Opinión
Ver día anteriorJueves 27 de febrero de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio
Astillero

Josefina desapoya

Calderonismo de caída

Alcántara y El País

Expansión mexiquense

Julio Hernández López
Foto
SE QUEDAN EN NEUTRAL. Josefina Vázquez Mota, ex candidata presidencial del Partido Acción Nacional, anunció ayer: no presentaré mi candidatura a la presidencia del CEN del PAN y mantendré una posición neutral ante los contendientes. La acompañaron en rueda de prensa Carlos Medina y Luis Felipe Bravo Mena, entre otros correligionariosFoto José Antonio López
J

osefina Vázquez Mota ha movido pieza en el tablero de blanco y azul (un movimiento, por cierto, exageradamente cantado) para declararse en una posición de presunta neutralidad activa que difícilmente puede ser trasplantada al callejón panista de los pleitos pandilleros desde el jardín conceptual internacional del que fue tomada (dos ejemplos: Suiza la postuló para explicar su actuar frente a la guerra del Líbano, http://bit.ly/1bMYXMZ y Vinicio Cerezo Arévalo la reivindicó en Guatemala frente a conflictos centroamericanos http://bit.ly/1codHNl).

Esa neutralidad, que al ser activa deja de serlo, sobre todo en un terreno minado como es el panista, acaba siendo una coartada de la ex candidata presidencial para disfrazar el hecho concreto de que se negó a sumarse al bloque, fundamentalmente de calderonistas, que con Ernesto Cordero como punta de lanza ha pretendido descarrilar al taimado Gustavo Madero, quien parece tener todo acomodado para la obtención de un segundo periodo como dirigente del PAN. No apoyar al senador en caída significa apoyar al chihuahuense que va a la alza. Esa maniobra puede envolverse en lucidores discursos de crítica al proceso electoral interno en sí, de denuncia de los riesgos de la polarización enconada y de encomio de los magnos propósitos de rencauzamiento del partido en cuestión, pero en términos crudos, en medición pragmática, lo que Josefina ha hecho es darle al grupo calderonista un golpe que probablemente signifique no sólo la pérdida en la contienda inmediata, sino la confirmación de una derrota grave, acaso definitiva, para quien ocupó Los Pinos hasta 2012.

Felipe Calderón no pudo imponer en diciembre de 2010 a Roberto Gil Zuarth como presidente del comité nacional panista, ante la resistencia, que resultaría triunfadora, del entonces senador Gustavo Madero. Gil fue una hechura acelerada de Calderón (en nueve meses pasó de diputado federal a subsecretario de Gobernación y a candidato a presidir al PAN; luego sería secretario particular del propio FC) que pretendía dar continuidad a la imposición felipista de personajes manejables en la conducción de ese partido. Pero no poder desde Los Pinos instalar al líder de su partido significó el colmo del no poder del mencionado Calderón. Lo que hoy se vive, con Cordero como retador, podría ser el asalto final de una pelea tan largamente perdida que Vázquez Mota prefiere abandonar al calderonista y apostar neutralmente por el muy probable ganador, con la vista puesta en una diputación federal como también pretende, como plataforma familiar futurista, Margarita Zavala Gómez del Campo.

El 1º de agosto del año pasado se anunció una asimétrica alianza entre un grupo periodístico enraizado en el estado de México, Mac Mutimedia, y el diario español El País. Mac tiene como principales marcas el diario deportivo Estadio, la revista Cambio (ganadora de reciente fama nacional debido a la contratación masiva de espacios publicitarios para difundir su portada con la imagen del gobernador de Chiapas, Manuel Velasco) y otras publicaciones como Capital de México, Rumbo de México, Diario DF, The News y ocho periódicos regionales, entre los cuales destaca El Diario de Toluca. Además, la empresa fundada por Anuar Maccise Dib (de allí el Mac) y ahora dirigida por sus hijos Luis y Anuar tiene estaciones de radio y programas de televisión a difundir por cable  (http://bit.ly/1lmcFcI).

El estilo periodístico e incluso el peso económico inmediato de Mac Multimedia no parecieran ser los factores que más motivaran a una firma como El país, perteneciente a Prisa, a trabar una alianza como la mencionada, a la que han seguido otras en las que el factor mexiquense está muy presente.  Este 22 se ha informado que el mismo grupo Mac Multimedia ha llegado a un acuerdo de colaboración (http://bit.ly/1dB3U6P) con Reporte Índigo (http://bit.ly/ODW4Ea), publicación que tiene como director general y presidente a Ramón Alberto Garza y como vicepresidente y director adjunto a Antonio Navalón, este último un periodista que nació en España pero renació en México en 2005 y que entre otras actividades es representante de grupo Prisa desde 2001, según menciona en su blog (http://bit.ly/NxVKFG).

La expansiva prosperidad mexiquense de sexenio peñista ha llegado hasta el consejo de administración del grupo Prisa, editor de El País, en la persona de Roberto Alcántara Rojas, un poderoso personaje siempre relacionado con el poder priísta y en especial con los políticos del llamado Grupo Atlacomulco, como Enrique Peña Nieto. Alcántara es principal accionista de Inversionista de Autotransportes Mexicanos (IAMSA), la firma que concentra unos nueve mil autobuses en todo el país, y de Viva Aerobús, la línea de vuelos de bajo costo asociada con la irlandesa Ryanair. Además, está muy interesado en ganar las licitaciones de trenes de pasajeros que ha anunciado la administración de su paisano Peña. El mismo presidente del Grupo Toluca, Alcántara Rojas, adquirió el extinto Bancrecer durante el gobierno del ex presidente Carlos Salinas, entidad que posteriormente fue rescatada con fondos públicos después de la crisis de 1995, según relató Roberto González Amador en La Jornada de este miércoles (http://bit.ly/1fsgIlw).

Con nuevos socios mexiquenses (Mac Multimedia y, por añadidura, Reporte Índigo) y nuevo miembro mexiquense en el consejo de administración (Roberto Alcántara Rojas, consejero independiente, es decir, no necesariamente aportador de capital), el grupo Prisa también ha comenzado la renovación de la dirección general del diario El País, donde el corresponsal en Washington, Antonio Caño, sustituirá a partir del 4 de mayo a Javier Moreno. El colmo de las nuevas noticias sería que ese conglomerado hispano-mexiquense decidiera concursar por una cadena nacional de televisión abierta. Pero, aun cuando tan tentadora posibilidad de la pantalla no se materializara, lo cierto es que los aires mexiquenses sexenales están consolidando proyectos periodísticos ambiciosos. ¡Hasta mañana!

Twitter: @julioastillero

Facebook: Julio Astillero

Añadir un comentario