Política
Ver día anteriorMiércoles 19 de febrero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Crisis en Venezuela
Evitamos la guerra civil: Maduro

La ultraderecha quería matar a Leopoldo López

Pretendía culpar al gobierno, crear una crisis política y llevarnos al enfrentamiento

El líder opositor se entregó a la justicia para evitar el ajusticiamiento fascista

El mandatario pide a Obama rectificar su política injerencista en el país sudamericano

Foto
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, saluda a los asistentes a la Marcha de trabajadores petroleros en defensa de la democracia revolucionaria, frente al Palacio de Miraflores, donde explicó el complot para asesinar al líder opositor Leopoldo LópezFoto Xinhua
Afp, Dpa, Ap, Pl, Reuters, Notimex y Xinhua
 
Periódico La Jornada
Miércoles 19 de febrero de 2014, p. 2

Nosotros terminamos cuidando la vida de Leopoldo López (líder opositor), aseguró hoy el presidente venezolano Nicolás Maduro al denunciar que la derecha, la más ultraderecha en Miami y Venezuela, ante la orden de captura dictada contra Leopoldo López, movilizaron a unos grupos para buscarlo, matarlo, crear una crisis política y llevarnos a una guerra civil en Venezuela.

Desde el emblemático balcón del pueblo en el Palacio de Miraflores, Maduro se dirigió a miles de seguidores, a quienes explicó que el complot contra López –acusado por la justicia venezolana de planificar los disturbios que han dejado cuatro muertos y decenas de heridos en la última semana– fue planificado para culpar al gobierno, por lo que pidió al presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, comunicarse con la familia de López para alertarla de la situación.

Cabello se trasladó a la residencia de la familia López. Estuvimos conversando durante tres madrugadas con la familia de Leopoldo López. (La derecha) quería matarlo y por eso, como gobierno humanista que somos, lo estamos protegiendo, dijo Maduro al explicar que de ese modo el líder opositor aceptó entregarse a la justicia.

En estos momentos el compañero (Cabello), manejando su carro, está llevando a una cárcel fuera de Caracas a Leopoldo López para que responda ante la justicia. Para que ustedes vean qué hacemos en una revolución para garantizar la paz. nosotros terminamos cuidando la vida de Leopoldo López, dijo Maduro.

Manifestó: “Yo sé que su padre y su madre, así estén en contra de nosotros, en su corazón saben que nosotros salvamos la vida de su hijo. Que lo sepa Venezuela y el mundo.

Hoy deben saber ustedes que se desarrollaron acontecimientos pacíficos, con la entrega, como debía ser, de este jefe político de la derecha venezolana, que tiene que responder ante la fiscalía y la justicia, indicó Maduro, tras la amenaza de que hoy 18 de febrero derrocaban al gobierno nacional. ¡No hay derecho de someter a un país a la guerra sicológica, a la zozobra!, añadió el mandatario.

López, quien está inhabilitado por la justicia para ejercer cargos públicos desde 2008, acusado de apropiación de fondos públicos, llamó el domingo, en un video en Internet, a una marcha para este martes, al término de la cual se entregaría en el Ministerio de Justicia. Niega las acusaciones del gobierno de que instigó la violencia ocurrida en días recientes en el contexto de las protestas estudiantiles contra la crisis económica y la inseguridad.

En otro video que hoy subió también a Internet, en el que aparece acompañado por su esposa, López reiteró que se entregaría a la justicia.

Este jefe político de la derecha fascista venezolana ya está en manos de la justicia, dijo Maduro ante una multitud de trabajadores petroleros que marchó en su apoyo. Tiene que responder ante la fiscalía, ante los tribunales, por sus llamados a la sedición, al desconocimiento de la Constitución.

El político opositor, economista de 42 años con estudios en Harvard, apareció ante miles de simpatizantes en la plaza Brión, en el este de la capital, pronunció un breve discurso y trepó a una tanqueta que vigilaba la concentración. Con una bandera venezolana en el puño derecho en alto y una flor en la mano izquierda, entró al vehículo mientras sus seguidores coreaban: ¡Leopoldo, amigo, el pueblo está contigo!

