canadá, Chantal Bernier, instó a los legisladores a tomar medidas enérgicas contra los espías del gobierno que vigilan sin razón las redes sociales para obtener datos personales de los ciudadanos, de acuerdo con un informe especial que envió al Parlamento.

Enlaces:

Los cables sobre México en WikiLeaks

Sitio especial de La Jornada sobre WikiLeaks