Política
Ver día anteriorLunes 3 de marzo de 2014Ver día siguienteEdiciones anteriores
Servicio Sindicado RSS
Dixio

El capo sólo podría ser entregado a Estados Unidos cuando tenga sentencia condenatoria

Amparo otorgado a El Chapo frena posible extradición exprés
Alfredo Méndez
 
Periódico La Jornada
Lunes 3 de marzo de 2014, p. 6

Un juzgado federal concedió este fin de semana una suspensión definitiva a Joaquín El Chapo Guzmán, que frenará varios meses cualquier posible intento del gobierno mexicano de implementar una extradición ‘‘exprés’’ del líder del cártel de Sinaloa a Estados Unidos, informaron fuentes del Poder Judicial.

El juzgado octavo en materia de amparo concedió esa protección de la justicia al capo, detenido actualmente en el penal del Altiplano, en Almoloya, estado de México.

En su demanda de amparo, los abogados de El Chapo argumentaron que si bien en el sexenio de Felipe Calderón se autorizaron las ‘‘extradiciones temporales’’ (la posibilidad de que narcotraficantes mexicanos fueran enviados a Estados Unidos aun sin haber recibido sentencia en tribunales mexicanos), eso viola un protocolo internacional de extradición suscrito por México en 1997, mediante lo cual las autoridades se obligan a entregar a un delincuente al país requirente hasta que tenga sentencia condenatoria en la última instancia judicial de su país de origen.

La semana pasada, el mismo juzgado de amparo concedió una suspensión provisional a Guzmán Loera, quien el sábado 22 de febrero fue detenido en Mazatlán, Sinaloa, e internado ese mismo día en un penal federal.

A decir de abogados que han llevado en años anteriores algún juicio penal abierto contra alguno de los hijos de El Chapo Guzmán, la estrategia a seguir por el líder del cártel de Sinaloa es evitar a toda costa una extradición a Estados Unidos.

En México, cualquier imputado puede extender sus procesos penales durante años, ofreciendo una y otra vez pruebas de descargo, razón por la que Guzmán Loera podría estar en una prisión entre dos y cinco años antes de recibir sentencia por alguno de los ocho nuevos cargos que tiene pendientes en tribunales mexicanos.