Opinión
Ver día anteriorLunes 17 de febrero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Astillero

PRD, ¿otra refundación?

Candidaturas externas

Chuchos controladores

¿Ebrard, Monreal o AMLO?

Julio Hernández López
Foto
COMUNIÓN. El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, durante la clase colectiva de yoga, efectuada ayer en el Monumento a la Independencia, en Paseo de la ReformaFoto Cristina Rodríguez
L

a corriente que controla la estructura del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Nueva Izquierda (NI), también conocida como los Chuchos, estudia las posibilidades de lanzar un plan de refundación del sol azteca el próximo 5 de mayo. El grupo dominante del perredismo está consciente del desgaste que ha sufrido y del fuerte reto que significa Morena, ante lo cual cree llegado el momento de plantear alternativas e innovaciones.

Además de impulsar ciertas formas de debate y autocrítica, se ha empezado a negociar con una decena de personajes relevantes (intelectuales, académicos, miembros de la sociedad civil de presunta buena fama pública), los cuales no participan en el PRD, para que acepten contribuir a ese proceso de fortalecimiento y luego sean candidatos a diputados federales en lugares seguros de las listas plurinominales. Se ha analizado incluso la posibilidad de que en un gesto de congruencia pudiera promoverse la expulsión de algún legislador o funcionario cuya conducta sea notablemente lesiva a la imagen de ese partido (algunos insisten en que el destinatario de ese castigo ejemplar sea el titular de una delegación política del sur del Distrito Federal). Otra propuesta, ya ventilada públicamente por Carlos Navarrete, busca que las elecciones internas sean organizadas en el futuro por el Instituto Nacional de Elecciones, para conjurar el fantasma hasta ahora recurrente de las acusaciones de fraude entre correligionarios.

Ese diseño, aún en borrador, del PRD refundado, considera como pieza fundamental, ya casi inserta en el rompecabezas, a Cuauhtémoc Cárdenas como presidente del comité nacional. De hecho, los dirigentes de Nueva Izquierda (Zambrano) y los cinco gobernadores formalmente pertenecientes al perredismo (Nuñez, Graco, Aguirre, Cué y Mancera) han propuesto al michoacano como candidato de unidad, pero él aún no da el sí definitivo. A él se le dejaría la representación pública del partido y se le cederían candidaturas viables a San Lázaro (desde ahora se habla de uno de sus hijos, como ya se había apuntado aquí en entrega anterior) y en procesos locales que fueran de su interés. Pero los Chuchos se dedicarían al manejo de la política interna del sol azteca y a mantener sus redes de control nacional, desde la secretaría general, con Carlos Navarrete de nuevo en ese cargo. Nueva Izquierda lleva 18 años consecutivos controlando esas estructuras y redes desde la presidencia, directamente, o desde la secretaría general. Uno de los principales dirigentes de NI ha dicho que ni siquiera López Obrador pudo vencerlos en la lucha interna.

Sin embargo, el factor AMLO pesa fuerte en los replanteamientos cupulares perredistas. Hay miembros de la cúpula de los Chuchos que estiman que el sol azteca quedará en tercer lugar de preferencias electorales (pues aceptan que Morena les restará votos, mientras Acción Nacional no tiene escisiones que se vayan a reflejar en las urnas, sino solamente en batallas internas) y que el nuevo partido de izquierda, Morena, alcanzará el cuarto lugar. En las elecciones estatales, el PRD concentrará sus esfuerzos en Guerrero y Michoacán, donde hasta ahora los precandidatos punteros son Armando Ríos Píter y Silvano Aureoles, respectivamente.

A Marcelo Ebrard se le insistirá en que acepte ser candidato a diputado federal y coordinador de esa bancada de negro y amarillo, aunque pareciera que al más reciente de los ex jefes del gobierno capitalino le interesa encartarse en el proceso de 2018 con el apoyo de los partidos del Trabajo y Movimiento Ciudadano (que se han alejado de la órbita de López Obrador) pero desembocando en el momento oportuno en Morena, bajo el supuesto de que el tabasqueño no estará en las mejores condiciones físicas y políticas para buscar su tercera candidatura presidencial y tendrá que ceder el paso a alguno de los dos personajes que podrían recibir la estafeta, el propio Ebrard (a quien supuestamente se le debe la siguiente postulación, por haberse allanado a la de AMLO en 2012) y Ricardo Monreal, quien sigue estando apegado a las líneas trazadas por López Obrador. Por lo pronto, quien fue jefe de Gobierno del DF de 2006 a 2012 ha dicho a Katia D’Artigues que para 2018 ya no será bien portado y tiene planes alternos, b y c, por si no prospera su intención de presidir al PRD (http://bit.ly/1ho0RWB ).

Astillas

Lo que reunirá a los jefes políticos de Estados Unidos, Canadá y México en la ciudad de Toluca (ya tomada militarmente para garantizar la seguridad del encuentro) no será solamente el recuerdo de lo hecho con el Tratado de Libre Comercio del salinismo inicial, sino la formulación de nuevos acuerdos (públicos, algunos, pero discretos o secretos los más importantes) en esta segunda oleada de reformas neoliberales que es aún más grave que la primera, con peores y más duraderos efectos sobre la soberanía nacional y con previsibles impactos negativos muy fuertes en cuanto a la desigualdad social… No le fue a Felipe Calderón ni tan mal como sus adversarios suponían ni tan bien como sus allegados esperaban. Hubo protestas en recuerdo de la violencia social que impuso, con el saldo terrible de casi un centenar de miles de muertes. Pero pudo instalar su fundación de parapeto y alcanzó a trazar en persona algunos planes en favor de su alicaído candidato a la sucesión panista, Ernesto Cordero... Fausto Vallejo sirve más al comisionado Castillo sosteniéndose en su fantasmal condición de presunto gobernador que formalizando su renuncia para dar paso a la instalación de otro mandatario de paja, éste por muy poco tiempo y de manera interina. Por ello decidió seguir desempeñando el papel de simulación que el gobierno federal le ha asignado en la tragicomedia tarasca…Y mientras Gravity sigue en la cosecha de reconocimientos internacionales, con el mexicano Alfonso Cuarón obstinado en mantenerse con los pies en la tierra, ¡hasta mañana, con el adiós a Federico Campbell, una más de las plumas brillantes que van dejando físicamente este México cada vez más sombrío!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Hernández

Añadir un comentario