Deportes
Ver día anteriorSábado 15 de febrero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

Una competidora cerró su cuenta para evitar distracciones

Las redes sociales potencian el amor en la villa olímpica

La aplicación para buscar pareja reporta 400% más actividad diaria

Foto
El suizo Sandro Viletta se repuso en el supercombinado del esquí alpino para superar al favorito, el croata Ivica Kostelic, quien sumó su tercera plata olímpica consecutivaFoto Reuters
Foto
La bielorrusa Alla Tsuper, de 34 años, fue la única de las cuatro finalistas que no cayó, para así ganar la medalla de oro en esquí acrobático, prueba en la cual obtuvo 98.01 puntosFoto Reuters
Dpa
 
Periódico La Jornada
Sábado 15 de febrero de 2014, p. a13

Sochi, 14 de febrero.

El sexo entre atletas en la villa olímpica es tan antiguo como la propia villa olímpica, pero las tecnologías y las redes sociales facilitan aún más el intercambio de culturas.

Además de calurosos, con los termómetros alcanzando los 19 grados centígrados, los Juegos de Invierno de Sochi están siendo muy calientes. Y en parte gracias a todas las nuevas opciones de que disponen los deportistas, que ya pueden flirtear incluso sin necesidad de salir de su habitación.

Tinder (aplicación para conseguir citas) en la villa olímpica es el siguiente nivel. ¡Todos son atletas! En la villa de la montaña todos son atletas. Es divertidísimo. Hay algunos guapos, señaló la snowboarder estadunidense Jamie Anderson, oro en halfpipe, al US Weekly.

Tinder es una red social de contactos que explotó en Sochi con la llegada de los deportistas, dueños de cuerpos atléticos y esculturales y la mayoría con las hormonas disparadas. No teníamos mucha actividad en Sochi antes de los Juegos, admitió el director ejecutivo de la compañía, Sean Rad, al Wall Street Journal.

La red social crece un 400 por ciento diariamente en Sochi, pero algunos, como la propia Anderson, decidieron dejar de navegar en busca de amigos para no desviarse del propósito de lograr una medalla.

Hubo un momento en el que dije, está bien, esto distrae demasiado, señaló. Borré mi cuenta para centrarme en los Juegos.

El lema de la red social promete emociones: Tinder es como la gente se conoce. Es como la vida real, pero mejor. Y las camas de la villa olímpica, pese a que según los atletas son bastante pequeñas, seguro que dan buena cuenta de ello.

Aunque el colchón no es el único lugar de esos encuentros, según reveló la futbolista Hope Solo en una entrevista con ESPN poco antes de los Juegos de Londres 2012.

Hay mucho sexo, aseguró la campeona olímpica en Pekín 2008. He visto gente haciéndolo al aire libre. Sobre el césped, entre edificios. La gente hace cosas bien sucias.

La red social Tinder rastrea los perfiles de los usuarios y pone en contacto a gente con intereses parecidos. Una vez conectados, los atletas deciden si aceptan o no la propuesta.

La snowboarder neozelandesa Rebecca Torr fue una de las que lo puso de moda. Su cuenta de Twitter era un hervidero de mensajes en referencia a la novedosa red social, a través de la que intentaba buscar a los atletas del equipo jamaicano de bobsleigh.

Los encontré: un honor conocerlos, señaló en una foto que subió.

Los juegos son algo serio. No nos permiten pasarlo bien..., escribió en otro tuit antes de asegurar que la mayoría de sus mensajes no tenían que ser tomados en serio.

Quizá deba hacer un comunicado oficial diciendo que 99 por ciento de lo que digo en Twitter NO es serio, señaló acusando a la mala prensa.

Según estimó el nadador estadunidense Ryan Lochte antes de Londres 2012, entre 70 y 75 por ciento de los olímpicos participa en lo que el canal estadunidense ESPN llamó los auténticos Juegos.

Auténtico fue también el burdel que llegó a montar el tirador estadunidense Josh Lakatos en Sydney 2000, donde después de competir se apoderó de un edificio vacío y proveyó a sus colegas de lo que más falta en la villa: intimidad. ¡Al final, estaba dirigiendo un burdel en la villa olímpica! Nunca había visto tanto libertinaje en mi vida, aseguró.

En San Valentín, los que tienen lejos a sus parejas prometieron hoy fidelidad.

Yo tengo novia en Italia. Por ahí salgo a festejar después de la carrera, pero sólo por el resultado, señaló el esquiador argentino Cristian Simari Birkner. Pero fiesta en el club ahí arriba en la villa olímpica seguro que hay.

Según medios, los casi 3 mil atletas tienen a su disposición 100 mil condones para los Juegos.

Para el resto, los solteros, Tinder ofrece una nueva vía: la búsqueda 2.0 de contactos en la villa.