Si mi encarcelamiento vale para el despertar de un pueblo, para que Venezuela despierte definitivamente y podamos construir ese cambio en paz y democracia, entonces vale este encarcelamiento infame, dijo López antes de entrar a la tanqueta, escoltado por miembros de la Guardia Nacional.

Luego de avanzar unas calles dentro del vehículo blindado, los militares trasladaron a López a una camioneta todoterreno. Pero la marea de manifestantes bloqueó las principales avenidas de la capital y las fuerzas de seguridad tuvieron que llevar al opositor a un aeropuerto militar en Caracas, de donde Cabello lo trasladó en su automóvil a una cárcel fuera de la capital.

Ante sus seguidores, López dijo que tenía la opción de irse del país o quedarse en la clandestinidad, pero que no tenía nada que esconder y se considera un perseguido político. Su partido, Voluntad Popular, informó que el político pasaría la noche en la cárcel militar de Ramo Verde y que la audiencia ante un tribunal fue diferida para este miércoles.

Más tarde, Maduro se dirigió a miles de simpatizantes que marcharon hasta el balcón del pueblo. En varias ocasiones recordó al fallecido mantadario Hugo Chávez y afirmó que la embestida de la derecha ha sido frenada, en referencia a los actos violentos protagonizados por grupos de choque durante las protestas opositoras.

He estado personalmente conduciendo las operaciones para garantizar la paz, ante la convocatoria del fascismo hoy con sus bandas armadas, con sus grupos entrenados. Puedo decirlo hoy: hemos garantizado la paz y hemos contenido el ataque, por ahora, agregó.

Resaltó que en Venezuela hay plenas libertades democráticas para hacer política y no hay derecho a que el pueblo se haya visto sometido por pequeños grupos armados enmascarados desde el 12 de febrero. Por eso convocó a un diálogo nacional para trabajar por la paz e instó a los gobernadores de oposición a trabajar juntos.

Llamó a los gobernadores de derecha de Miranda, Henrique Capriles; Lara, Henry Falcón, y Amazonas, Liborio Guarulla, a entrar en razón y a trabajar en democracia, tras reclamarles que se hayan unido a la campaña de desestabilización del país y no asuman sus compromisos como autoridades regionales al abstenerse de asistir a una reunión del Consejo Federal de Gobierno.

Insistió en que en los cerca de 10 meses que él lleva gobernando, la oposición ha ensayado todos los mecanismos para matarme, para derrocarme, para hacerle daño a este pueblo, y sostuvo que prevalece su política de sembrar odio, racismo e intolerancia.

Tras subrayar la comunicación entre la cúpula de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) con el alto mando militar y comandantes de tropas para garantizar el orden y la tranquilidad, Maduro instó a Estados Unidos a que rectifique su política de injerencia en su país.

La FANB estará siempre del lado de la justicia y el desarrollo patrio, dijo la ministra de Defensa, la almirante en jefe Carmen Meléndez. Todo acto de violencia nos lleva al atraso, a la intolerancia.

Los problemas de los venezolanos los resolvemos los venezolanos, dijo Maduro al criticar a su par colombiano, Juan Manuel Santos, quien llamó a la calma y al diálogo en Venezuela. También arremetió contra el chileno Sebastián Piñera para que se mantenga al margen. Ya basta, carajo, expresó.

Se preguntó qué quieren los mandatarios extranjeros, entre los que citó también al presidente estadunidense Barack Obama: ¿que yo condecore a los enmascarados? (de las protestas)

La víspera, un estudiante murió durante una protesta antigubernamental, la cuarta víctima en una semana de manifestaciones. El joven de 17 años fue arrollado cuando participaba en una marcha en la ciudad oriental de Carúpano, dijo la fiscalía. Además se informó de 11 heridos en protestas en Carabobo, entre ellos la miss turismo local, Génesis Carmona.

De acuerdo con el gobierno, podría haber una quinta víctima. La ministra de Información, Delcy Rodríguez, dijo en su cuenta de Twitter que un trabajador textil fue asesinado a tiros en Caracas por grupos violentos que buscaban realizar un golpe de Estado apoyado por Estados Unidos.